Buen apetito: comer en un crucero

18 julio, 2013 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Buen apetito: comer en un crucero

Viajar a bordo de un crucero es sinónimo de pasarlo bien. No falta nada a bordo de estos palacios flotantes para que la experiencia sea completa: y eso incluye, desde luego, la gastronomía.

Restaurante Il Girasole MSC Armonia @MSC

Lo mejor de un crucero probablemente sea que cada día amaneces en un lugar diferente y que no tienes que arrastrar tu maleta de un lugar a otro. Nunca sabrás qué paisaje te vas a encontrar desde la cubierta, estás viajando a bordo de un resort flotante en el que no falta de nada: casinos, piscinas, gimnasios, teatros, discoteca, bares y… restaurantes.

Y es que lo mejores chefs también suben a bordo. Los cruceros son una oportunidad única para degustar alta gastronomía internacional, y descubrir nuevas especialidades y manjares de los diferentes países que recorremos. Una verdadera ruta gastronómica que puedes disfrutar cada día sin tener que moverte y de la que disfrutar en inmensos buffets y restaurantes temáticos y, entre medias, lo que se nos pueda ocurrir: brasseries, pizzerías, parrillas… Instalaciones que mueven cifras espectaculares: se calcula que, de media, la tercera parte de la tripulación de un crucero está formada por jefes de cocina, camareros y cocineros. Por ejemplo, uno de los cruceros más conocidos de cuantos surcan el Mediterráneo, el Costa Luminosa, con una capacidad para 3.760 personas (entre pasajeros y tripulantes), dispone de cuatro cocinas, 150 cocineros que trabajan sin usar fuego y tres mil platos por hora en horario de comida. Cada semana, se consumen en ese barco más de doce toneladas de fruta fresca, se esterilizan cada día más de cuarenta mil cubiertos…

Estas son algunas cifras (¡mareantes!) de consumo medio de un crucero como ese:

-2,000 kilogramos de pastas

-4,500 kilogramos de harina

-12,000 kilogramos de frutas

-8,500 kilogramos de verduras

-5,350 kilogramos de carnes

-6,000 litros de leche

-2,000 litros de aceite

-2,000 kilogramos de pescado

-1,600 kilogramos de queso

-1,800 kilogramos de arroz

-1,500 litros de zumos

-600 kilogramos de azúcar

-800 kilogramos de mantequilla

-300 kilogramos de zanahorias

-1,700 kilogramos de salami

-3,000 kilogramos a patatas

-10,000 litros de refrescos

-13,000 litros de agua

Cada compañía crucerista tiene sus propias particularidades pero, generalmente, y dependiendo del tipo de crucero contratado, se puede cuando se quiera y la cantidad que se quiera. Eso quiere decir que, normalmente, además de las comidas normales de cada día (desayuno, almuerzo, merienda, cena), hay buffets abiertos las 24 horas en las que tomar algo rápido y que son ideales para recuperar fuerzas al regresar de una excursión o cuando se viaja con niños. La oferta gastronómica está pensada para todos los tipos de viajeros, y se elaboran diferentes tipos atendiendo a esas necesidades tan variadas: desde los típicos menús infantiles a menús vegetarianos y bajos en calorías, pasando por menús concebidos para aquellos con intolerancias alimenticias: al gluten, al huevo, a la carne… ¡Buen apetito!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter