10 ciudades increíbles construidas en las rocas

2 febrero, 2017 - Miguel Á. Palomo

manarola flickr
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 ciudades increíbles construidas en las rocas

Es a lo que se suele llamar una estampa pintoresca. O una vista a los abismos. Un acantilado, una garganta, una pared, una montaña o un peñasco pueden ser objeto de un ejercicio casi de escultura arquitectónica o el enclave idóneo para edificar poblaciones que han querido ser inexpugnables. Más que conquistarlas a ellas, son estas ciudades las que nos conquistan a nosotros. Elegimos las más increíbles anidadas en lo más alto.

1. Rocamadour, Francia

Paredes calcáreas de más de cien metros de caída vertical sobre el río Alzou sostienen esta ciudad de cuento imán de artistas, arqueólogos y, sobre todo, peregrinos que ascienden hasta lo más alto, hasta el santuario de la Virgen Negra en el interior de la iglesia de Notre Dame. Dentro del santuario fueron encontrados los restos de San Amador, ermitaño que da nombre al pueblo.

Rocamadour / Foto: Rrrainbow

Rocamadour – Rrrainbow

2. Santorini, Grecia

La más famosa de las islas griegas es en realidad el resultado de una brutal explosión volcánica que dio origen a la caldera actual. Los pueblos blancos distribuidos por los acantilados conforman una imagen turística imbatible.

Santorini / Foto: javarman3

Santorini – javarman3

3. Ronda, España

Una de las ciudades españolas más antiguas es también una de las más hermosas debido a su espectacular asentamiento sobre una meseta de roca fraccionada en dos mitades por cuyo cañón, el Tajo de Ronda, pasa el río Guadalevín. Pero luego el pueblo medieval tiene que ser bonito, y a fe que lo es.

Ronda / Foto: Fesus Robert Levente

Ronda – Fesus Robert Levente

4. Civita di Bagnoregio, Italia

País de muchas ciudades rocosas, tiene en esta una de sus más longevas poblaciones encaramada desde hace más de 2.500 años a una colina que otea a 443 metros la inmensidad circundante, con Roma en lontananza. La pena es que esta pocholada medieval es conocida como “el pueblo que muere” ya que cada vez el perímetro de sus acantilados erosionan más el terreno y, más allá de los turistas que lo visitan en verano, apenas está habitado por una docena de personas.

Civita di Bagnoregio / Foto: gcammino

Civita di Bagnoregio – gcammino

5. Al Hajjarah, Yemen

El carácter inhóspito de la geografía de este país de Oriente Próximo hace que encontremos unas cuantas ciudades moldeadas en piedra, roca o barro. Una de las más impactantes por su inaccesibilidad es este pueblo de las montañas Haraz cuya ciudadela fue construida sobre escarpados acantilados en el siglo XII. Hoy es campo base de excursionistas.

Al Hajjarah / Foto: fotoember

Al Hajjarah – fotoember

6. Azenhas Do Mar, Portugal

En la zona de Sintra, muy cerca de Lisboa, este pueblo atrae al turisteo por su magnífica ensenada playera, por su gastronomía y por la imagen de postal de sus casas señoriales apretujadas sobre el acantilado y sus piscinas excavadas en la roca. Un baño inolvidable.

Azenhas Do Mar / Foto: Sean Pavone

Azenhas Do Mar – Sean Pavone

7. Bonifacio, Francia

De vértigo es esta población al sur de la isla de Córcega, antigua y fotogénica a partes iguales. Sobre paredes cortadas, las casas y miradores se asoman al mar a unos 60 metros de altura. Entre la roca natural y las calles empedradas, los muros de la fortaleza milenaria.

Bonifacio / Foto: bermau

Bonifacio – bermau

8. Manarola, Italia

Tan rocosa y colorista como sus ciudades hermanas norteñas de las Cinco Tierras, Vernazza o su fracción mayor de Riomaggiore, Manarola cuenta con el mismo encanto marinero de un pueblo todavía pesquero. Probablemente la más vieja de todas las que forman este conjunto Patrimonio de la Humanidad, la ciudad desciende sobre el Mar de Liguria.

Manarola / Foto: StevanZZ

Manarola – StevanZZ

9. Castellfullit de la Roca, España

Pueblo diminuto pero matón. O encantador. El muro basáltico de 50 metros de caída libre y casi un kilómetro de largo es troquelado arriba por las casitas y la iglesia, un frente medieval asomado a la naturaleza de La Garrotxa. Lo dicho, pintoresco es poco.

Castellfullit de la Roca - nafra cendrers

Castellfullit de la Roca – nafra cendrers

10. Positano, Italia

Teníamos que hacer un hueco a una de las imágenes más bellas del Mediterráneo, una parada obligada en la Costa Amalfitana para revivir en un paisaje coronado entre los siglos XVI y XVIII los dorados años cincuenta del pasado siglo, gracias en parte a la cita de John Steinbeck en la revista Harper’s Bazaar: “Positano te marca. Es un lugar de ensueño que no parece real mientras se está allí, pero que se hace real en la nostalgia cuando te has ido”. Hoy nada es tan elegante pero nos queda contemplar el Golfo de Salerno desde las terrazas ajardinadas de Positano.

Positano / Foto: garyturner

Positano – garyturner

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter