Los 5 pueblos más bonitos que ver en Bélgica

3 marzo, 2016 - Jorge Aznal

Dinant (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 5 pueblos más bonitos que ver en Bélgica

Bélgica es un país que merece la pena visitar por la belleza de sus ciudades, pero también por el encanto de muchos de sus pueblos. En otros artículos de El Viajero Fisgón os hemos contado, por ejemplo, qué ver y qué hacer en Bruselas o cómo Gante y Brujas están entre las 10 ciudades más bonitas de Europa. Amberes, Malinas y Lovaina son otras de las ciudades belgas con encanto que merece la pena recorrer, aunque en esta ocasión vamos a centrarnos en algunos de los pueblos más bonitos que ver en Bélgica. Tomad nota:

1. Durbuy

Durbuy es calificada con cierta frecuencia como la ciudad más pequeña del mundo. Aunque esa definición no se ajuste a la realidad, Durbuy reúne mucho encanto en poco espacio en sus callejuelas medievales, su castillo del siglo XI, el parque de Topiaria y sus edificios de piedra que se remontan al siglo XVII y al siglo XVIII.

Durbuy (iStock)

Durbuy (iStock)

2. Dinant

El municipio de Dinant representa otra de las joyas turísticas de Bélgica. Algo más de 400 peldaños conducen hasta su ciudadela, desde la que se observan unas maravillosas vistas bañadas por el río Mosa y donde destaca la colegiata de Notre Dame, una hermosa iglesia con una de las vidrieras más altas de Europa.

Dinant (iStock)

Dinant (iStock)

3. Damme

Damme es otro de los pueblos más bonitos de Bélgica. Está muy cerca de Brujas, una de esas ciudades de Europa que no puedes perderte. Las mejores vistas del pueblo las ofrece la torre de la iglesia de Nuestra Señora, uno de los lugares que hay que ver en Damme además de la Plaza Mayor con la estatua al poeta Jacob van Maerlant, el antiguo Hospital de San Juan y, en general, sus calles y sus praderas con molinos junto al canal de Damse Vaart.

Damme (iStock)

Damme (iStock)

4. Bastoña

Bastoña (Bastogne) es una localidad de Bélgica conocida por la clásica ciclista Lieja-Bastogne-Lieja y porque fue un lugar clave en el desarrollo de la Batalla de las Ardenas en la Segunda Guerra Mundial. El Tanque Sherman, el monumento al general McAuliffe, Le Mardasson y el Bosque de la Paz son algunos de los lugares que conmemoran la resistencia de la ciudad en aquella batalla. En tu visita a Bastoña tampoco puede faltar la iglesia de Saint Pierre ni la Puerta de Trèves.

Bastoña (iStock)

Bastoña (iStock)

5. Bouillon

El castillo de Bouillon, el ejemplo más antiguo de arquitectura feudal en Bélgica, es la construcción más destacada de esta bella localidad belga. Frente a él se encuentra el Museo Ducal, que muestra la historia de Bouillon. El Archéoscope, situado en un antiguo convento, recrea la historia de las Cruzadas con sofisticadas técnicas audiovisuales.

Boullion (iStock)

Boullion (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter