Así es el “Ghetto-tour”, la nueva ruta de la polémica

12 septiembre, 2017 - Miguel Á. Palomo

Un cruce importante en el colectivo del street art de Bushwick (Sebastian Anthony, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

No es la primera vez que vemos iniciativas similares relacionadas con el turismo y los viajes. Desde un hotel-chabola a unos turistas que simulan ser pobres para costearse su periplo por destinos exóticos. La nueva fascinación por la marginalidad es otra impostura más que entretiene a la sociedad del primer mundo. El “guetto-tour”, como algún crítico lo ha bautizado, es un síntoma más de los peligros del juego perverso de las desigualdades sociales.

Grafiti en Bushwick (Lost Albatross, Foter)

Grafiti en Bushwick (Lost Albatross, Foter)

La excusa de esta ruta es el arte callejero, conocer de primera mano qué se cuece en el street art de Bushwick, uno de los barrios de Brooklyn más complejos y diversos culturalmente, al mismo tiempo que, claro, uno de los más empobrecidos de la ciudad de Nueva York. Una zona que, no se hace esperar, sucumbirá poco a poco a las fuerzas inexorables de la gentrificación. Porque algunos (no todos) de estos Free Tours By Foot, en el fondo, no implican a sus participantes en la integración con las gentes del barrio, no fomentan el entendimiento de sus circunstancias, sino que se quedan en la carcasa, en la pintada en la pared y en la foto al diferente que deambula por su hábitat, una calle arrinconada en un agujero urbano del que es muy complicado salir socialmente.

Estudios abiertos en Bushwick (All Kinds of New, Foter)

Estudios abiertos en Bushwick (All Kinds of New, Foter)

No se trata de un mero paseo guiado por las calles de un barrio, con paradas frente a los monumentos principales y explicaciones de anécdotas, sino de un auténtico safari urbano. Al menos, eso es lo que parece y lo que cada vez más gente está denunciando. Y, claro, en todo safari o en todo zoo, se necesitan seres vivos a los que observar. Visitantes que no se atreverían a internarse en este y otros barrios similares si no fuera por la seguridad que proporciona el grupo, escoltado por un guía de raza blanca, claro. Aunque hay que reconocer que también se advierte de que la ruta está organizada por grafiteros locales.

Calles desiertas en el barrio de Bushwick (bigredpenguin, Foter)

Calles desiertas en el barrio de Bushwick (bigredpenguin, Foter)

El debate se extiende al cuestionar si esta práctica revierte al menos en la comunidad local. La respuesta es clara: no.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter