Rincones secretos de Barcelona: Recinto modernista de Sant Pau

14 marzo, 2017 - David García

Vista aérea de todo el recinto, y al fondo el nuevo hospital. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Rincones secretos de Barcelona: Recinto modernista de Sant Pau

Sin duda, si hay una ciudad en Europa unida al Modernismo, esa es Barcelona, que inevitablemente está unida a un nombre: Antoní Gaudí. Pero más allá de las obras del genio del Modernismo, la Ciudad Condal atesora otras joyas de este estilo que no son tan conocidas pero que tienen similar valor artístico. Una de esas joyas es el Recinto Modernista de Sant Pau, que nosotros vamos a descubrirte para que no dejes de visitarlo la próxima vez que vayas a Barcelona.

¿Dónde está?

Lo primero de todo es situarse. Este espacio podemos encontrarlo en el número 167 de la calle Sant Antoni Maria Claret, no muy lejos de la Sagrada Familia, por lo que sería una buena idea visitar ambos dando un agradable paseo. La estación de metro más cercana es Sant Pau – Dos de Maig, de la Línea 5.

Vista general del Recinto Modernista de Sant Pau. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

Vista general del Recinto Modernista de Sant Pau. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

¿Qué es este espacio?

Bueno, tal vez antes de hablar de lo que en la actualidad es, debemos conocer lo que fue, y así poder entender el presente.

Este espacio fue hasta 2009 el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, uno de los más conocidos de Barcelona que ese año se trasladó a unas modernas instalaciones no muy lejos de este recinto.

Su construcción comenzó en 1902 y es obra de Lluís Domènech i Montaner, aunque su inauguración no llegaría hasta 1930.

A raíz del traslado de la actividad sanitaria al nuevo hospital, un ambicioso proceso de rehabilitación ha permitido recuperar el valor patrimonial y artístico del Recinto Modernista de Sant Pau, que se ha convertido en un nuevo espacio de referencia en la ciudad donde conviven historia e innovación.

El Pavelló de Sant Leopold. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

El Pavelló de Sant Leopold. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

¿Qué podemos ver allí?

Sant Pau acoge un centro de conocimiento formado por instituciones relevantes en los ámbitos de la sostenibilidad, la salud y la educación, entre otros. Estas organizaciones desarrollan en el Recinto Modernista sus propios programas y proyectos, pero también emprenden iniciativas conjuntas con el objetivo de aportar respuestas a los retos de la sociedad del siglo XXI.

La restauración de los pabellones modernistas, declarados Patrimonio Mundial por la Unesco en 1997, también ha permitido el desarrollo de un programa cultural que tiene como objetivo principal la puesta en valor de este tesoro del modernismo europeo. La figura de Lluís Domènech i Montaner, arquitecto del edificio, y su contribución al movimiento modernista, así como el valor patrimonial e institucional de Sant Pau y su aportación a la medicina son las piezas clave de este programa.

Asimismo, la recuperación del conjunto modernista ha convertido parte del Pabellón de la Administración en un centro de reuniones y eventos. Con una capacidad para más de 600 personas, los espacios de la Administración son un emplazamiento emblemático y único para celebrar reuniones corporativas, cursos, congresos, presentaciones, etc.

El Pabellón de la Administración también acoge el Archivo Histórico del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, uno de los fondos documentales hospitalarios más importantes que se conservan en la actualidad, y que recoge obras y documentos históricos desde el siglo XV al XX.

Vista aérea de todo el recinto, y al fondo el nuevo hospital. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

Vista aérea de todo el recinto, y al fondo el nuevo hospital. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

Su historia y estilo.

Para llevar a cabo el encargo de la construcción del hospital, Lluís Domènech i Montaner se inspiró en los hospitales más modernos de Europa. Partiendo de las ideas higienistas, diseñó un hospital organizado en diferentes pabellones aislados, rodeados de jardines y conectados entre sí por una trama de túneles subterráneos. A pesar de que Domènech dibujó un proyecto formado por 48 edificios, finalmente sólo se construyeron 27.

En líneas generales, Domènech crea una planta alrededor de dos ejes, uno vertical y otro horizontal, que conforman una cruz patente, emblema del antiguo Hospital de la Santa Creu. A través de este símbolo se resumen y simbolizan la historia hospitalaria de Barcelona y los valores alegóricos de la Edad Media.

En 1902 se empezaron a construir los primeros doce edificios del conjunto siguiendo una trama urbanística diferente a la del Eixample. Cada edificio estaba destinado a una especialidad diferente. La iluminación, la buena ventilación y la decoración de las estancias hicieron del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau un espacio único en el mundo, un nuevo modelo hospitalario que introducía la importancia del espacio abierto y el soleamiento en el tratamiento de los pacientes.

El incremento de la demanda sanitaria y el deterioro estructural de los edificios evidenciaron que el conjunto modernista no reunía las condiciones necesarias para mantener la calidad asistencial, por lo que se construyó un nuevo edificio y se trasladó esa actividad asistencial.

Uno de los detalles decorativos. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

Uno de los detalles decorativos. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

Visitas.

Todos los turistas pueden visitar el Recinto Modernista de Sant Pau. Bueno, turistas y residentes en Barcelona, obviamente. Y pueden además participar de sus actividades programadas. Hay dos tipos de visitas. La que puedes hacer libremente por tu cuenta y la visita guiada, que dura aproximadamente una hora y media y que desde luego es la que te ayudará sin duda a entender el espacio y a conocer todos sus detalles. Atento a los horarios de la visita libre porque varían dependiendo de la época del año y de los días de la semana. De lunes a sábado puedes visitarlo entre las 10:00 y las 16:30 horas entre los meses de noviembre a marzo; y de 10:00 a 18:30 el resto del año. Los domingos y festivos, el horario es de 10:00 a 14:30 durante todo el año.

Las visitas guiadas en castellano son a las 12:00 horas.

La tarifa general para la visita libre es de 13 euros, mientras que para la visita guiada es de 19. Eso sí, existen diferentes descuentos que puedes ver aquí. Atentos también porque hay algunos días al año que es gratis: 12 de febrero, 23 de abril, 8 de mayo, 24 de septiembre, y primer domingo de cada mes.

Imagen de uno de los vestíbulos. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

Imagen de uno de los vestíbulos. Sant Pau Recinte Modernista (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter