10 cosas que hay que hacer y ver en Sorrento

16 diciembre, 2015 - Jorge Aznal

Marina Grande en Sorrento (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 cosas que hay que hacer y ver en Sorrento

Al igual que otros pueblos de la Costa Amalfitana como Positano, Ravello o Amalfi, Sorrento es uno de los lugares cerca de Nápoles que no podemos perdernos. Según la leyenda, el nombre de Sorrento proviene de las sirenas que provocaban con sus cantos que los marineros naufragasen cuando se acercaban a sus costas.

En La Odisea, de Homero, se cuenta cómo, para no sucumbir a los cantos de las sirenas, Ulises mandó a sus hombres que le ataran al mástil y no le desataran bajo ningún concepto y que ellos se tapasen los oídos con cera. Sólo así evitaron enloquecer como el resto de quienes escuchaban sus cantos.

Esa es la leyenda. La realidad es que hay tantas cosas que hacer y ver en Sorrento que, además de los oídos, también debes abrir bien los ojos para admirar uno de los pueblos más bonitos de Italia:

1. Admirar sus vistas desde los miradores

Sorrento es todo un regalo para la vista. Aprovecha sus balcones y miradores para contemplar Sorrento desde arriba y dirigir tu mirada hacia el golfo de Nápoles, el monte Vesubio o la propia Nápoles. Tus ojos (y tu mente) te lo agradecerán.

Vistas desde un mirador de Sorrento (iStock)

Vistas desde un mirador de Sorrento (iStock)

2. Marina Grande

Uno de los lugares con más encanto de Sorrento es el tradicional puerto pesquero de Marina Grande, el más pequeño y antiguo de los dos que tiene Sorrento. Las vistas son espectaculares en cualquier momento del día pero quizá ninguno tan hermoso como el aspecto que luce al atardecer, con los pescadores limpiando sus redes y preparando sus embarcaciones para el día siguiente.

Marina Grande (iStock)

Marina Grande (iStock)

3. Duomo

Los orígenes de la Catedral o Duomo de Sorrento, de estilo románico, se remontan al siglo XI, aunque fue reconstruida en el siglo XV. Está dedicada a San Filippo y San Giacomo y destaca por su entrada lateral de estilo renacentista.

Interior del Duomo de Sorrento (iStock)

Interior del Duomo de Sorrento (iStock)

4. Piazza Tasso

La Piazza Tasso es la plaza principal de Sorrento. Está rodeada de edificios históricos como la iglesia de Santa María del Carmine y de ella sale la Via San Cesareo, la calle más comercial de Sorrento. En una de las esquinas de la plaza se encuentra la imagen de Torquato Tasso, el poeta renacentista que da nombre a la plaza, y en el centro está la escultura de San Antonino, patrón de Sorrento.

Piazza Tasso (iStock)

Piazza Tasso (iStock)

5. Iglesia de San Francisco de Asís

Entre las bellas iglesias de Sorrento se encuentran la iglesia y el claustro de San Francisco de Asís. El origen del monasterio, cuyo claustro cuenta con arcos cruzados en toba característicos del siglo XIV, se remonta a la primera mitad del siglo VIII. Otras iglesias que puedes visitar en Sorrento son la Basílica de San Antonino, la iglesia de Santa María del Carmine y la iglesia de los Servidores de María.

Iglesia de San Francisco de Asís en Sorrento (iStock)

Iglesia de San Francisco de Asís en Sorrento (iStock)

6. Comer pizza

Al igual que el canto de las sirenas con todo aquel que lo escuchaba, la belleza de Sorrento puede hacer que nos distraigamos tanto que hasta nos olvidemos de comer. Y eso sería un grave error porque nos privaríamos, por ejemplo, de degustar una de las deliciosas pizzas de restaurantes como Da Filippo o Da Gigino.

Sorrento cuenta con varios restaurantes donde preparan sabrosas pizzas (iStock)

Sorrento cuenta con varios restaurantes donde preparan sabrosas pizzas (iStock)

7. Ir de compras

El limoncello, las nueces y el aceite de oliva son algunos de los productos típicos que puedes comprar en Sorrento, donde también puedes adquirir esculturas talladas en madera. En cualquier caso, aunque no compres nada, merece la pena darse una vuelta por sus tiendas y puestos como, salvando las distancias, hacen muchos turistas en la Galería Vittorio Emanuelle II de Milán.

Calle comercial de Sorrento (iStock)

Calle comercial de Sorrento (iStock)

8. Darse un baño

Las playas de Sorrento destacan más por el ambiente y el entorno que las rodean que por su accesibilidad. La exclusiva Bagni della Regina Giovanna, la Spiaggia di Puolo frecuentada por los habitantes de Sorrento y Marina della Lobra son algunas de sus playas más conocidas.

Playa de Sorrento (iStock)

Playa de Sorrento (iStock)

9. Preparar la visita a los otros pueblos de la Costa Amalfitana

El encanto de Sorrento tiene continuidad en otros pueblos de la Costa Amalfitana como Positano, Amalfi o Ravello. Si puedes, no dejes pasar la oportunidad de conocerlos y completar un viaje de ensueño.

Positano (iStock)

Positano (iStock)

10. La más importante: disfrutar

De todas las cosas que hay que hacer y ver en Sorrento, hay una que es especialmente sencilla y que depende de nosotros: disfrutar. Sorrento, como el resto de los pueblos con encanto de la Costa Amalfitana, es uno de esos destinos que nos invita a reencontrarnos con nosotros mismos y a olvidarnos del reloj, del estrés y de los problemas.

Vista de la costa de Sorrento (iStock)

Vista de la costa de Sorrento (iStock)

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter