Conoce las características más curiosas de los Amish

24 septiembre, 2015 - Carolina Cañada

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Conoce las características más curiosas de los Amish

Los Amish son los miembros de esas comunidades que viven al margen del resto de la sociedad americana o la canadiense principalmente y que tanta curiosidad genera en todo el mundo. Y no es de extrañar porque conservan costumbres muy muy antiguas, cosa que llama la atención viviendo en países tan avanzados.

Anciano amish rehusa mostrar su rostro en la fotografía. Doug Brown, Flickr.

Anciano amish rehusa mostrar su rostro en la fotografía. Doug Brown, Flickr.

Son cristianos anabaptistas y uno de los rasgos físicos más característicos de los Amish es su barba, pero lo que la mayoría no sabe es que jamás usan bigote porque les recuerda a los militares. Son pacifistas, así que será muy difícil encontrar alguno que se lo haya dejado crecer y continúe viviendo entre ellos. La barba no se la dejan crecer hasta que contraen matrimonio y es signo de respetabilidad.

No suelen relacionarse con personas de fuera de su iglesia,  pero los adolescentes viven a partir de los 16 años una experiencia llamada Rumspringa, que consiste en pasar una temporada lejos de sus familias. En ese periodo conocen otros entornos y después deciden si vuelven a la comunidad para ser bautizados y vivir ya según las normas establecidas. Algunos no vuelven y eso significa casi siempre dejar de tener contacto con sus padres y hermanos. La mayoría regresa.

Kate Stoltz, joven amish convertida hoy en modelo profesional. (Foto: lifeandstylemag.com)

Kate Stoltz, joven amish convertida hoy en modelo profesional. (Foto: lifeandstylemag.com)

Su iglesia prohibe retratarse y son increíblemente herméticos pero ya se han realizado documentales donde se dejaban grabar y hasta se ha emitido algún reality show sobre la vida de algunos de sus miembros dentro y fuera de su comunidad. Una de las participantes se ha convertido en modelo profesional, cosa que sorprende aún más, teniendo en cuenta la educación que reciben y la costumbre de vestir ropas muy cubrientes.

Se les conoce a nivel mundial sobre todo por haber aparecido en diversas películas americanas y muchos piensan que sólo viven allí. Sin embargo, estas comunidades, que se originaron en Austria allá por el siglo XVII, se asentaron también en lugares como México y algunas zonas de Sudamérica.

No se rigen por las leyes y normas de conducta propias del país en el que viven. Ellos actúan a partir del Ordnung, un código basado en la biblia, que puede variar en función de cada comunidad. Incluso tienen tribunales internos para juzgar a los miembros que hayan cometido delitos. La violación de sus normas puede representar la expulsión, pero también contemplan el arrepentimiento, así que un expulsado puede volver a ser aceptado si pide perdón y los ancianos consideran que puede ser readmitido.

Familia amish. (Flickr)

Familia amish. (Flickr)

Aunque parezca extraño debido a su carácter cerrado, en ocasiones aceptan entre ellos a personas que provienen del exterior. Eso sí, además de ser evaluados de forma exhaustiva, una vez aceptados deberán regir su vida por el Ordnung. La endogamia de este pueblo favorece la proliferación de enfermedades genéticas por lo que el índice de mortalidad de los neonatos es muy alto.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter