Los 8 mejores restaurantes africanos de Madrid

19 febrero, 2016 - Miguel Á. Palomo

Ceremonia del té. Sahara Madrid, Facebook
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 8 mejores restaurantes africanos de Madrid

Poco a poco, pero van llegando. En esta cultura de mestizaje que lo fusiona todo, más si se trata de gastronomía, África busca su sitio en las ciudades españolas y encuentra un lugar destacado en Madrid. Algo rezagada respecto a las imparables invasiones de otras cocinas, la africana empieza a gustar y a tener su público. La gente no tiene reparos con lo exótico ni a comer con las manos. En barrios como Lavapiés, los restaurantes senegaleses son ya parte del paisaje. Pero comienzan a proliferar los etíopes, los egipcios o los keniatas. Estos son nuestros mejores restaurantes africanos de Madrid.

1. Nuria

Hablando de comer con las manos… En este restaurante etíope de la calle Manuela Malasaña el comensal se vale del pan fino injera –comida y cubierto- para injerir los manjares distribuidos en sus distintos menús (diario, degustación, vegetariano…). Regados con tej, su vino de miel. Además, no falta el ritual de la ceremonia del café. Genuina, como el local.

Plato central. Nuria, Facebook

Plato central. Nuria, Facebook

2. Hanan

Hermanado con Nuria, este otro de los restaurantes africanos de Ventura Rodríguez, este etíope no es tan colorista pero a la gente le gusta igual y eso es lo que importa. De nuevo, cocina auténtica y sincera, muy del país. Platos especiados, picantes y sabrosos. Cuidado con pasarse con el ardiente berbere.

Sala. Hanan, Facebook

Sala. Hanan, Facebook

3. Baobab

Para muchos, el restaurante senegalés de Madrid. Es sencillo, por no decir destartalado, un pequeño rinconcito en el Lavapiés más tribal. Pero es que su terraza soleada es de las más concurridas del barrio. Zumos naturales de hibisco y de baobab, arroces aromáticos con verduras, cus cus negro (thiere)… Y tres factores determinantes: picante del que hay que prevenirse, raciones descomunales y precios imbatibles.

Baobab. auggie tolosa, Foter

Baobab. auggie tolosa, Foter

4. El Mandela

Perfecto para almas aventureras que quieren introducirse en la cocina (genérica) africana. El reclamo del nombre, el comedor vistoso decorado con cuadros de pintores africanos de todas las nacionalidades posibles y una carta de platos tradicionales y más o menos caseros conforman los atractivos de este restaurante del barrio de Ópera. Las sugerencias: lomo bajo de búfalo, solomillo de avestruz, lomo de cebra y cocodrilo con salsa mbongo. Ah, y merece la pena pedir café de Kenia y de Uganda, té de Malí, vinos de Sudáfrica y cerveza de Nigeria. Hemos venido a probarlo todo, ¿no?

Mesas del restaurante. El Mandela, Facebook

Mesas del restaurante. El Mandela, Facebook

5. Gonder

Otro de los restaurantes etíopes más recomendables, sobre todo si es la primera vez y la exigencia todavía no ha evolucionado. Situado cerca de la Cava Baja, a algunos les resultará folclórico en exceso, con los trajes regionales y la ceremonia del café como reclamos para el gran público. Pero, aunque el servicio debe andar más espabilado, es una buena opción para ir en grupo.

Sesión de fotos. Gonder, Facebook

Sesión de fotos. Gonder, Facebook

6. Kim Bu Mbu

¿Un restaurante senegalés que no está en Lavapiés? ¡Albricias! En realidad, aunque en este pintoresco comedor de Chueca se puede saborear yassa o maffe (carne con salsa de maní típico de Senegal), se trata de un restaurante más generalista en cuanto a cocina africana. Étnico como pocos, la decoración maliense (esculturas, telas, mesas, maderas, ropa de servicio…) entra por los ojos. Esto es África, parece decir. En la carta se da un repaso al continente: del Congo a Camerún, de Ghana a Sudáfrica.

Plato senegalés. Kim Bu Mbu, Foursquare

Plato senegalés. Kim Bu Mbu, Foursquare

7. Cocina del desierto

Sin salir de Chueca, una de las grandes sensaciones de la cocina árabe y magrebí es este restaurante también conocido como Al-Jaima de ambientación más que conseguida para comer en penumbra y en el suelo. El éxito le llevó a abrir un segundo local cercano con servicio de comida para llevar. Aquí se zampan las típicas bandejas y cuencos de falafel, hummus, cuscuses, tajines y pastela.

Árabe de take away. Cocina del desierto

Árabe de take away. Cocina del desierto

8. Sahara

Aunque con algunas opiniones encontradas, este restaurante marroquí es también puro tipismo del bueno en plena zona centro. Además, es recomendable por su amplitud vegetariana y vegana. Para fans de la decoración árabe, el té árabe y la shisha árabe.

Mesas y decoración. Restaurante Sahara, Facebook

Mesas y decoración. Restaurante Sahara, Facebook

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter