Manhoru: historia de las alcantarillas de Japón

21 diciembre, 2016 - Miguel Á. Palomo

Alcantarilla de Osaka (strikeael, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

No podía darse en ningún otro país. El japonés es un pueblo orgulloso y en el arte de las alcantarillas, las manhoru (palabra que viene del inglés manhole), tiene otro motivo más para distinguirse.

Alcantarilla de Hiroshima (midorisyu, Foter)

Alcantarilla de Hiroshima (midorisyu, Foter)

El transeúnte no tiene perdón si no baja la vista y mira por dónde pisa. Porque en Japón se pisan obras de museo sin que muchas veces se dé cuenta la gente. El fenómeno tiene su origen en la modernización del alcantarillado durante la Restauración de Meiji, a mediados del siglo XIX. Los ingenieros extranjeros empezaron a introducir sistemas subterráneos más acordes con los tiempos y la expresión manhoru fue calando. Sin embargo, no fue hasta la década de los años ochenta del siglo XX cuando, una vez unificada la red nacional de alcantarillado con la que se generalizaron las medidas y la forma redonda de las tapas, se dio permiso a los distintos municipios para adornar a su aire dichas tapas. Hasta hoy, cuando casi el 95% de los pueblos y ciudades del país lucen su propio diseño de alcantarilla. Alrededor de 6.000 tapas de colores. Arte urbano en serie.

Alcantarilla Hakodate (Mr. Wabu, Foter)

Alcantarilla Hakodate (Mr. Wabu, Foter)

Con la revolución digital se popularizó la caza de manhoru. El fenómeno otaku (fan en japonés) hizo que proliferaran blogs y grupos de Flickr. Uno de los drainspotters más influyentes fue Remo Camerota, fotógrafo y artista urbano que viajó por todo Japón para publicar su libro fotográfico Drainspotting, un delicioso catálogo de tapas de alcantarilla en el que también se repasa su historia como proceso creativo.

En Tokio (Retinafunk, Foter)

En Tokio (Retinafunk, Foter)

Aprendimos con Drainspotting que existen tapas propias del cuerpo de bomberos y luego las tapas específicas de cada prefactura en las que se destacan rasgos representativos de su identidad: fechas señaladas, paisajes, flora y fauna, principalmente. También que existen varios museos dedicados a las manhoru y que hasta tres fundiciones se dedican a dar forma a este importante reclamo turístico. En ellas se da un diseño artístico inicial antes de la fabricación industrial. Un primer paso en madera hasta el vertido de metal sobre el molde correspondiente. Así hasta que se pintan con resinas de árbol que contienen pigmentos de color.

Inuyama (Mr. Wabu, Foter)

Inuyama (Mr. Wabu, Foter)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter