Cómo aprovechar el tiempo de una escala

14 julio, 2015 - Jorge Aznal

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Cómo aprovechar el tiempo de una escala

Si un viaje en avión, por muy corto que pueda ser, implica esperas y requiere paciencia, hacer un vuelo largo con escalas pone a prueba los nervios de cualquiera. En El Viajero Fisgón no podemos reducir el tiempo de tu espera, pero sí ayudar a que se te pase más rápido con alguna de estas actividades para matar el tiempo en un viaje con escalas…

1. Tomar algo

Si tu escala coincide con la hora de la comida, mejor que mejor porque el reloj te parecerá que corre más rápido. Si no, siempre puedes tomar un café o un refresco y picar algo mientras esperas el momento en que puedas subir al avión.

bar

2. Tirar de smartphone

El teléfono móvil es un buen compañero de viaje… siempre que no te frían a llamadas de trabajo, claro. Los smartphones, además de facilitarte la comunicación con los demás, ofrecen múltiples posibilidades de entretenimiento con aplicaciones y juegos de todo tipo. Se acabó eso de llevarte un juego de mesa de viaje para el camino…

movil

3. Trabajar

Este uso de las escalas “mola” menos que el resto, pero a veces es necesario. Además de para estirar las piernas y recargar energías tomando algo, una escala también sirve para trabajar con el portátil y recargar otras energías como la batería de tu ordenador, tu tablet, tu libro electrónico o tu teléfono móvil.

wifi

4. Leer

La excusa de no leer por falta de tiempo no tiene validez en un viaje en avión y mucho menos si el trayecto tiene alguna escala. Elige un buen libro y deja que tu imaginación vuele antes de que el avión lo haga por ti.

lectura

5. Ver una película o una serie

Hay que ser sinceros. El tiempo que muchas veces le robamos a la lectura se lo dedicamos a la televisión. Si hay que entretenerse hasta volver a coger un vuelo, ¿por qué no hacerlo con una película o con los episodios que aún no hemos visto de la serie a la que estamos enganchados?

ipad

6. Empollarse la guía de destino

Hay veces en las que, por falta de tiempo, no hemos podido preparar nuestro viaje como nos habría gustado. Los tiempos de espera y los propios vuelos son momentos y lugares idóneos estudiar a fondo la guía de nuestro destino y navegar por la web de El Viajero Fisgón.

espera

7. Comprar (o mirar)

La fórmula “duty free+ mucho tiempo libre” puede ser peligrosa para tu economía. Vigila tu presupuesto y compra sólo lo que realmente te merezca la pena. Y si optas por no comprar nada, dar una vuelta por los pasillos del duty free te habrá servido al menos para despejarte y para que el reloj haya corrido otro poco.

duty-free

8. Dar una vuelta por la ciudad (si puedes y tienes tiempo)

La duración de una escala es variable: igual puede ser de 50 minutos que de 20 horas. Si el tiempo que debemos esperar se parece más a lo segundo que a lo primero, lo mejor es dar una vuelta por la ciudad donde has hecho escala. Para ello, debes tener en cuenta que no en todos los países te dejarán salir del aeropuerto y que debes volver de nuevo al aeropuerto con al menos 2 horas de antelación.

mapa

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter