Descubre Huatulco y sus nueve bahías

12 marzo, 2019 - Jonathan Niclós

Descubre Huatulco y sus nueve bahías (istock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Guía de los 100 restaurantes imprescindibles de Madrid
Descarga tu guía GRATIS

La costa del Pacífico mexicana esconde un tesoro natural que había pasado desapercibido hasta finales de los años 80. Se trata de Huatulco y sus nueve bahías, un espacio en el Estado de Oaxaca que ha conseguido alcanzar un difícil objetivo: desarrollar un turismo sostenible y huir de la sobreexplotación.

El entorno natural de Huatulco es único y sorprendente. Las nueve habías son completamente distintas entre sí, y han desarrollado una tipología de negocio propia. De esta manera, el visitante tiene donde escoger: desde zonas turísticas con todos los servicios, hasta parajes casi vírgenes con una mínima presencia de comercios.

Bahías de Huatulco

Huatulco es el primer espacio de México que cuenta con el Certificado Internacional EarthCheck como Comunidad Turística Sostenible. Eso fue en 2005, pero en 2011 llegó otro reconocimiento: el EarthCheck Gold por su belleza natural.

Las 9 bahías de Huatulco son un espectáculo de fauna, vegetación y fondos cristalinos. Albergan 36 playas, buena parte de ellas solo accesibles por mar.  Las dos bahías más desarrolladas desde el punto de vista turístico y donde se concentra el mayor número de hoteles en Huatulco son Santa Cruz y Tangolunda. Son zonas con playas de arena blanca y aguas tranquilas, perfectas para el turismo familiar. Además, poseen una completa oferta de servicios, como restaurantes, comercios y locales de ocio.

Los que prefieran destinos más tranquilos pueden reservar su hotel en Huatulco en otras bahías, como Chahué, Conejos y Maguey el Órgano. Allí se han levantado también desarrollos inmobiliarios de calidad, dirigidos a los clientes más exigentes. La Bahía de Chahué, en especial la playa Esperanza, es muy apreciada por los amantes del surf debido al fuerte oleaje. En Maguey se concentra la mejor oferta gastronómica de la zona y a su lado está Playa Órgano, un espacio prácticamente virgen que vale la pena visitar.

Las bahías más espectaculares desde el punto de vista paisajístico son Cacaluta, Chachacual, Riscalillo y San Agustín. A las tres últimas solo se accede por mar y son un paraíso de vegetación y fauna autóctonas. En San Agustín existe además una gran concentración de coral. Todas son zonas aptas para el buceo.

Tradiciones en Oaxaca

El Estado de Oaxaca, al que pertenecen las bahías de Huatulco, es el quinto más grande México y tiene una topografía muy particular que lo mantiene semiaislado del territorio. Eso ha favorecido el mantenimiento de la cultura autóctona, con tradiciones milenarias como la Fiesta de la Guelaguetza, la noche de rábanos, el Día de la Samaritana  o el peculiar certamen de belleza de los Viernes del Llano.

En Oaxaca se pueden escuchar lenguas indígenas, se lucen vestimentas coloridas hechas a mano y es tierra con una enorme riqueza gastronómica. Los productos típicos de la zona son el chocolate, el café y el mezcal, una bebida creada con la destilación de agave o manguey. También son famosos los chapulines y el quesillo y, por supuesto, los tradicionales moles. En Oaxaca se elaboran siete distintos; los más conocidos son el negro y el rojo, pero también podemos encontrar las variedades amarillito, coloradito, verde, chichilo y manchamanteles.

0 Comments

Deja tu comentario

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter