Los 10 pueblos más románticos de España

16 marzo, 2016 - Raúl Fernández

Los atardeceres de los pueblos españoles están entre los mejores del mundo (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 pueblos más románticos de España

Bien sea para una escapada de fin de semana o un alto en el camino, la geografía española está repleta de rincones románticos donde podrás sorprender a tu pareja. Atardeceres únicos, paisajes inolvidables o cascos históricos que enamoran son los alicientes de los pueblos más románticos que te proponemos para que tu plan sea un éxito.

1.    Comillas (Cantabria)

Sin duda uno de los rincones con mayor encantado no solo de Cantabria sino de todo la Costa Cantábrica. Durante el curso la vida universitaria deja hueco para paseo románticos a la orilla del mar y su recogido puerto. La plaza vieja y las casas de arquitectura popular el casco histórico invitar a pasear sin más preocupaciones por esta noble villa.

Vistas de Comillas, Cantabria (Flickr)

Vistas de Comillas, Cantabria (Flickr)

2.    Baeza (Jaén)

No todos los días se tiene la oportunidad de dar un paseo entre olivos y parques naturales en una pueblo que ha sido calificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Baeza está lleno de rincones ideales para pasar una jornada romántica y, por supuesto, llevarte unos litros de aceite de vuelta.

La noche en Baeza, Jaén (Flickr)

La noche en Baeza, Jaén (Flickr)

3.    Pedraza (Segovia)

El tiempo se detiene en uno de los pueblos castellanos más bonitos para visitar en pareja. Un paseo con decenas de rincones mágicos que quedarán inmortalizados en tu cámara de fotos. Gracias a sus vistas desde su privilegiada situación sobre una colina se abre ante ti un horizonte de preciosas vistas sobre la sierra.

Plaza Mayor de Pedraza (Flickr)

Plaza Mayor de Pedraza (Flickr)

4.    Cudillero (Asturias)

Seguro que te lo han recomendado decenas de veces (incluidos nosotros) y aún no has ido. Un pueblo marinero por excelencia en la costa cantábrica cuyas construcciones están realizadas de forma escalonada por toda la ladera. Disfruta de un paseo con vistas al faro que se alza sobre un acantilado de más de 75 metros antes de tomarte unas sidras a pie del propio puerto.

Cudillero, un colorido pueblo pesquero (Flickr)

Cudillero, un colorido pueblo pesquero (Flickr)

5.    Hondarribia (Gipuzkoa)

Casi en la frontera con Francia, esta pequeña localidad vasca es uno de los lugares que te enamorará según pongas un pie sobre ella. Atractivos no le faltan: su calles adoquinadas en un casco histórico medieval junto a un pueblo pequero y un castillo que data de la época de Carlos V. No puedes irte, como marca la tradición, sin tomarte unos pintxos y un txakolí en las tarbernas situadas junto al puerto.

Vistas de Hondarribia (Flickr)

Vistas de Hondarribia (Flickr)

6.    Besalú (Gerona)

No es festivo, simplemente es que Besalú desprende fiesta y alegría todos los fines de semana, vayas cuando vayas. Pronto te darás cuenta dando un paseo por las calles de su casco antiguo donde te esperan todo tipo de sorpresas. Déjate encantar por el embrujo medieval de la comarca donde se enmara.

Torre del casco medieval de Besalú (Flickr)

Torre del casco medieval de Besalú (Flickr)

7.    Altea (Alicante)

Altea es la Atalaya de los Árabes, tal y como era conocida. Sin duda una de las ciudades con más luz del mediterráneo donde podrás disfrutar de atardeceres únicos. Tiene el encanto del mar y de la montaña y, por supuesto, de su casco histórico cuya plaza principal es uno de los rincones más especiales de cuantos existen en la geografía española.

Altea, mar y montaña (Flickr)

Altea, mar y montaña (Flickr)

8.    Ronda (Málaga)

Presumen los lugareños de ser la parada obligatoria para los enamorados que recorren los Pueblos Blancos de Andalucía. A pesar de encontrarse a pocos kilómetros de la Costa del Sol el paisaje es completamente diferente: un casco antiguo dividido por el paso del Río Tajo, un Puente Nuevo de 100 metros de altura, y un trazado medieval con reminiscencias árabes que añadirá una dosis de romanticismo a tu viaje.

Ronda, un pueblo blanco malagueño (Flickr)

Ronda, un pueblo blanco malagueño (Flickr)

9.    Daroca (Zaragoza)

La provincia aragonesa acoge uno de los pueblos con mayor esplendor de cuántos nos encontramos en la geografía española. Lo primero que te dejará impresionado es su muralla de tres kilómetros de longitud y más de 100 torres rodeando toda la villa. Desde cualquier de sus puntos podrás contemplar su callejuelas e iglesias románicas y disfrutar de bellos atardeceres.

Una colina con vistas en Daroca (Flickr)

Una colina con vistas en Daroca (Flickr)

10. Sigüenza (Guadalajara)

Una escapada romántica que te transportará a la Edad Media rápidamente dado que esta ciudad manchega ha sabido conservar los vestigios de aquella época. El castillo, la catedral y la plaza mayor forman un triángulo en torno al cuál pivotan un sinfín de calles empedradas donde lo mejor es perderse y dejarse llevar. Si de día crees que es bonita, disfruta de una noche por Sigüenza y terminarás de quedarte boquiabierto.

Paseo romántico por Sigüenza (Flickr)

Paseo romántico por Sigüenza (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter