5 pueblos abandonados de Guadalajara que te dejarán sin palabras

12 junio, 2017 - Jorge Aznal

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Cuando hablamos de pueblos con encanto de España nos referimos a lugares que reúnen un atractivo especial que invita a recorrerlos, a disfrutar de su gastronomía y a encontrarnos con la gente que los habita. Pero una cosa es un pueblo con encanto y otra muy distinta un pueblo “encantado”. No es que en estos pueblos abandonados de Guadalajara sucedan fenómenos paranormales propios del programa de Iker Jiménez Cuarto milenio, pero sí son pueblos fantasma en el sentido de que están deshabitados. Visitar estos pueblos abandonados de Guadalajara es, en el fondo, una forma muy distinta de hacer turismo, pero tan válida como cualquier otra…

1. Bujalcayado

La sierra norte de Guadalajara concentra un buen número de pueblos abandonados. Es el caso de Bujalcayado, una pedanía del municipio de Sigüenza que, décadas atrás, llegó a tener una veintena de casas habitadas por gente que vivía de la agricultura y del trabajo en las salinas. En contraste con Sigüenza, uno de los lugares de la provincia de Guadalajara más conocidos y visitados, Bujalcayado se presenta como un lugar olvidado.

pueblos abandonados

Bujalcayado (Flickr, Santiago López-Pastor)

2. Matas

También dentro del municipio de Sigüenza encontramos otro de los pueblos abandonados de Guadalajara, Matas, aunque en su día era una pedanía de Pozancos. Su historia es parecida a la de tantos otros pueblos abandonados, con viviendas carentes de los suministros básicos y pocos habitantes que, poco a poco, dejaron el pueblo hasta dejarlo deshabitado a mediados de los años 70.

pueblos abandonados de guadalajara

Matas (Flickr, Santiago López-Pastor)

3. Umbralejo

Umbralejo vio cómo sus últimos habitantes se marchaban del pueblo a comienzos de los años 70 después de que el ICONA (Instituto para la Conservación de la Naturaleza) expropiase las viviendas y los terrenos. No había agua ni luz en las casas y es fácil imaginar cómo la vida allí no era fácil, sobre todo en invierno, con temperaturas muy bajas. En 1984, Umbralejo comenzó a rehabilitarse dentro del programa de recuperación de pueblos abandonados promovido por el Ministerio de Obras Públicas. Umbralejo ha hecho desde entonces las veces de pueblo-escuela y ha albergado la celebración de actividades culturales y formativas para jóvenes.

pueblos de España

Umbralejo (Flickr, Santiago López-Pastor)

4. Tobes

Tobes es un pueblo perteneciente al municipio de Sienes que está situado entre otros pueblos abandonados de Guadalajara como son Querencia y Torrecilla del Ducado. Los pocos habitantes que tenía Tobes en su momento también acusaban, como los de otros muchos pueblos, la falta de agua corriente y de electricidad hasta que los últimos pobladores se marcharon del pueblo en la primera mitad de los años 70.

pueblos abandonados de Guadalajara

Tobes (Flickr, Nacho Alonso)

5. Villacadima

Villacadima se presenta como una excepción dentro de los pueblos abandonados de Guadalajara. Primero, porque pasó bastante más tiempo en comparación con otros pueblos hasta que se quedó sin habitantes en el año 2003. Y segundo, porque en realidad no está abandonado, ya que se procedió a la reconstrucción de algunas viviendas, a la instalación de farolas y al asfaltado de accesos que han ayudado a que Villacadima, por suerte, no sea un pueblo completamente abandonado.

pueblos que ver

Villacadima (Flickr, Santiago López-Pastor)

2 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter