Los 10 relojes famosos más espectaculares de Europa

8 enero, 2016 - Redacción

Reloj Puerta del Sol - mrga cadavid (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 relojes famosos más espectaculares de Europa

No hay ciudad en Europa que se libre de una torre con reloj, de esas que nos recuerdan que el tiempo pasa y que la vida hay que vivirla. Ya sea para consultar la hora o para hacerte una fotografía, no hay nadie que se haya resistido a estas torres tradicionales que han hecho tan famosos a sus relojes que incluso han quitado protagonismo a los principales monumentos de las ciudades.

Hay tantos, que sabemos que nos dejamos muchos en esta lista, pero sin duda los que te proponemos a continuación tienen su hueco bien merecido por ser absolutamente espectaculares.

1. Big Ben (Londres)

Tal vez es el reloj más conocido del mundo, de ahí que sin ninguna duda, encabece esta lista. No hace falta que os digamos que se encuentra en Londres, seguro que eso lo sabéis, sin embargo tal vez desconozcáis que, aunque todo el mundo lo conoce popularmente como Big Ben, la torre en realidad se llama Elizabeth Tower (en honor a la Reina Isabel II) y Big Ben es el nombre de la campana que se encuentra en dicha torre del Palacio de Westminster, que por cierto, pesa nada más y nada menos que 13 toneladas.

Construida en el siglo XIX (concretamente en 1858) y con 96 metros de altura, Elizabeth Tower  y su reloj, son probablemente uno de los edificios más fotografiados de la capital británica y de todo el mundo.

Un reloj con tanta historia como este, evidentemente, esconde unos cuantos secretos muy interesantes y misteriosos.

Big Ben - Tonymadrid Photography (Flickr)

Big Ben – Tonymadrid Photography (Flickr)

2. La Puerta del Sol (Marid)

El Reloj de la Puerta del Sol es uno de los símbolos más representativos de la capital española. Construido en Londres por un relojero  exiliado de León, José Rodríguez Losada, fue donado por éste a Madrid en honor Isabel II quien lo inauguró en Madrid el día de su cumpleaños en 1866.

Desde entonces, este reloj ha adquirido un significado especial para todos los españoles pues al ritmo de sus 12 campanadas recibimos el 1 de enero al nuevo año.

La Puerta del Sol - CamelKW (Flickr)

La Puerta del Sol – CamelKW (Flickr)

3. Reloj Astronómico de Praga (República Checa)

Adornando una de las paredes del Ayuntamiento de Praga se alza este impresionante reloj astronómico medieval que inevitablemente atrae las miradas de todos aquellos que se encuentran en la plaza de Staromêtská, la más famosa de la República Checa.

Cuenta la leyenda que el reloj era tan espectacular que las autoridades decidieron sacarle los ojos al relojero que lo construyó para que no pudiera replicarlo en ningún otro lugar. Y es que verlo activo es todo un espectáculo en el que uno puede disfrutar de un autentico desfile de personajes pues con las horas en punto, el mecanismo se activa y la figura que representa la muerte tira de una cuerda dando paso a los doce apóstoles de San Pedro.

Eso sí, saber qué hora marca el reloj de Praga, que indica la posición del Sol, la Luna y Venus y tres horas diferentes ( la europea, la bohemia y la babilónica), es todo un reto.

Reloj de Praga - Ángel Mateo (Flickr)

Reloj de Praga – Ángel Mateo (Flickr)

4. Reloj de Dubrovnik (Croacia)

No todo en Croacia son playas bonitas y eso lo saben muy bien los cientos de turistas que día a día se fotografían frente a uno de los relojes más famosos del mundo, la torre del reloj de Dubrovnik,  construida en el siglo XV.

Sencillo y de estilo veneciano, el reloj se encuentra ubicado en la torre del palacio de Sponza. Tal vez lo más llamativo de éste sea que los soldados que tocan las campanas cuando toca, son dos gatos llamados Maro y Baro. Tampoco pasa desapercibida la aguja que marca las horas a través de dos bobinas que giran según pasa el tiempo a modo de reloj digital.

Reloj de Dubrovnik - Adrián García (Flickr)

Reloj de Dubrovnik – Adrián García (Flickr)

5. Gdansk (Polonia)

Polonia cuenta también con una torre del reloj impresionante, en este caso hablamos de la que se encuentra situada en el Ayuntamiento de Gdansk. Construida en el siglo XIII con toques góticos, esta torre está en una de las iglesias más importantes de Gdansk,  Santa María. En él uno puede conocer la situación del sol y la luna, además de la de los planetas y del zodíaco, y el calendario de los santos.

Al igual que ocurrió con el reloj de Praga, la leyenda cuenta que el relojero que lo construyó fue cegado a propósito para que no pudiera hacer uno igual en otro lugar. Algo tarde porque anteriormente ya había construido el reloj astronómico de Rostock en la iglesia de Santa María de esta ciudad alemana.

Gdansk - carleS (Flickr)

Gdansk – carleS (Flickr)

6. Reloj de Berna (Suiza)

Sin duda, el Zytglogge, como se le conoce, es uno de los lugares más fotografiados de Suiza y casi podríamos asegurar que es, probablemente, el reloj astronómico más bonito del mundo.

Construido por Kaspar Brunner en 1527, ha sorprendido a relojeros de todo el mundo por su complejo mecanismo interior a través de un sistema de palancas y ruedas que hacen posible un desfile de personajes bailarines que cada hora hacen las delicias con sus coreografías de todos los que se encuentran frente a él.

Reloj de Berna - Ilargibilbo (Flickr)

Reloj de Berna – Ilargibilbo (Flickr)

7. El carrillón de Múnich (Berlín)

Otro de los relojes que no pueden faltar en esta lista es el carrillón de Munich, el quinto más grande de Europa. Se encuentra en la torre del Ayuntamiento, en la plaza MarienPlatz.

Todos los días a las 11h, 12h y en verano también a las 17h, el carrillón, conocido por sus 43 campanas, atrae las miradas de todos los que se encuentran en la plaza al activarse durante 15 minutos en los cuales saca a bailar a 32 figuras de tamaño real que representan distintas historias del pasado: el fin de la pesta, las bodas del Rey Ludwig y Theresa o una lucha de justas a caballo.

El carrillón de Múnich - Carlos Pujol (Flickr)

El carrillón de Múnich – Carlos Pujol (Flickr)

8. Torre Spásskaya (Moscú)

El reloj de la Torre del Salvador (Torre Spásskaya) tiene una ubicación especial y es que aquí se encuentra la puerta sagrada de acceso a la ciudad para zares, emperadores y altos religiosos. La torre sobre la que está ubicado, fue construida en 1491, pero no sería hasta 250 años después cuando se incorporó a ella el carrillón holandés con sonido por orden del emperador Pedro I.

Tras sufrir varias restauraciones, el reloj, formado por tres órganos y diez campanas que tocan en los cuartos y en las horas en punto, funciona actualmente con total normalidad. Y si hace unos años (entre 1917 y 1941) todos los días tocaba la internacional socialista, hoy a las 12h suena el himno nacional ruso.

Torre Spásskaya - Knut-Arve Simonsen (Flickr)

Torre Spásskaya – Knut-Arve Simonsen (Flickr)

9. Reloj de la Plaza de San Marco (Venecia)

A pesar de ser uno de los edificios más bonitos de Venecia, este reloj astronómico es un gran desconocido para la mayoría de los turistas, que en la mayor parte de las veces se topan con él de forma accidental en la plaza de San Marcos.

Construida en el siglo XV, esta torre de reloj es conocida como la Torre de los Moros por las dos figuras (representan a dos moros) gigantescas de bronce que cada hora dan las campanadas. Compuesto por dos esferas, la exterior marca las horas en números romanos mientras que en la interior se muestran en un azul intenso los signos del zodíaco y los nombres y día de los meses. Además también las fases lunares.

En este caso vuelve a repetirse la leyenda de Praga y Gdansk que narra que el maestro relojero fue cegado por las autoridades por miedo a que pudiera construir un reloj igual en cualquier otro lugar.

Reloj de la Plaza de San Marco - Armando Rodriguez (Flickr)

Reloj de la Plaza de San Marco – Armando Rodriguez (Flickr)

10. Reloj astronómico de Estrasburgo (Francia)

Por último y no menos bonito por ello, se encuentra el reloj astronómico de Estrasburgo, ubicado en la catedral de la capital de Alsacia.

Fue construido en el siglo XVI y además de marcar las horas, muestra también el movimiento de los planetas, las fases de la luna, los signos del zodíaco y los eclipses. En cada cuarto, el reloj invita a un desfile de personajes  que se mueven al son de las campanas, pero lo más interesante llega a las 12h cuando una calavera toca las campanas mientras un gallo canta y mueve las alas mientras  los 12 apóstoles desfilan delante de Jesús.

Este reloj no solo muestra la hora sino además  el día, mes y año en el que estamos, las fases de la Luna y hasta las posiciones de los planetas.

Reloj astronómico de Estrasburgo - Miguel Cortés (Flickr)

Reloj astronómico de Estrasburgo – Miguel Cortés (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter