El país que sólo pueden visitar los ricos

3 febrero, 2017 - Miguel Á. Palomo

Islas de Palaos desde arriba (shalamov, iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Últimamente tenemos muy cerca ejemplos de cómo intentar controlar el turismo masivo para hacerlo más sostenible. Pero el caso que nos ocupa exagera el modelo de poco a poco suprimir la avalancha low cost y sustituirla por un modelo de alto valor. Es la típica moratoria turística, pero llevada al límite. En Palaos, un paradisíaco estado asociado de la región de Micronesia, se quiere frenar la llegada de turistas que no tengan un alto poder adquisitivo y que no se puedan permitir alojarse en los hoteles de cinco estrellas, los únicos que podrían construirse a partir de ahora.

Islas de Palaos (shalamov, iStock)

Islas de Palaos (shalamov, iStock)

Este recóndito país insular del mar de Filipinas lleva tiempo sacando músculo por una floreciente industria turística. Un país en auge pero poco poblado, con apenas 20.000 habitantes distribuidos en nueve de sus 340 islas volcánicas y calizas. En 2015 acogió a 160.000 turistas. La proporción salta a la vista.

Islas rocosas de Palaos (aussieSkiBum, Foter)

Islas rocosas de Palaos (aussieSkiBum, Foter)

Pero en este contexto surgen los problemas, tales como el respeto a los arrecifes de coral, las especies de flora y fauna y la conservación de los recursos naturales. Esta amenaza, expresada por las quejas de la población, ha provocado que el presidente de Palaos, Tommy Remengesau, haya presentado un proyecto de ley que, entre otras medidas, incluye limitar la construcción de hoteles únicamente a complejos de lujo. Apostar por la calidad y no por la cantidad, controlar el principal activo del país con una fórmula que consiga equilibrar el 85% del PIB, porcentaje alcanzado en los últimos años. Algo así ya se ha hecho en Tahití y Bora Bora.

Medusa en el lago de Palaos (shalamov, iStock)

Medusa en el lago de Palaos (shalamov, iStock)

Eso sí, el proyecto de ley puntualiza que las constructoras se deberán encargar también de hacer obra pública, de desarrollar infraestructuras que redunden en el bien común para los habitantes nativos. Además, el presidente ha declarado su intención de reducir a la mitad el número de vuelos chárter procedentes de China, país desde donde más flujo de turistas llegan.

La medida puede considerarse elitista. Y de hecho lo es. Al final sólo los más privilegiados se podrán beneficiar de ella, sólo los turistas con dinero podrán disfrutar de unas vacaciones en Palaos. Sin dinero no hay paraíso. Veremos si cunde.

Buceo en Palaos (MINGHE*Luciano, Foter)

Buceo en Palaos (MINGHE*Luciano, Foter)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter