5 lunas de miel para casarse de nuevo

2 agosto, 2016 - Redacción

Bora Bora en la Polinesia Francesa (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Siempre se ha dicho que el viaje de novios es uno de los más especiales ya que es el primer viaje como marido y mujer y un merecido descanso después del estrés de los preparativos de la boda. Pero, además, es una ocasión para visitar lugares a los que de otra forma nunca iríamos bien por el precio o simplemente porque no sacamos tiempo.

1. Las 1001 noches en el Golfo Pérsico

Que la luna que alumbre nuestro viaje en pareja sea la de Dubai es algo no olvidar, y si le sumamos un safari por las dunas, la experiencia es además muy exclusiva. Un safari en el desierto por las dunas de arena del desierto en un todoterreno nos permite descubrir ese Dubai tradicional que a veces olvidamos que existe: tradiciones y actividades como un paseo en camello, tatuarnos con henna, fumar sisha o vestirnos como auténticos beduino… La luna de miel puede ser perfecta cerrándola en Abu Dabhi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, y perdernos paseando por el barrio de Batinha o disfrutando del Parque Temático de Ferrari.

560px_Dubai desert safari

2. Crucero por la costa noruega

Los cruceros se van convirtiendo en uno de los destinos favoritos de los novios para disfrutar de la luna de miel. Desde Bergen, la segunda ciudad más importante de Noruega, conocida como la puerta de entrada a los fiordos, parten muchos de los cruceros con los que explorar toda la belleza salvaje que este país tiene que enseñar, y con los que hacer parada y recorrer hermosas ciudades como Alesund, construida en estilo Art Nouveau, o la artística ciudad de Trondheim, hasta finalizar el recorrido en la capital del país, Oslo. Sin perderse el cruzar el Círculo Polar Artico, la tierra del Sol de Medianoche, camino de las islas Lofoten, conocidas mundialmente por su espectacular riqueza natural.

560px_fiordos (c) Terje Rakke_Nordic life_ Visitnorway

3. Polinesia francesa

Si el presupuesto no es un problema, es el destino con el que sueñan los que sueñan con una luna de miel exótica, romántica y perfecta. Y es que poder alojarse en una cabaña sobre pilotes en el mar con suelo de cristal para ver los peces en el agua turquesa y cristalina, contemplar inolvidables atardeceres o que te traigan el desayuno en una piragua en alguno de los exclusivos resorts que se reparten por este grupo de islas bañadas por el Océano Pacífico no tiene precio. El destino favorito para los novios es Bora Bora, una isla rodeada por una laguna separada del mar por uno de los arrecifes de coral más espectaculares del mundo, no es por nada que es conocida como la perla del Pacífico. ¡Bienvenidos al paraíso!

4. Bali

Bali es pasión en estado puro: bendecida por un clima tropical durante todo el año -con una temperatura media de 30º-, esta isla tropical cumple todos los tópicos que le podemos asociar: playas de arena blanca y aguas transparentes, un paisaje natural arrebatador, una sorprendente y exótica cultura tradicional, un ambiente de relax total donde parece que el tiempo se detiene y no avanzar y, sobre todo, la legendaria hospitalidad de sus habitentes, los balineses. Además de disfrutar de sus playas, como la de Kuta, imprescindible para los amantes del surf, se pueden hacer recorridos por la isla que, partiendo desde la capital, Denpasar, nos descubrirán unos parajes salpicados de templos y enmarcados por los arrozales dispuestos en bancadas -que son por derecho propio Patrimonio de la Humanidad- que son, realmente, para enamorarse.

560px_Bali_ Arian Zwegers

5. Las Vegas y California

¿Y porque no ahorrarse todo el trajín de preparar una boda e ir directamente a la luna de miel? En Las Vegas es posible, y ya sabes que, además, “todo lo que sucede en Las Vegas, se queda en Las Vegas”… Así que, después de una boda rápida, el viaje de novios empieza alquilando un coche y poniendo rumbo al Gran Cañón del Colorado y Monument Valley para disfrutarlo a vista de pájaro previo alquiler de una avioneta, o, si tenéis tiempo, podéis visitar el maravilloso Parque Nacional de Yosemite. ¿Más? Pues pocas escenas más románticas hay que la de una pareja de recién casados conduciendo por la bellísima y espectacular Route 1, la famosa carretera que recorre el tramo de litoral californiano desde Los Ángeles a San Francisco pasando por Santa Cruz, Monterrey, Carmel (donde fue alcalde Clint Eastwood), Santa Bárbara o Santa Mónica: 600 kilómetros de uno de los paisajes de costa más espectaculares del mundo. ¡Buen viaje!

Las Vegas

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter