7 platos típicos franceses que debes probar

3 agosto, 2018 - Bárbara Chacón

¿Te ha gustado nuestro articulo?

La culinaria francesa es muy rica y sofisticada. Sin embargo, no es tan conocida fuera de sus fronteras como la italiana. No por eso deja de ser una experiencia sensorial esencial si viajas a este país. Estos son los platos típicos franceses que debes probar durante fu estancia.

1. Aligot

Es una especialidad del macizo de Aubrac, hoy bastante común también en las regiones de Lemosín y Auvernia. Para algunos ya es uno de los platos típicos franceses. Es un puré de patatas muy espeso, preparado con el queso tomme fraîche. También lleva mantequilla, ajo y nata fresca.

Aligot (iStock)

Aligot (iStock)

2. Cassoulet

Es otro de los platos típicos franceses. Llamado caçolet en occitano, es un guiso a base de alubias blancas y carne de diferentes animales, como pollo, cerdo o vacuno. Este muy característico del sur de Francia, especialmente de las regiones de Mediodía-Pirineos y Languedoc. La receta no es rápida, ya que primero se deben poner a remojo las alubias. Después, las alubias con cocinadas a fuego lento junto a tomates, cebollas, ajo, zanahorias y hierbas provenzales. La manera más tradicional de cocinarlo es en una cazuela de barro o cassole. Por eso se llama cassoulet.

Cassoulet (iStock)

Cassoulet (iStock)

3. Coq au vin

Es quizá el plato más famoso de la cocina occitana, pero ya ha alcanzado el estatus de uno de los platos típicos franceses. En el sur de Francia se cocina con carne de pato u oca. Ya en el norte de Occitania es más común el buey. Como su nombre indica, para su preparación hay que añadir una generosa cantidad de vino tinto, aunque en algunas variantes se emplea el vino blanco. Además, lleva cebolla y nabo para potenciar su sabor. En algunas zonas de Francia se incluyen también las setas.

Coq au vin (iStock)

Coq au vin (iStock)

4. Magret de canard

Magret  en español significa magro y canard equivale a pato, o sea, es un filete de carne magra de ganso o de pato cebado. El ave tiene que haber sido cebada previamente. Esta es la diferencia entre un magret y una pechuga tradicional.  Habitualmente, se sirve con salsa de naranja, cuscús, arroz o patatas asadas.

Magret de canard (iStock)

Magret de canard (iStock)

5. Quiche lorraine

Es otro de los platos típicos franceses. Se trata de una tarta salada con base de pasta quebrada y rellena de nata y huevos. La receta original es de la región de Lorena. Con el tiempo se les han añadido más ingredientes, como el queso, el bacon, el jamón york y varios tipos de verduras.

Quiche lorraine (iStock)

Quiche lorraine (iStock)

6. Ratatouille

Se elabora con diversas hortalizas fritas en aceite de oliva. Este plato es originario de Niza y la región de Provenza, al sureste de Francia. El nombre procede del verbo touiller, que significa remover. Para su preparación hay que hacer un guiso a base de ajo, pimientos, ajo, calabacín, cebollas y berenjenas, de los que se obtienen los colores que caracterizan el ratatouille. Es esencial añadir especias como el tomillo, el laurel, la albahaca y el orégano.

Ratatouille (iStock)

Ratatouille (iStock)

7. Vichyssoise

Es otro de los platos típicos franceses. Esta crema fría es muy similar a una sopa, aunque en ocasiones puede parecerse a un puré. Por su textura puede recordar también al gazpacho. Los ingredientes básicos son puerro, patata, cebolla, nata y leche, todos ellos triturados. La vichyssoise es servida tradicionalmente en un tazón o un plato hondo.

Vichyssoise (iStock)

Vichyssoise (iStock)

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter