Qué hacer y ver en el Alentejo

14 abril, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Entre el Tajo y el Algarve se extiende el Alentejo, una de las regiones más intensas de ese país repleto de razones viajeras que es Portugal. Más allá del Tajo: eso quiere decir el nombre de la región -más allá (além) del Tajo(Tejo)- y en ella cabe todo lo que un viajero espera de Portugal, y un poco más. Playas salvajes, infinitos campos de cereal, dehesas de alcornoques -tantos, que la región es la mayor productora mundial de corcho-, ciudades ancladas en el pasado con tanta belleza que son Lugares Patrimonio de la Humanidad… Y todo, a un paso: la entrada natural al Alentejo es a través de Badajoz.

560px-CastillodeMarvao_foto Elemaki

Castillo de Marvao: cosas que ver en Alentejo

A un paso de la frontera con España, en el corazón del parque natural de la Sierra de Sâo Mamede, nos aguarda Marvão, el “nido de las águilas”, una villa amurallada a más de ochocientos metros sobre el nivel del mar que desde el siglo IX tiene su lugar en la historia portuguesa: fue fundada por Ibn Marwan, el mismo fundador de Badajoz. Las dos ciudades alentejanas de mayor fama son Elvas y Évora, catalogadas merecidamente como Patrimonio Mundial por la UNESCO, a las que no desmercen la amurallada Monsaraz, Santarém, Portalegre y Beja, o Castelo de Vide, donde se conservan en excelente estado las antiguas juderías.

560px_TurismoAlentejo5

Disfrutar los paseos por las playas de el Alentejo

Con 85 kilómetros de largo y casi 200 kilómetros cuadrados de extensión, que lo convierten en el lago artificial más grande de Europa, solo por descubrir el Lago de Alqueva merece la pena viajar al Alentejo. Rodeado de pueblos con encanto, olivares, encinares y alcornoqales, en los que pasta la ganadería ovina y bovina propia de la zona, la mejor forma de descubrir la zona es alquilando un barco-casa y navegando a tu ritmo, convirtiéndote por unos días en un auténtico capitán.

Otro de los grandes atractivos del Alentejo son sus playas. Bordeando las marismas del estuario del Sado se alcanza una inmensa línea de costa que, entre la punta de Tróia y el cabo de Sines, toma la forma de un continuo arenal, bautizado como Costa da Galé. Es una zona con buenas condiciones para el surf y el bodyboard, como lo demuestran los adeptos que siempre se encuentran en las playas de Comporta -escenario ya del descanso de las más famosas celebs del mundo entero- y de Carvalhal. Y no hay que olvidarse de las playas de Pinheirinho, Galé y de Aberta Nova, o la playa del Norte, ideales para el buceo. Al sur de Sines, hay pequeñas playas y calas, semivírgenes muchas de ellas; y para toda la familia, no hay que dejar de disfrutar de Praia Grande de Porto Covo. ¡Buen viaje y disfruta los mejores lugares de el Alentejo!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter