Los 7 idiomas más difíciles del mundo

3 febrero, 2017 - Raúl Fernández

¿Con qué idioma te atreves este curso? (Quinn Dombrowski-Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Se calcula que existen entre 3.000 y 4.000 lenguas vivas en la actualidad en todo el planeta. Obviamente, muchas tan solo son utilizadas por pequeñas tribus o lugares remotos aunque han conseguido que su legado vaya pasando de generación en generación. Aquellas que son más comunes no son necesariamente sinónimo de facilidad en su aprendizaje. Estos son siete ejemplos de lenguas con las que deberás hincar duramente los codos:

1. Ruso

Es uno de los idiomas difíciles por excelencia no solo por las declinaciones de sus nombres sustantivos sino también por el uso de las palabras de género neutro. Tiene una gramática casi imposible  de aprender por su falta de regularidad y el prolífico uso de prefijos y sufijos cambiando el significado completo de la oración. Para empezar te animamos a pronunciar correctamente ‘zh’ y ‘sh’, uno de los ejercicios más complicados.

 rusia

2. Polaco

El polaco no se va a la zaga en la dificultad de su aprendizaje aunque en este caso el principal escollo reside en la memorización del vocabulario que, en línea con el idioma ruso, también cuenta con diferentes declinaciones de sustantivos que modifican el significado de la oración. A nuestro favor, el polaco tiene ciertas similitudes con el latín, lo que, si fuiste buen estudiante en el bachillerato, puede ayudarte con esta lengua.

 polaco

3. Chino (Mandarín y Cantonés)

Aunque el estudio del chino se ha puesto de moda en los últimos años existen dos variantes de este idioma, ya complicado por sí mismo, que lo hacen merecedor de tener un puesto en nuestro ranking. La variante cantonés está considera uno de los idiomas más difíciles del mundo por el uso de más de 20 mil signos diferentes. Por su parte, la enunciación del cantonés, con sus sonidos fonéticos similares, es todo un reto para los estudiantes más avezados.

 chino

4. Idiomas asiáticos: Coreano y vietnamita

Si el chino te parece complicado, no tenemos que irnos muy lejos para encontrar otros ejemplos de lenguas difíciles. El coreano es ejemplo de ello, en buena parte por su conjunción de alfabetos procedentes de diferentes culturas que han trascendido al uso de los tiempos verbales y el orden que ocupan los elementos en las diferentes oraciones. No es el único que muestra verdaderas complicaciones en el continente asiático ya que podríamos cerrar el podio con el vietnamita aunque, en este caso, resultará sencillo si tienes conocimientos de chino.

 vietnam

5. Euskera

En nuestro ranking no podía faltar un representante patrio: la lengua oficial del País Vasco, el euskera. Aunque estés más acostumbrado a escucharlo o verlo, seguro que suspenderías ahora mismo un examen de palabras básicas. Es una lengua que ha tenido una evolución asilada y con características propias cuyo origen no guarda similitud con otros idiomas de rama europea que se usan en la actualidad.

 euskera

6. Hebreo

El primer reto que nos plantea esta lengua no parece sencillo… a priori. Su lectura, al igual que sucede con el árabe, se realiza de izquierda a derecha. Pero, ¿te imaginas escribir así? Haz la prueba con un pequeño texto. No obsante, el principal escollo es la existencia de un alfabeto popio cuyas letras tienen una extrema complejidad de pronunciación.

 hebreo

7. Centinelés

Para acabar el ranking hemos escogido un pintoresco idioma que quizá ni conozcas que existe. Decimos pintoresco porque en la actualidad tan solo lo hablan, según las estadísticas, 50 personas en todo el mundo. Su origen procede de los nativos de la Isla Sentinel del Norte. Fácil o difícil el principal problema será encontrar un buen profesor de esta lengua. Quizá entras en el libro Guiness de los récords si lo consigues.

centinel

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter