7 sierras fresquitas de Madrid donde huir del calor

2 agosto, 2016 - David García

Embalse de Navacerrada y municipio del mismo nombre. Julián Maldonado Ureña (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

¡Qué duro puede llegar a ser pasar el verano en Madrid con ese calor seco tan agobiante de la capital! Pero no hay por qué preocuparse. A tiro de piedra de la gran ciudad tenemos la sierra para refrescarnos un poco (no mucho, porque hace calor igualmente), sobre todo por la noche. Para que puedas pasar un rato más relajado, nosotros hemos seleccionado algunos lugares de la sierra madrileña que además de disfrutar con sus vistas seguro que te van a venir muy bien para aplacar este calor.

1. Navacerrada.

El pueblo ‘serrano’ por antonomasia de Madrid es sin duda Navacerrada y por tanto uno de los lugares más fresquitos de la región cuando cae la tarde. Está enclavado en la sierra de Guadarrama. Para hacernos una idea de su fama, os diremos que pasa de tener unos 2.500 habitantes en invierno a 12.000 en verano, que buscan escapar así de los rigores del verano de la gran ciudad, pues la temperatura máxima media no supera los meses de verano los 22 grados, y las mínimas han llegado a ser de menos de 1 grado (la media mínima no llega a 12).

Embalse de Navacerrada y municipio del mismo nombre. Julián Maldonado Ureña (iStock)

Embalse de Navacerrada y municipio del mismo nombre. Julián Maldonado Ureña (iStock)

2. San Lorenzo de El Escorial.

Se trata de otra de las poblaciones típicas de la sierra de Madrid, algo más al suroeste eso sí que Navacerrada. No hay nada mejor que subirse a este municipio histórico de la Comunidad a disfrutar de su monasterio, sus calles históricas, y estar algo más fresco que en la ciudad, sobre todo a partir del atardecer. Y agosto es un buen mes para ello porque el día 10 celebra las fiestas en honor a su patrón, San Lorenzo.

Sierra de Guadarrama y de fondo, El Escorial. SOMATUSCANI (iStock)

Sierra de Guadarrama y de fondo, El Escorial. SOMATUSCANI (iStock)

3. Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Aunque la Comunidad de Madrid ha prohibido ya el baño en el río para preservar el entorno, este Parque Regional es uno de los lugares menos cálidos de la Comunidad de Madrid debido fundamentalmente a la presencia del río y sus aguas siempre frías y de sus árboles que dan una sombra más que agradable.

Río Manzanares, en La Pedriza. Ihervas (iStock)

Río Manzanares, en La Pedriza. Ihervas (iStock)

4. Sierra del Rincón.

La llamada ‘sierra pobre’ de la Comunidad de Madrid, la Sierra del Rincón, es un espacio protegido (reserva de la biosfera de hecho), con temperaturas medias anuales de entre 9 y 12 grados, por lo que es un destino perfecto para protegerse del calor aun en verano. Se extiende por los municipios de La Hiruela, Horcajuelo de la Sierra, Montejo de la Sierra, Prádena del Rincón y Puebla de la Sierra, y podemos refugiarnos del sol en la sombra que ofrecen los miles de árboles singulares y de diferentes tipos que la jalonan.

Sierra del Rincón desde Montejo de la Sierra. Bea (Flickr)

Sierra del Rincón desde Montejo de la Sierra. Bea (Flickr)

5. Hayedo de Montejo.

Dentro de la propia Sierra del Rincón vamos a destacar un punto en concreto, el singular Hayedo de Montejo. Y decimos singular porque es el hayedo más meridional de Europa. Estos árboles más que centenarios (algunas hayas tienen hasta nombres propios) nos protegen con su sombra de los agobiantes rayos del sol de verano veraniego y hacen de la zona un lugar refrescante por las noches. Se encuentra dentro del término municipal de Montejo de la Sierra.

Hayedo de Montejo. santiago lopez-pastor (Flickr)

Hayedo de Montejo. santiago lopez-pastor (Flickr)

6. Sierra de Ayllón.

Una de las sierras menos conocidas de Madrid, que comparte con las provincias de Guadalajara y Segovia. En ella nacen ríos como el Jarama o el Sorbe y los robles y los hayedos (como Tejera Negra) refrescan sin duda del calor estival. Dicen que el lobo campa a sus anchas por este lugar. Su clima de montaña nos indica que a pesar del verano no podemos olvidarnos de una chaqueta o una sudadera, sobre todo por las noches.

Vista parcial de la Sierra de Ayllón. Roman Santos (Flickr)

Vista parcial de la Sierra de Ayllón. Roman Santos (Flickr)

7. Monte de El Pardo.

Y para terminar, más que con una sierra, que no lo es, nos vamos con el Monte de El Pardo, lo más montañoso que tenemos cerca de la capital. De hecho está dentro del término municipal de Madrid. A pesar de eso, es un lugar ideal dada su cercanía para escaparte al atardecer y refugiarte del calor agobiante de la gran ciudad. Es un espacio protegido con mucha vegetación y bosque. Y aunque no haya una diferencia tan importante como con la sierra, sí que se nota que las temperaturas son algo más bajas que en las calles de Madrid.

Gamos en El Pardo. Roberto Lumbreras (Flickr)

Gamos en El Pardo. Roberto Lumbreras (Flickr)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter