Roque de los Muchachos de La Palma: un mar de nubes

29 agosto, 2013 - Redacción

Roque de los Muchachos de La Palma: un mar de nubes
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Roque de los Muchachos de La Palma: un mar de nubes

Toda la isla de La Palma es reserva de la Biosfera. Y su punto más alto, el Roque de los Muchacos, demuestra por qué.

LA PALMA:  MAR DE NUBES

LA PALMA: MAR DE NUBES

Probablemente, la imagen de mar que te viene a la cabeza cuando piensas y sueñas con irte de viaje a las islas Canarias no sea la de un mar de nubes que se pierde en el horizonte: mal hecho. En el corazón volcánico de la isla de La Palma, a tiro de piedra de los inmensos arenales y playas a los que ponen rumbo cada año millones de personas, se levanta el Roque de los Muchachos, un monte inmenso, asomado al parque nacional de la Caldera de Taburiente -lo cierra por la parte norte- y, también, protagonista de esa isla que es La Palma, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO por, precisamente, escenarios imponentes como este Roque.

El Roque de los Muchachos -el nombre le viene de su forma, un conjunto de roques de poca altura que parece un grupo de muchachos- no destaca sólo por ser el punto más alto de la isla -2.426 metros sobre el nivel del mar, lo que le convierte en el segundo punto más alto del archipiélago, tras el Teide-, por el mar de nubes bajo tus pies y sobre la isla, o por su belleza, sacada de una fantasía de película de James Cameron, o por la ascensión -exigente, bonita-; destaca por la calidad del cielo que se puede observar. El universo entero se asoma al Roque de los Muchachos en noches claras y estrelladas de una manera única en el mundo. Tanto, que allí se encuentra el Observatorio Astrofísico Roque de los Muchachos (que puede visitarse sin coste pero con reserva previa a través de su página web: http://goo.gl/4kWyVO). Hay quince telescopios en el Roque, entre los que se encuentra el GTC -Gran Telescopio Canarias-, uno de los mayores telescopios reflectores del mundo con su espejo de 10’4 metros de diámetro.

Roque de los Muchachos

Roque de los Muchachos,

La ubicación del Roque de los Muchachos es perfecta para la observación de los cielos. La isla de La Palma está muy cercana al Ecuador y alejada de las tormentas tropicales; y el “mar de nubes” que se forma por debajo de la cima del Roque (que forman los vientos alisios entre los 1200 y los 1600 metros) retiene la contaminación de la superficie de la isla y el polvo del cercano Sáhara.

Roque de los Muchachos

Roque de los Muchachos: un mar de nubes

¿Cómo llegar al Roque de los Muchachos? Con carretera… y curvas. Treinta kilómetros exigentes por las curvas -muy bien asfaltada y peraltada- pero con recompensa son los de la carretera LP-4, que sube al Roque desde Santa Cruz de la Palma. Vegetación muy frondosa, temperatura que baja según asciende la carretera -encontrarse con bancos de niebla no es nada extraño y, si se asciende la carretera en febrero o marzo, tampoco lo es el que haya nieve-… Una parada obligada es en el Mirador de los Andenes, a dos mil metros de altitud, y desde donde apreciar el mar de nubes que tiene atrapada la Caldera de Taburiente, ese inmenso cráter de ocho kilómetros de diámetro y casi veinte de circunferencia. La mejor manera de disfrutar de las vistas del Roque es precisamente tomando el sendero que sale del Mirador y que, en la hora aproximada que dura el recorrido, regala vistas impresionantes. Otro espectáculo inolvidable es el del amanecer en el parque, y la mejor manera de disfrutarlo es pasando la noche en la zona habilitada del parque para ello, entre los roques Salvajes y de la Brevera Macha. ¡La estampa del sol rompiendo el mar de olas es algo que no se olvida jamás!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter