Los 7 monumentos naturales más increíbles

18 abril, 2016 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 7 monumentos naturales más increíbles

La naturaleza alberga monumentos tan impactantes que La Torre Eiffel, el Coliseo o el Big Ben a su lado quedan relegados a un segundo plano. Algunos son famosos en todo el mundo, otros en cambio son tan desconocidos como bellos, pero todos te dejarán sin palabras.  Te mostramos nuestros siete preferidos.

1. Castillos de Algodón- Pamukkale

En el corazón del río Menderes, al sudoeste de Turquia, se encuentran los ‘castillos de algodón’, pequeñas cascadas solidificadas que reciben agua de manantiales subterráneos dando lugar a unas piscinas naturales  muy peculiares, pues su temperatura media ronda los 34 grados.  Sin duda, uno de nuestros centros termales favoritos.

Pamukkale (iStock)

Pamukkale (iStock)

2. Gran Cañon

No hay nadie que no sepa qué es el Gran Cañon, y pero podemos asegurarte que hasta que no lo tienes delante, no llegas a ser consciente de su grandiosidad.  Es considerado uno de los monumentos naturales más impresionantes del mundo, y no es para menos porque sus barrancos, que se extienden  a lo largo del Río Colorado, no dejan indiferente a nadie.  Si lo visitas, no puedes perderte su mirador de suelo transparente a 1.200 metros de altura. ¡Una experiencia de vértigo!

Gran Cañon (iStock)

Gran Cañon (iStock)

3. Cataratas de Iguazú

Muchos, entre los que nos incluimos, las consideramos las cataratas más bellas del mundo. Tal vez  el lugar donde están ubicadas, en un paisaje tropical impresionante en el que aún hay restos de antiguas misiones jesuitas, tiene algo que ver. Pero lo cierto es que este monumento de la naturaleza resulta increíble, se mire desde el ángulo que se mire. Fueron nombradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y son uno de los destinos que más visitantes atrae en todo el mundo.

Cataratas de Iguazú (iStock)

Cataratas de Iguazú (iStock)

4. Gruta de Jeita

A 18 kilómetros de Beirut, concretamente en el valle de Nahr al-Kalb, se encuentra una de las maravillas naturales más espectaculares, La Gruta de Jeita. Esta cueva está formada por dos cavernas de piedra interconectadas, que se extienden a lo largo de nueve kilómetros.  En 1836 fue descubierto el nivel inferior de la gruta inundado de agua por lo que solo se puede visitar en bote. El nivel superior, descubierto años más tarde, en 1958, sí permite el acceso a pie a través de pasarelas.

Gruta de Jeita (Flickr)

Gruta de Jeita (Flickr)

5. Salar de Uyuni

Este mar de sal se extiende por más de 10.000 metros cuadros en Bolivia. Es el desierto de sal más grande del mundo, una maravilla que tienes que visitar. Alojarte en uno de sus hoteles sobre los bloques de sal es una experiencia genial  y más si lo haces en noviembre cuando se produce la cría de flamencos.

Uyuni (iStock)

Uyuni (iStock)

6. Calzada del Gigante

Irlanda esconde uno de los parajes naturales más impactantes del planeta, la Calzada del Gigante, formada por 40.000 columnas de basalto como resultado de la erosión de un cráter hace más de 50 millones de años. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y ofrece no solo un paisaje  impactante sino algunas de las mejores rutas  de senderismo del país.

Calzada del Gigante (iStock)

Calzada del Gigante (iStock)

7. Volcán Paricutin

Situado en el estado de Michoacán en México, es el volcán más joven del mundo y uno de los más impresionantes. Nació el 20 de febrero de 1943 para cambiar la vida de los habitantes del lugar y es considerado una de las maravillas naturales del mundo.

Volcán Paricutin (Flickr)

Volcán Paricutin (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter