Qué ver y hacer en Oporto en un día

13 septiembre, 2016 - Redacción

Oporto - Eduardo Regueiro (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Qué ver y hacer en Oporto en un día

Oporto es una de las ciudades Europeas con más encanto y aunque visitarla en tan solo 24 horas parezca misión imposible, tranquilos, porque un día puede ser suficiente para disfrutar de sus lugares más emblemáticos y conocer un poquito más de su cultura.  Al final y al cabo, gran parte de estos sitios se encuentran en el casco histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y pueden recorrerse perfectamente a pie. Hay muchas cosas que hacer en esta bella ciudad, una de las que más secretos esconde de todo Portugal, y es que en Oporto podemos hacer mil planes de lo más originales.

Os invitamos a una ruta por sus calles estrechas  mientras te recreas en el contraste de sus edificios clásicos y modernos, la hilera de casas de colores a orillas del río Duero y el aire nostálgico que respira esta ciudad.  Eso sí, te recomendamos empezar recorriendo la ciudad desde arriba y acabar en la Ribera del Duero pues Oporto es una cuesta constante.

1. Iglesia y Torre dos Clérigos

Ésta es una visita obligada si viajas a Oporto, un monumento que no puedes renunciar a ver, pero también todo un reto ya que para disfrutarla tienes que ascender por sus más de 230 escalones. Eso sí, el esfuerzo habrá merecido la pena cuando te topes con las impresionantes vistas de la ciudad de Oporto que te esperan en la cima.

La Iglesia de los Clérigos, coronada por La Torre del mismo nombre, fue construida en el siglo XVIII por la hermandad de los Clérigos Pobres en el lugar que se conocía como “el cerro de los ahorcados”, ya que es aquí donde eran enterrados los condenados a muerte. De estilo barroco, se caracteriza por la sobriedad en su interior y el rococó de su fachada.

Por su parte, la Torre de los Clérigos es la más alta de Portugal, exactamente 76 metros que la hacen visible desde casi cualquier punto de la ciudad. De hecho, por su altura, era un punto de referencia para los antiguos navegantes.

Torre dos Clérigos - Cosas que ver el Oporto

Torre dos Clérigos-(Francisco Colina-Flickr)

2. Librería Lello e Irmao

Muy cerca de la Iglesia de los Clérigos se encuentra una de las librerías más bonitas del mundo, más conocida como Librería Chardron (por su fundador) o Lello. Construida a principios del siglo XX en el número 144 de la Rua das Carmelitas, este edificio de estilo neogótico, de dos alturas construidas en madera, te invita a adentrarte en un mundo de formas enmarañadas en el que el papel queda relegado a un segundo plano.

Sus ventanales con vidrieras y su enorme escalera  serpenteante han sucumbido a los encantos del cine. De hecho, en este lugar se rodaron algunas de las escenas de la saga de Harry Potter. Sin duda, no puedes irte de Oporto sin entrar en esta librería, elegida por The Guardian como la tercera biblioteca más bonita del mundo.

Librería Lello e Irmao - Cosas que ver en Oporto

Librería Lello e Irmao en Oporto (Leo Margareto-Flickr)

3. Catedral Sé de Porto

La Catedral de la Sé es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad y el mayor símbolo del catolicismo de Oporto. Empezó a construirse en el siglo XII pero no fue hasta el siglo XIII cuando acabaron sus obras. A pesar de ello, es uno de los edificios más antiguos de la ciudad.

Situada en el conocido barrio de Batalha, la catedral se caracteriza por su marcado estilo románico, sin embargo, las continuas remodelaciones que ha sufrido a lo largo de su historia le han otorgado también algunos toques góticos y barrocos. Sin duda, lo más impresionante de este lugar es la fachada principal, que recuerda en cierto modo a una  fortaleza sobre la que destaca un enorme rosetón.

Aunque no seas muy de catedrales, vale la pena acercarse a ésta y disfrutar de las vistas que ofrece su plaza, uno de los lugares con más encanto de Oporto.

Catedral Porto - Que hacer en la ciudad

Catedral Sé de Porto en Oporto  (Ángeles Mosquera-Flickr)

4. Puente de Luis I

Tras visitar la catedral, comienza a descender hacia la ribera del Duero donde te recomendamos sentarte en una de las muchas terrazas que hay en la orilla del río a contemplar la hilera de casas de colores que se extienden a lo largo de la Ribera bajo la protección del impresionante Puente de Luis I, construido en 1886 para unir la ciudad vieja y Vila Nova de Gaia.  Fue obra de Théodophile Seyring, discípulo de Gustave Eiffel, de ahí que su estructura recuerde a la torre más famosa de París.

Puente de Luis I - Roberto Bowyer (Flickr)

Puente de Luis I en Oporto (Roberto Bowyer-Flickr)

5. Vila Nova de Gaia

Tras las fotos de rigor sobre el Puente de Luis I, cruza hacia la zona de las bodegas, en Vila Nova de Gaia, y disfruta de una de las mejores panorámicas del centro histórico de Oporto y las casas de colores de la Ribera.

No tardarás mucho en darte cuenta que estás en el lugar donde se agolpan las bodegas en las que se elabora uno de los vinos más conocidos del mundo, El Oporto. Aunque por fuera no llaman mucho la atención, te recomendamos adentrarte en el interior de una de ellas a través de una visita guiada. Los precios suelen rondar entre los 3 y los 5 euros con la degustación de dos vinos.

Para acabar el día, disfruta de un atardecer sobre el río en uno de los barcos rabelos tradicionales de la ciudad. Un cierre de ruta inmejorable.

Bodega en Vila Nova de Gaia - Reflexionist (Flickr)

Bodega en Vila Nova de Gaia en Oporto (Reflexionist-Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter