Los 10 pueblos con más encanto de Marruecos

20 noviembre, 2015 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 pueblos con más encanto de Marruecos

A pesar de estar a tan solo unas pocas horas de España, volar a Marruecos es hacerlo a un mundo totalmente diferente. Su cultura exótica, sus colores, sus sabores, su particular arquitectura y su especial forma de entender el arte, lo convierten en un lugar muy, muy especial.  Por su cercanía, no tienes excusa para viajar a este paraíso. Te proponemos un recorrido por 10 de sus pueblos y ciudades más maravillosos.

1. Marrakech

Si hablamos de Marruecos tenemos que hablar de Marrakech, uno de sus principales atractivos turísticos. Aterrizar en este lugar es hacerlo en una realidad totalmente distinta a la nuestra, un lugar donde cada rincón es sorprendente. Desde su plaza Jemaa El Fna, con sus encantadores de serpientes, sus vendedores ambulantes y sus ya famosos zumos de naranja, hasta su maravilloso zoco, pasando por La Madrasa Ben Youssef (la universidad) o la Mamounia,  todo te resultará alucinante.

Foto: Roberto Trm

2. Chefchaouen

Al norte de Marruecos hay un paraíso azulado con un toque  andaluz muy marcado. De aspecto medieval, Chefchaouen es una de las ciudades más bonitas de Marruecos, un lugar donde sus callejuelas estrechas y sus casas llenas de cal no te dejarán indiferente. Su medina, repleta de gente, hoteles y cafés, sigue conservando su encanto histórico, tal vez por ese color azul intenso que tanto la caracteriza y que ha sido fruto de muchos debates a lo largo de su historia. Los hay que opinan que se usa para espantar moscas, otros aseguran que frente al verde, usado por los judíos del Islam, los sefardíes intentaban diferenciarse. Pero lo cierto es que ni una ni otra versión están corroboradas.

Foto: Mark Fischer

3. Moulay Idriss

Es uno de los lugares más visitados por los musulmanes ya que son muchos los que año tras año acuden a ver el santuario de la dinastía Idris, el cual está cerrado para el resto de turistas. Sus calles estrechas sobre el monte Zerhoun te llevarán por un mundo de colores y monumentos del que no querrás salir. Además,  si quieres escapar del bullicio del centro, puedes visitar el yacimiento romano mejor conservado  de África, Volubilis.

Foto: jfgornet

4. Assilah

Junto al mar se levanta imponente Assilah, un pequeño oasis blanco que nada tiene que ver con las grandes ciudades de Marruecos.  Conocida como “Medina blanca”, la medina de este lugar no presenta callejuelas laberínticas, ni un aspecto descuidado. Al contrario, en ella llaman la atención las paredes blancas, los murales pintados, y los coloridos marcos de las puertas y ventanas.

Foto:  kdperico

5. Ait Ben Haddou

En el corazón del valle de Ounila, camino a Ouarzazate , no hay nadie que no haya sucumbido a los encantos de Ait Ben Haddou, un pueblo literalmente de película que ha servido de escenario a grandes films como Lawrence de Arabia o Gladiator. Aún pueden verse en este lugar las ruinas del alcázar más impresionante del Alto Atlas. Considerado  Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no puedes irte de Marruecos sin atravesar las múltiples puertas de este lugar.

ait ben_ejwwest

6. Essaouira

Por su cercanía a la costa, sus tonos claros y su medina no tan agobiante como en el resto de lugares, Essaouira recuerda en parte a Assilah. Considerada Patrimonio de la Humanidad, muchos conocen este hermoso lugar como “La Bella Durmiente”, un sitio donde no existen las calles laberínticas y aunque los rasgos musulmanes están presentes en cada rincón, este pueblo deja entrever ciertos toques europeos que contrastan con los imponentes bastiones y las murallas que la protegen.

Foto: tango-

7. El Jadida

De origen portugués, esta ciudad fortificada ha sido declarada Patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Tal vez lo más llamativo de este lugar sean los cuatro bastiones rehabilitados (en su origen cinco) que se extienden a lo largo de sus calles y que ofrecen unas vistas espectaculares.  Tras su muralla, uno puede encontrarse verdaderos tesoros como la iglesia de la Asunción o la Cisterna Portuguesa.

Foto: Antonio Cinotti

8. Fez

Es muy común escuchar comparaciones entre Fez y la vieja ciudad amurallada de Jerusalén, y no les falta razón. Sus estrechas calles que se pierden en todas direcciones, sus particulares edificios y el buen ambiente que se respira, convierten a Fez en uno de los lugares más atractivos de Marruecos. A pesar de que se deja ver algún toque moderno en sus calles, Fez sigue conservando su encanto, al que contribuye su curiosos color azul presente en toda su artesanía.

Foto: Stuck in Customs

9. Merzouga

Enclavada sobre dunas de incluso 150 metros de altura, Merzouga se encuentra en pleno desierto a los pies del Erg Chebbi. Es una verdadera joya que atrae a turistas de todo el mundo desplegando ante ellos su imponente paisaje, especialmente bonito al atardecer. Merzouga se encuentra lejos del bullicio humano y la contaminación por lo que es un oasis de paz que no puedes perderte.

merzouga

10. Tineghir

Situado al este de Marruecos, a los pies de las montañas del Atlas, este lugar da la sensación de haberse creado para proteger un jardín pues sus casas de tonos tierra y caqui se amontan entorno a pequeños huertos y palmerales funcionando a modo de muralla. Sin duda, tiene un algo especial que te encantará y que nada tiene que ver con las grandes ciudades marroquíes.

Foto: Anne-Claude F

Descubre todas los secretos que esconde este magnífico país: 6 joyas casi desconocidas de Marruecos 

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter