10 consejos para sobrevivir en un festival de música

22 mayo, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
10 consejos para sobrevivir en un festival de música

Eres todo un veterano, te has curtido en mil batallas festivaleras pero ya no estás para estos trotes mientras no tengas un recetario fiable con el que salir ileso, poder contarlo y, además, repetir durante todo el verano. Da igual que sea el FIB que el Sónar, el Primavera Sound que el Sonorama o el Resurrection Fest. No digamos ya si te atreves con el Glastonbury y otros escenarios guiris. Porque la exigencia es mucha y tienes una reputación. Lo hacemos por ti, cíñete a estos consejos sabios y nos lo agradecerás. Sabemos de lo que hablamos.

1. Anticípate y vencerás

Está claro, no esperes al último momento y podrás salvar tu economía estival y de festival. En invierno ya tienes que tener planificado tu calendario, compra sus entradas y ahorrarás. Es decir, vencerás.

Anticípate / Foto: Joe Lanman

2. Discrimina, no todo vale

Puede que te de igual tres días de pop que tres días de heavy metal o de electro porque te gusta la fiesta más que a Pocholo, pero amig@, hay que elegir. Hay que tener criterio. Ser abusón se paga llegando al final de verano con la lengua y los bolsillos fuera.

Discrimina / Foto: Mrmanc

3. Organización

Más de lo mismo. Tu planilla de horarios es más exhaustiva que la de un ministro pero no se puede ver todo, tienes que ahorrar energías. Sí, lo has intentado muchas veces y ya te conoces los mejores atajos del festival para volar desde el escenario A a la carpa B, pero te necesitamos fresco para dar lo mejor de ti mismo. En vez de escuchar media canción de un cantautor, quince minutos de un cabeza de cartel y dar tres saltos y medio a ritmo de dj, escoge conciertos enteros, por favor. No se puede estar siempre a la carrera. Or-ga-ni-za-ción.

Organización / Foto: GlowJangles

4. Buenos alimentos

No hay que descuidar la alimentación. Y es que la comida en los festivales ya no es lo que era. Desde que en el Sonisphere, lleno de bandas heavys, se empezaron a despachar hamburguesas de tofu, el menú festivalero cambió para siempre. Además, la tendencia del street food facilita que repongas fuerzas con buenos perritos calientes, buenos tallarines, buenos crepes, buenos sándwiches, buenos vinos y buenas cervezas artesanas. Aunque un bocadillo de panceta siempre debería ser una opción. La grasa y el colesterol en un festival son más que un clásico. Entre medias, barritas energéticas, sin peligro de que te las incauten en el control de seguridad.

Buenos alimentos / Fotos: ornello_pics

5. Hidratarse o morir

Ya no eres un chaval y no procesas el calor ni el alcohol como antes. El mejor remedio es, además de echarte crema solar antes de salir, beber agua como un poseso, más que un pastillero en el ACTV de la Valencia makinera de los primeros años noventa.

Hidratarse o morir / Foto: Eva Rinaldi Celebrity and Live Music Photographer

6. Los extras y el dopaje

Bueno, podemos recomendarte pasearte por la web de la OMS, pero ya eres mayorcito. Por otro lado, si quieres enterarte de algo en los conciertos, ya sabes: la mejor dronga en la música. Qué bonito…

Extras y dopaje / Foto: Vark1

7. Vestuario: España no es Coachella

Ten este mantra bien clarito. De acuerdo, para pasearte por tu festi favorito no te vale cualquier trapito y te obsesiona tanto tu look porque quieres ser cazado por los fotógrafos del streetstyle. Pero, demonios, olvida los tacones y las chanclas en tu armario. Aquí sobrevive el más cómodo, no el más cool. Vale, sabemos que no nos vas a hacer ni caso.

Vestuario

8. ¡¿Mande?!

Reconócelo, los decibelios ya te empiezan a hacer mella. Un concierto tras otro, un festival tras otro, y tú cada vez más sorderas. No es ninguna tontería hacerte con unos buenos tapones para que tus tímpanos no sufran. Dejarás atrás ese infernal pitido con el que te acuestas tras la dura jornada.

Decibelios

9. Kit de emergencia

Hay cosas que nunca deben faltar en la intendencia de todo buen festivalero: linterna, tiritas anti-ampollas, chubasquero, papel higiénico, gel de manos… Aunque lo mejor es arrimarse a un colega que lleve todo esto y tú así ir ligero de equipaje.

Kit de emergencia / Foto: Libertinus

10. Descansar

Jajajaja. ¿Qué? ¿Qué es eso? En fin, hay que intentarlo. Si estas de acampada, no utilices la tienda para prolongar la fiesta más de lo necesario. Duerme. O no.

Descansar / Foto: Cáry mlhy

*Foto cabecera: Eva Rinaldi Celebrity and Live Music Photographer

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter