Sintra: un lugar de cuento de hadas que está más cerca de lo que crees

21 marzo, 2016 - Redacción

Sintra destacada (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Sintra: un lugar de cuento de hadas que está más cerca de lo que crees

Dicen que es un lugar como salido de un cuento de hadas, y precisamente eso es lo que te encuentras al llegar. Encaramada a una montaña, rodeada de bosques y protegida por castillos y palacios, Sintra es una villa portuguesa que desprende encanto en cada uno de sus rincones.

Vista de Sintra (iStock)

Vista de Sintra (iStock)

Situada a tan solo unos pocos kilómetros de Lisboa, concretamente a 31, uno no puede viajar a la capital portuguesa y no visitar este romántico lugar cuyo casco histórico es tan espectacular que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Su ubicación privilegiada, sus preciosos paisajes, y su microclima único, convierten a Sintra en uno de los lugares más visitados del país vecino. Pero si algún día decides embarcarte en este viaje de cuento, hay cinco de sus lugares que no puedes perderte si vas a viajar a Sintra.

1. Palacio Nacional de Sintra
En el corazón de Sintra, el Palacio Nacional o como se le conoce popularmente, “El palacio de las chimeneas”, se levanta señorial con dos enormes chimeneas que le hacen inconfundible y visible desde cualquier rincón de la villa. Fue construido en el siglo XVI como residencia de verano de los reyes de Portugal y hoy es admirado por cientos de turistas que cada año fotografían su fachada blanca con toques amarillos.  La discreción de su arquitectura exterior destaca con los elementos medievales, góticos y renacentistas de su interior en el que destacan las composiciones con azulejos andalusíes. Pero sin duda, lo más llamativo del Palacio Nacional es la Sala dos Brasões donde se exponen los escudos de 72 casas nobiliarias portuguesas. ¡Espectacular!

Palacio Nacional de Sintra (iStock)

Palacio Nacional de Sintra (iStock)

2. Palacio da Pena
Es sin duda la joya arquitectónica de Sintra. Fue construido por orden de Fernando II quien, enamorado del arte, decidió levantar su palacio otorgándole los diferentes estilos que se dieron en Europa desde la Edad Media hasta la Edad Contemporánea, con un resultado absolutamente bello.

Levantado sobre la montaña de Sintra, el Palacio da Pena destaca por su original arquitectura, llena de colores y de elementos árabes, románicos, góticos, renacentistas y barrocos. Pero sobre todo son sus espectaculares vistas las que dejan enamorado a todo aquel que lo visita. Hay dos formas de acceder a él, mediante un mini bus o andando a través del bosque. Sin duda, y aunque es mucho más difícil y requiere un par de horas de paseo por un camino empinado de montaña, te recomendamos la segunda opción, con unas vistas de ensueño.

Sintra (Flickr)

Sintra (Flickr)

3. El castelo dos mouros
Construido en el siglo VIII por los árabes al filo de uno de los peñascos de la montaña de Sintra, hoy el castillo solo es una sombra ruinosa de lo que fue, pero las vistas desde este lugar merecen mucho la pena, y en días claros puede incluso verse la costa. Si decides acceder al Palacio de la Pena a pie por el camino que rodea la montaña, vas a pasar inevitablemente por este lugar pues se encuentran muy cerca el uno del otro. No hacer una parada sería como visitar la Plaza Mayor de Madrid sin comer un bocadillo de calamares: inadmisible.

Castelo dos mouros (iStock)

Castelo dos mouros (iStock)

4. Quinta da Regaleira
La Quinta da Regaleira es una inmensa finca en la que todo es un auténtico misterio por descifrar.  El pozo iniciático, el rellano de los dioses, la entrada de los guardianes… Todo aquí te lleva a pensar que hay algo más detrás de las formas arquitectónicas de estilo gótico y la simbología masónica que adornan cada uno de los rincones de la finca. Sin duda, es un lugar muy especial y con cierto aire místico que no puedes perderte si visitas Sintra.

Quinta da Regaleira (Flickr)

Quinta da Regaleira (Flickr)

5. Palacio de Monserrate
Situado a tres kilómetros de la Quinta da Regaleira, este precioso palacio no es uno de los lugares más visitados de Sintra y sin embargo, derrocha encanto en cada metro cuadrado. Esta mansión perteneció  al empresario Francis Cook, quien se empeñó en inmortalizar en él el arte nazarí que protagoniza mucha de las estancias de la Alhambra de Granada. Sus jardines son espectaculares, llenos de cascadas artificiales y árboles y plantas exóticas traídas de todo el mundo. Un pequeño oasis que trasladará a un cuento de hadas.

Palacio de Monserrate (iStock)

Palacio de Monserrate (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter