10 motivos por los que no ir a Barcelona

11 noviembre, 2016 - David García

Barcelona (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 motivos por los que no ir a Barcelona

Vamos a darle la vuelta a la tortilla y vamos a darte diez razones por las que no debes venir a Barcelona. Eh, espera, espera… no te vayas de esta página tan rápido. Echa un vistazo a nuestro curioso decálogo y después nos dices que te parece, a ver si te hemos convencido para venir o no venir a Barcelona.

1. Porque es una explosión de ‘cosmopolismo’.

Si no eres permeable a lo cosmopolita, mejor no vengas a Barcelona. Somos la ciudad de la modernidad (y del modernismo, pero eso lo dejamos para más adelante). Y eso se traduce en compras, moda, últimas tendencias… Barcelona respira siempre esas últimas tendencias y aquí podrás empaparte de ellas con solo un paseo por el Borne por ejemplo, tomándote algo en alguna de nuestras terrazas… Va con el espíritu de nuestra ciudad.

1

2. ¿Nunca te ha gustado combinar playa y gran ciudad?

Me atrevería decir que somos la ciudad más grande con la mejor playa. Si eres de los que te gusta una playita en un pequeño pueblo de pescadores, este no va a ser tu sitio. Nuestras playas, como la ciudad, son un ejemplo cosmopolita más. Jamás vas a ver la diversidad de gente en una playa como en las playas de Barcelona.

2

3. Porque no te gusta salir por la noche…

¿No te gusta la fiesta? ¿No te gusta la noche? Pues hombre… te pierdes uno de los atractivos de nuestra ciudad. Decenas de salas de diferentes estilos y con público diferente para que elijas desde tomarte una copa tranquilo hasta quemar la noche y juntarla con los primero rayos del día. Y luego están nuestros festivales. Desde el Primavera Sound hasta el Sónar pasando por el Circuit. Seas como seas, te guste lo que te guste, aquí tienes tu sitio.

3

4. Comer demasiado bien.

No tenemos que hablaros ya de la buena fama de la gastronomía catalana y de sus cocineros. Si pretendes comer mal, mejor no vengas a Barcelona. Y no solo te esperan aquí estrellas Michelín, también acogedores restaurantes de barrio, cocina tradicional catalana, decenas de rincones para homenajear tu paladar.

4

5. Siempre fuiste un modernista.

Antes lo hemos mencionado. Barcelona también es la ciudad del Modernismo, y por supuesto la ciudad de Gaudí. La Sagrada Familia, el Parc Güell, la Casa Batlló, la Casa Milá… Confecciónate una ruta modernista y pasa un día entero recorriendo estos rincones. Merecerá la pena el esfuerzo.

5

6. Porque te agobian las buenas fiestas populares.

Nuestro carácter mediterráneo hace que nos guste mucho la vida de calle, sobre todo si acompaña la climatología (casi siempre). Ese carácter lo exteriorizamos con más fuerza si cabe en las fiestas populares de los barrios, muchas de ellas conocidas en toda España. Las fiestas de Gracia o de la Merced son dos ejemplos de cómo disfrutamos en las calles.

6

7. Porque el fútbol espectáculo es aburrido.

Uno de nuestros embajadores en el mundo es el fútbol. Si vienes a Barcelona durante la temporada, podrás disfrutar de la Liga todas las semanas, con el Barça o con el Espanyol, en el Camp Nou o en Cornellá-El Prat. No tienes excusa. Bueno, sí, que no te guste el fútbol. Además, el museo del Barça es uno de los lugares más apreciados por nuestros visitantes, sean o no aficionados culés.

7

8. Por esos rincones ‘desconocidos’.

No todo en Barcelona se reduce a las Ramblas o al Paseo de Gracia. La ciudad respira vida en cada rincón y sus barrios esconden lugares altamente inspiradores. Te animamos a que te mezcles con esos barrios menos conocidos, es la forma de vivir Barcelona de manera más plena. Gracia, Poble Nou, El Carmel… son solo tres ejemplos.

8

9. ¿Te gusta la magia?

Si no te gusta la magia, es mejor que no vengas a Barcelona. Lo decimos porque tenemos una montaña mágica que se llama Montjuic, donde en 1992 se celebraron los que para muchos fueron (y son) los mejores JJOO se la historia. Si te das una vuelta por allí aún podrás empaparte del espíritu olímpico del 92. Ah, y siguiendo con la magia, también tenemos allí una fuente mágica que con su mezcla de luz, agua y sonidos, hace las delicias de todos los visitantes.

9

10 Porque nunca te gustó la buena gente.

Y dejamos lo mejor para el final. ¿No te gusta la buena gente? No vengas entonces a Barcelona porque nuestra ciudad está llena de buena gente, buenos anfitriones, hospitalarios. Nuestra misión es hacerte sentir como en tu casa y si decides quedarte, será tu casa. Ese es nuestro espíritu, va implícito en eso de ser ‘cosmopolita’.

10

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter