Camí des Cavalls, Menorca

28 agosto, 2013 - Redacción

Camí des Cavalls, Menorca
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Camí des Cavalls, Menorca

La eco ruta más bella España descubre todos los encantos de Menorca. Más de ciento ochenta kilómetros de puro paraíso mediterráneo.

De todas las cosas que pueden hacerse en la maravillosa Menorca, hay una de ellas que es la mejor manera de descubrirla al completo: andar el Camí des Cavalls. Calas secretas de aguas cristalinas, la tranquilidad y el glamour de los destinos más exclusivos, una gastronomía que satisface el paladar más gourmet, naturaleza en estado puro…: ese paraíso se llama Menorca. La más oriental de las islas Baleares es también uno de los secretos mejor guardados del Mediterráneo, una colección de estímulos viajeros que recordaréis por siempre: el milagro turquesa que son las espectaculares Macaralleta, Cala Turqueta o Cala Galdana, la historia que se encierra en las calles señoriales de Ciutadella y de Maó y en los monumentos megalíticos que salpican la isla… Pero la mejor manera de descubrir en primera persona la imponente riqueza natural de una isla que es Reserva de la Biosfera es seguir el Camí des cavalls, una ruta por el litoral menorquín cuyo origen se remonta al siglo XVII y que se usó siempre para circundar la isla en labores defensivas.

MENORCA DESTINOS EL VIAJERO FISGON

Los orígenes del Camí aún no se han podido definir, pero todo indica que, aunque las primeras pruebas escritas que hablan de él son de finales del siglo XVII, ya existía en el siglo XIV. El camino tenía como objetivo permitir una buena vigilancia de la costa comunicando las baterías, atalayas y otras fortificaciones. El nombre le viene de los ingleses a caballo que lo recorrían en los años de la dominación británica. Sus 183 kilómetros no dejan apenas un solo escenario de la isla por recorrer, ya sea a pie, en bicicleta o incluso en caballo -que es como se recorría en su origen. Desde construcciones militares como faros, trincheras o fortificaciones, tanto de los tiempos de la dominación inglesa en el siglo XVIII como del siglo pasado, cuando el litoral menorquín estaba protegido debido a su carácter de punto más oriental de España, pasando por barrancos, humedales, campos de labranza, calas, de los ocho municipios menorquines (Mahón, Villacarlos, San Luis, Mercadal, Alayor, Es Migjorn Gran, Ferreries y Ciutadella). La ruta atraviesa lugares de alto interés natural y paisajístico: el Parque Natural de la Albufera des Grau -el núcleo de la Reserva de la Biosfera que es la isla entera-, la Illa d’en Colom, el Cap de Favàritx, el humedal de Port d’Addaia, la playa de S’arenal d’en Castell, los barrancos del sur de la isla… Sin ir más lejos, entre Cala Galdana y Sant Tomás se encuentran los barrancos más espectaculares de la isla; y en el barranco de Binigaus están las cuevas más importantes de la isla, como La Catedral.

MENORCA DESTINOS EL VIAJERO FISGON2

La ruta -homologada como GR 223- está perfectamente señalizada durante todo el trayecto con estacas y paneles informativos, para sacar el máximo rendimiento al esfuerzo. Hay veinte etapas: por ejemplo, la primera de ellas es la que va de Maó a es Grau, desde el final del puerto de Mahón al pueblito de Sa Mesquida, con su torre de defensa construida por los ingleses en el siglo XVIII. Circunda toda la isla y está perfectamente señalizado con estacas, pero también se mete en propiedades privadas, así que es muy importante respetar las indicaciones que informan en los paneles que encontramos durante el recorrido. ¡Disfruta del camino!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter