Chichicastenango: el cementerio más colorido del mundo

23 noviembre, 2017 - Miguel Á. Palomo

Cementerio maya de Chichicastenango, Guatemala (Phototravelography, Foter)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

No es extraño asistir a ejemplos que indican que en el continente americano a veces la muerte se vive de una manera diferente. El cementerio de Chichicastenango es uno de esos ejemplos. A todo color. En el altiplano de Guatemala, la pequeña villa de Chichicastenango -Chichi, en su versión más coloquial y cariñosa- parece sumida en una explosión constante de vivos colores. El desbordante mercado de frutas y verduras, las máscaras indígenas, las ropas de la gente… El pueblo está pigmentado de rojos, naranjas, azules, verdes y amarillos intensos. El pueblo y el cementerio. Allí la muerte esboza una sonrisa festiva.

Chichicastenango (jabbusch, Foter)

Chichicastenango (jabbusch, Foter)

En lo alto de Chichicastenango, frente al rústico hotel Mayan Inn, el Cementerio General no se parece a ningún otro. Lejos de ser un lugar sombrío y siniestro, un triste recinto de lloros y desolación, un espacio gris y pétreo, el camposanto es un homenaje a los antepasados al más puro estilo maya. Vibrantes colores contrastan unos con otros en lápidas y panteones. A las madres se las recuerda en turquesa; a los padres, en blanco; a los abuelos, en amarillo; a los niños y niñas, en celestes y rosas. El estatus social también marca el cromatismo de su descanso eterno.

Chichicastenango, Guatemala (Phototravelography, Foter)

Chichicastenango, Guatemala (Phototravelography, Foter)

La alegría expresada por las flores y estas tumbas pintadas sin complejos encuentra además otra expresión folclórica más en el cementerio de la población quiché. En el homenaje a los muertos intervienen el fuego, el aguardiente y el incienso, elementos purificadores utilizados en pequeños altares por el chamanismo. Por si fuera poco, la celebración de Todos los Santos es una cita obligada en la que dar rienda suelta a la música percusiva por todo el pueblo. Niños de Chichicastenango se encargan de acicalar las tumbas para que la pintura esté en perfecto estado de revista.

Cementerio de Chichicastenango (David Dennis, Flickr)

Cementerio de Chichicastenango (David Dennis, Flickr)

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter