Cómo visitar La Alhambra

21 febrero, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Cómo visitar La Alhambra

La Alhambra de Granada es uno de los monumentos más famosos de España y el más visitado. Averigua todo lo que necesitas saber para disfrutar de ella.

Nada que se diga sobre la belleza de La Alhambra hará justicia al que es el monumento más visitado de España y, desde luego, uno de esos lugares que merecen, por sí solo, un viaje. La imponente Alhambra es algo más que el palacio y fortaleza de la dinastía nazarí que gobernaba el reino de Granada: es una auténtica ciudadela amurallada dentro de la ciudad de Granada. Aposentos reales, fortalezas, jardines, pabellones, cuarteles… Todo ello, encerrado por una impresionante muralla y de una belleza tal y tan bien inmersa en el paisaje que la rodea que la hace un lugar imprescindible, inolvidable… y que hay que visitar con la precaución de que, si no lo preparamos con antelación, podemos esperar horas a poder entrar o, aún peor, no poder visitarla.

560x210px_ALHAMBRA_ Fabio Alessandro Locati

La entrada al recinto amurallado se efectua por la Puerta de la Justicia (siglo XIV) que tiene, desde su lado exterior, dos arcos. En el interior hay, también en la parte superior, una llave (que aparece en otras puertas) que representa el poder que Alá dio a Mahoma para abrir y cerrar las puertas del Cielo. Una vez dentro se encuentra la Puerta del Vino, al lado de la taquilla. Dicen que aquí se depositaba el vino para los vecinos de la Alhambra en el siglo XVI (de ahí el nombre). Una vez con la entrada en la mano, cruzando la Puerta del Vino, se llega a una explanada (la Plaza del Aljibe) que conduce a la Alcazaba. En el subsuelo de esta explanada hay dos depósitos de agua (aljibes) de 1494 que actualmente están tapados. La Alcazaba es la parte puramente militar del recinto, y las construcciones que se conservan datan del siglo XIII. Lo primero que se encuentra al entrar es el Barrio Castrense o Plaza de Armas. A la izquierda está el Jardín de los Adarves (siglo XVII). Más allá está la Torre de la Pólvora y luego la Torre de la Vela o de la Campana. Si se sigue rodeando la Alcazaba en el sentido de las agujas de un reloj se llega a la Puerta de las Armas (puerta principal durante el periodo árabe).

El conjunto de los Palacios Nazaríes lo forman el Mexuar o Meshwar; el Palacio de Comares, el Palacio de los Leones y las construcciones cristianas posteriores. El Mexuar era el lugar donde se trataban los asuntos relativos a la administración de justicia. Al lado derecho queda el Palacio de Carlos V y a la izquierda la Torre de Comares, la más alta de la Alhambra (45 metros). Antes de entrar en la torre se pasará por la Sala de la Barca. El Patio de los Leones supone el centro de la zona reservada a la vida familiar. Al entrar, uno queda impresionado por el bosque de columnas (124) que, abiertas como palmeras, rodean el patio. Todo en este patio tiene su simbología: dicen que representa el Paraíso, bañado como éste por cuatro ríos, mientras que los doce leones situados en el centro representan los doce signos del zodíaco. En el centro del patio está la archifamosa fuente con sus leones de piedra. La Sala de los Abencerrajes queda a la derecha, según se entra en el patio.

Los jardines del Generalife se encuentran en una colina (Cerro del Sol) colindante con la de la Alhambra, y eran la villa de recreo de los reyes nazaríes. Su parte más antigua data del siglo XIII, en 1319 se añadió la Torre-Mirador sobre el Darro. En el siglo XIX se realizó el mirador alto, que sirve de paso a la Silla del Moro (castillo de Santa Elena). Lo más espectacular de estos jardines es el agua y sus continuos juegos con la luz, el sonido y las plantas. Y el agua es la protagonista de nuevo en el Patio de la Acequia, con un canal central lleno de surtidores flanqueado por setos de arrayanes, cipreses, naranjos…

560x210px_Generalife_3_ Antonio Cantero

Hay multitud de páginas web donde se pueden adquirir entradas para La Alhambra: una buena opción es reservar a través de la web oficial del monumento, http://www.alhambra-patronato.es. Pero si preferimos hacerlo una vez en destino, y sobre todo si se trata de puentes, fines de semana o verano, hay que hacerlo a muy primera hora, para asegurarse el poder visitarla.

Existen varios tipos de entradas que nos permiten conocer el Conjunto Monumental de la Alhambra y el Generalife. La visita general diurna permite el acceso a todos los espacios visitables del Monumento: Alcazaba, Palacios Nazaríes, Generalife, Palacio de Carlos V y Baño de la Mezquita y, también, los Jardines. Los horarios: del 15 de marzo al 14 de octubre, los siete días de la semana, la taquilla está abierta de 08:00 a 19:00 h, y la visita se puede realizar con el billete de mañana (de 08:30 a 14:00 h.) y el billete de tarde (de 14:00 a 20:00 h). El resto del año -del 15 de octubre al 14 de marzo-, la taquilla abre toda la semana de 8:00 a 17:00 h y los horarios de visita también cambian: billete de mañana (de 08:30 a 14:00 h.) y billete de tarde (de 14:00 a 18:00 h). No hay que  olvidar que el acceso a los Palacios Nazaríes debe realizarse en el horario indicado en el billete.

Y si visitar la Alhambra es un espectáculo, hacerlo de noche, con el monumento iluminado por maravillosos juegos de luces, lo es más aún. Existen dos tipos de visita nocturna, la visita nocturna a palacios y la visita nocturna a jardines. Estas dos visitas son independientes entre sí e incompatibles, ya que se realizan en el mismo horario. La visita a los Palacios Nazaríes parte del Atrio de la Alhambra, lugar donde se pueden adquirir las entradas y recibir información sobre la visita, y continúa por un paseo que discurre paralelo a la muralla, desde el que se puede contemplar el exterior de las Torres del Agua, de Baltasar de la Cruz, de los Siete Suelos, del Capitán, de la Bruja, de las Cabezas, y llega al Palacio de Carlos V (espacio visitable) a través de la Puerta de la Justicia o de la Puerta de los Carros. Esta visita prosigue por los Palacios Nazaríes, de los que se visitan el patio de Machuca, el de los Arrayanes, la Sala de la Barca, el Salón del Trono, el Mirador de la Reja, las Habitaciones del Emperador, el Patio de los Leones, el Patio de los Arrayanes… Un lugar sacado de un sueño que tenemos que conocer sin falta.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter