6 señales que indican que debes dejar a tu pareja tras las vacaciones

30 agosto, 2017 - Bárbara Chacón

6 señales que indican que debes dejar a tu pareja tras las vacaciones (Pixabay)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

La vuelta de las vacaciones nunca es fácil. El bajonazo, sobre todo durante los primeros días, es algo normal. Retomar la rutina es complicado, tanto en el trabajo como en tu relación. Si pasadas unas semanas sigues sin aguantar a tu media naranja, deberías empezar a replantearte tu vida. Aquí tienes algunas señales de que quizás ha llegado el momento de dejar a tu pareja tras las vacaciones.

 

1. La admiración escasea

Ya no le ves más con los mismos ojos (encandilados) de antes. La convivencia intensiva durante las vacaciones ha hecho que descubras una serie de defectos y características de su personalidad que te dejan muy nervioso. Es más, tu pareja te parece poca cosa; te irritan sus limitaciones y temes sus constantes meteduras de pata. A lo mejor es hora de dejar a tu pareja tras las vacaciones.

Un chico besa a una chica tumbada

Escasa admiración (Pixabay)

 

 

2. Poca paciencia

Cada vez que dice o hace algo que no te agrada, saltas. Ya no aguantas ciertas cosas de tu pareja y no haces el mínimo esfuerzo para disimular. Tu paciencia se ha quedado en la playa, lejos de ti. Es otra señal de que quizás deberías dejar a tu pareja tras las vacaciones.

Un perro duerme en el suelo

Poca paciencia (Pixabay)

 

 

3. Te parece previsible

Cada vez que te cuenta algo, sabes exactamente lo que va a decir. Podrías incluso adivinar las palabras que va a usar, las bromas (malas) que va a gastar, las propuestas de ocio que te va hacer. Si todo te parece un deja-vu tras las vacaciones, es hora de dejar a tu pareja.

Una pareja de cocodrilos abrazados descansa

Te parece previsible (Pixabay)

 

 

4. No visualizas un futuro en común

Todos aquellos planes de vida que hacíais durante horas, de repente te parece lejanos y absurdos. No consigues proyectarte con él de aquí a tres meses, imagina una vida juntos. La convivencia durante las vacaciones ha hecho mella y lo único que quieres es huir cada vez que le tienes cerca. Es algo para reflexionar.

Una pareja va en bicicleta

No visualizas un futuro en común (Pixabay)

 

 

5. El sexo ya no te pone

Intentas esquivar cualquier contacto físico. No te apetece besarle, ni tocarle. En las vacaciones has aprovechado las actividades en la naturaleza o el ocio nocturno para huir de la intimidad. Si te pasa todo eso tras las vacaciones, está claro que deberías dejar a tu pareja.

Una pareja en intimidad en el suelo

El sexo ya no te pone (Pixabay)

 

 

6. Te gustan otros

Hace tiempo que ves más alternativas en el horizonte, pero solo después del aburrimiento de las últimas vacaciones eres capaz de llamar las cosas por su nombre. Te sorprendes a ti mismo ligándo con la mirada en el supermercado. Estás loco por abrirte un perfil en Tinder, si no es que ya lo has hecho. “Es solo para mirar”, te repites a ti mismo. ¿No será que quieres dejar a tu pareja tras las vacaciones?

Un bar visto a través de la ventana

Te gustan otros (Pixabay)

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter