Qué ver y hacer en Frankfurt

24 febrero, 2016 - Jorge Aznal

Vista de Frankfurt (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

Frankfurt es una de las ciudades más importantes de Alemania y un destino tan interesante para hacer turismo como injustamente reconocido. Otras ciudades atractivas como Berlín, Hamburgo o Múnich son el centro de todas las miradas cuando planeamos un viaje a Alemania y son una excelente elección, pero Frankfurt –al igual que otras ciudades como Colonia- también merece que nos fijemos en ella. Estas son algunas de las cosas que ver y hacer en Frankfurt, uno de los centros económicos y financieros más importantes de Europa y sede del Banco Central Europeo:

1. Maintower

Frankfurt es una ciudad de altura… en todos los sentidos. Algunos de sus rascacielos figuran entre los edificios más altos de Europa. El más destacado es la Maintower (Torre del Meno), un edificio de 56 plantas y 200 metros de altura que alcanza los 240 metros con su torre de transmisión. Las vistas que se pueden admirar desde su observatorio público son realmente espectaculares.

Al fondo, la Maintower con la estatua del escritor Friedrich Schiller en primer término (iStock)

Al fondo, la Maintower con la estatua del escritor Friedrich Schiller en primer término (iStock)

2. Alte Oper (Ópera Antigua)

Uno de los edificios que fueron destruidos casi por completo por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial fue la Alte Oper, la Ópera Antigua de Frankfurt,que había sido inaugurada en 1880. En 1976 comenzó a rehabilitarse el edificio y en 1981 fue reinaugurado. Cuenta con dos salas: una con capacidad para 2.500 personas y otra para 700.

Antigua Ópera de Frankfurt (iStock)

Antigua Ópera de Frankfurt (iStock)

3. Paulskirche (iglesia de San Pablo)

La Paulskirche (iglesia de San Pablo) de Frankfurt fue inaugurada en 1789 como iglesia protestante y a mediados del siglo XIX se convirtió en la sede del Parlamento de Frankfurt, el primero de Alemania que fue elegido de forma pública. Poco después retomó su condición de iglesia, que sería destruida casi por completo durante la Segunda Guerra Mundial. La Paulskirche fue el primer edificio que se reconstruyó en Frankfurt tras la guerra.

Paulskirche (iStock)

Paulskirche (iStock)

4. Catedral de San Bartolomé

La catedral de San Bartolomé es otra de las cosas que hay que ver en Frankfurt. La catedral comenzó a construirse a mediados del siglo XIII en el mismo lugar donde antes se erigía una antigua capilla merovingia. Fue el lugar de coronación de los emperadores en 1867 fue destruida casi por completo a causa de un incendio. Después fue reconstruida antes de volver a ser destruida durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Entre 1950 y 1953 se volvió a reconstruir nuevamente.

Catedral de San Bartolomé (Wikimedia.org)

Catedral de San Bartolomé (Wikimedia.org)

5. Römerberg

La plaza de Römerberg es uno de los lugares con más encanto de Frankfurt. La Rathaus Römer, la casa consistorial que data de principios del siglo XV, es la sede del ayuntamiento de la ciudad y uno de sus edificios más importantes. Cada mes de diciembre, Römerberg se engalana para acoger el tradicional mercado de Navidad que celebra desde el siglo XIV.

Römerberg (iStock)

Römerberg (iStock)

6. Museumsufer (Ribera de los museos)

La Museumsufer (Ribera de los Museos) es una zona de gran interés por los museos que aglutina a una y otra ribera del río Meno. Algunos de los más destacados son el Museo Städel, el Museo del Cine, el Museo de Artes Aplicadas, el Museo de las Artes Decorativas y el Museo de Arquitectura de Alemania, en la ribera sur, y el Museo Judío de Frankfurt y el Museo de Historia de Frankfurt, en la ribera norte. Otro plan cultural que hacer en Frankfurt es visitar la Goethe Haus, la casa natal de Goethe.

Museo Stäedel (iStock)

Museo Stäedel (iStock)

7. Ir de compras

Si quieres ir de compras por Frankfurt (o sólo mirar escaparates), debes saber que la calle Zeil es una de las calles comerciales más importantes de Alemania. En el centro comercial MyZeil, con vistas a la calle Zeil, encontrarás todo tipo de tiendas.

Galería comercial MyZeil (iStock)

Galería comercial MyZeil (iStock)

8. Comer… y beber

En todo viaje no puede faltar un acercamiento a la gastronomía típica del lugar. Frankfurt es una ciudad famosa por sus salchichas (wurst), pero también por otros platos típicos de Alemania como las patatas (kartoffel), el codillo y el sauerkraut (col fermentada en vinagre que se sirve como acompañamiento), o el handkäs mit musik (queso con música), que consiste en queso handkas acompañado de cebolla. Todo ello regado, por supuesto, con  alguna de las múltiples variedades de cerveza o con ebbelwei, una especie de sidra de manzana.

Salchichas, codillo y sauerkraut son algunos de los platos típicos alemanes (iStock)

Salchichas, codillo y sauerkraut son algunos de los platos típicos alemanes (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter