Qué ver en Múnich

26 enero, 2016 - Jorge Aznal

Múnich (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Qué ver en Múnich

¿Asocias Múnich con la cerveza o con el fútbol? No te preocupes, que no es nada raro, pero Múnich es mucho más que eso. La capital de Baviera es la tercera ciudad de Alemania por número de habitantes (cerca de un millón y medio) por detrás de otras dos ciudades que merece la pena conocer, como Berlín y Hamburgo. Múnich, considerada “la ciudad secreta de Alemania” después de la Segunda Guerra Mundial, combina la tradición con la modernidad y reúne un buen número de lugares de interés para visitar. Como estos…

1. Nuevo Ayuntamiento

Uno de los edificios más reconocibles de Múnich es el Nuevo Ayuntamiento (Neues Rathaus), en la emblemática Marienplatz. Su fachada principal tiene casi 100 metros de longitud y su torre se eleva a 85 metros de altura. Se construyó entre 1867 y 1908 y fue dotado de un recargado estilo neogótico.

Nuevo Ayuntamiento de Múnich (iStock)

Nuevo Ayuntamiento de Múnich (iStock)

2. Antiguo Ayuntamiento

Los orígenes del Antiguo Ayuntamiento de Múnich (Altes Rathaus) se remontan a los inicios del siglo XIV, pero aquel edificio original fue sustituido por otro de estilo gótico construido entre 1470 y 1480. El Antiguo Ayuntamiento sería objeto después de diversas remodelaciones, pero hoy día mantiene el curioso aspecto medieval de su interior. Su torre, más baja que la del Nuevo Ayuntamiento, alberga el Museo de los Juguetes (Spielzeugmuseum).

Antiguo Ayuntamiento de Múnich (Wikimedia.org)

Antiguo Ayuntamiento de Múnich (Wikimedia.org)

3. Palacio de Nymphenburg

El Palacio de Nymphenburg, de estilo barroco, fue concebido en la segunda mitad del siglo XVII como residencia de verano de la familia Wittelsbach. Su aspecto es imponente tanto en el exterior, con su fachada y su espectacular jardín, como en su interior, con deslumbrantes salones y una interesante colección de pinturas.

Palacio de Nymphenburg (iStock)

Palacio de Nymphenburg (iStock)

4. Iglesia de San Pedro

Otro de los lugares que hay que ver en Múnich es la Alter Peter (iglesia de San Pedro), en el centro de la ciudad, la iglesia católica más antigua de Alemania y también el edificio más antiguo de Múnich. La iglesia de San Pedro, que consagrada en 1294, tiene una torre de 56 metros de altura con un mirador que ofrece unas privilegiadas vistas de Múnich.

Iglesia de San Pedro (Guiadealemania.com)

Iglesia de San Pedro (Guiadealemania.com)

5. Frauenkirche (Catedral de Múnich)

La Catedral de Múnich (Frauenkirche) fue construida entre 1468 y 1525 sobre los restos de una antigua basílica romana y es uno de los templos góticos más grandes de Alemania. Su estructura tiene una longitud de 109 metros, sus dos torres miden casi 100 metros de altura y en su interior hay capacidad para cerca de 20.000 personas.

Catedral de Múnich (Wikimedia.org)

Catedral de Múnich (Wikimedia.org)

6. Olympiapark

El Olympiapark (Parque Olímpico) fue construido con motivo de la celebración de los Juegos Olímpicos de Múnich en 1972, que se tiñeron de sangre con el asesinato de 11 personas del equipo olímpico israelí a manos del grupo terrorista Septiembre Negro. El Estadio Olímpico de Múnich sería después sede del Mundial de fútbol de 1974 y el lugar donde muchos años jugaron como locales el Bayern de Múnich y el Múnich 1860 antes de la construcción del moderno estadio Allianz Arena. La emblemática Torre Olímpica (Olympiaturm), con una altura de 291 metros, es la estructura más alta de Múnich.

Parque Olímpico de Múnich (iStock)

Parque Olímpico de Múnich (iStock)

7. Cervecería Hofbräuhaus

No hay muchas ciudades que puedan presumir de contar con una cervecería entre sus atractivos turísticos. Pero claro, la cerveza es un elemento importante en la vida de los muniqueses y Hofbräuhaus, una cervecería con mucha historia. Tanta que su origen data de 1589, cuando era la fábrica de cerveza que abastecía a la familia Wittelsbach (definitivamente, entre el Palacio de Nymphenburg, sus jardines y la cerveza, esa familia no debía de vivir nada de mal…). En 1828, la fábrica de cerveza fue trasladada y la cervecería abrió al público para convertirse en un lugar de referencia, un estatus que sólo perdió cuando fue destruida por los bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial y que recuperaría en 1958 con la inauguración del local actual, que celebra a lo grande cada año el famoso Oktoberfest.

Cervecería Hofbräuhaus (iStock)

Cervecería Hofbräuhaus (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter