Dormir en un faro

27 marzo, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Dormir en un faro

Silencio, paz, vistas espectaculares, el mar que te rodea y todo el tiempo del mundo para no hacer nada. Tentador ¿verdad? Alojarse en un faro es vivir todo esto y disfrutar de una experiencia inolvidable en una original alternativa a los alojamientos tradicionales. 

De momento en España tendremos que esperar para disfrutar de este modo distinto de alojamiento, aunque no demasiado, pues el Ministerio de Fomento ha anunciado que convertirá, por medio de adjudicaciones privadas, algunos faros de las costas españolas en desuso en hoteles boutique de cuatro o cinco estrellas donde primará la exclusividad. De momento, los únicos que nos acercan a vivir esta experiencia son los hoteles O Semáforo (www.osemaforo.com), en Galicia. El primero en el municipio gallego de Fisterra, en la costa da Morte, se encuentra junto a su antiguo faro reconstruido y ofrece a los visitantes la posibilidad de contemplar desde su propia habitación el fin del mundo que decían ver los antiguos marineros. Y el segundo, en una antigua base de la Marina ubicado muy cerca del Cabo de Estaca de Bares, a 210 metros sobre el nivel del mar, y desde donde se pueden realizar todo tipo de actividades realizadas con la naturaleza.

Nuestros vecinos lo tienen más fácil: en Francia hay 36 alojamientos de este tipo. El faro de Kerbel (www.pharedekerbel.com) domina la costa bretona, y desde sus 25 metros de altura ofrece una panorámica de 360º que es sencillamente insuperable. Otro ejemplo, muy cerca de la encantadora ciudad marítima de Honfleur, es el faro de Fatouville Grestain (www.pharedefatouville.fr) desde cuyas cinco coquetas habitaciones, a 32 metros de altura, se puede admirar el estuario y el Puente de Normandía.

A tan sólo dos horas de Londres, entre Newport y Cardiff, se puede disfrutar de la deliciosa experiencia de dormir en el faro de West Usk, (www.westusklighthouse.co.uk) construído en 1821 y reconvertido en un confortable y acogedor Bed & Breakfast,  ofrece un alojamiento único con vistas el estuario de Severn y Usk y el canal de Bristol. La experiencia se multiplica, ya que en la azotea hay una bañera de hidromasaje a disposición de los clientes…

560px_Faro West Usk_Ben Salter

En un escenario salvaje y vírgen rodeado de playas paradisíacas de arena fina y blanca, se encuentra el único establecimiento de este tipo en toda Italia, el faro de Spartivento (www.farocapospartivento.com), en la isla de Cerdeña, que ha sido convertido en un exclusivo alojamiento hotelero de cinco estrellas donde saborear todo el Mediterráneo mientras se descansa en su piscina con vistas al acantilado, o se cena en el exterior de la noche iluminada por el haz de luz del faro giratorio.

27-03-2014 15-32-04

Repartidos por la costa adriática, hay más de 50 faros adaptados a la oferta turística y que se pueden alquilar por semanas, lo que convierte a Croacia (http://croatia.hr/es-ES/Buscador-de-alojamiento/Los-faros) en uno de los destinos preferidos para los amantes de este tipo de alojamiento, y a un precio más que razonable. Construidos sobre islas y cabos, son parte del Patrimonio de la Humanidad y están clasificados como monumentos históricos. El faro de Sv. Ivan na Pucini construido en 1853, está situado en el islote más lejano frente a la encantadora ciudad de Rovinj, y es un destino realmente atractivo para todos los amantes de la soledad -el lugar sólo es accesible en barco-, pero también de la pesca y el buceo, gracias a la flora y la fauna acuática que la rodea. En 1833 se construyo el faro de la isla de Porer, desde donde se pueden recorrer en barca las pequeñas islas deshabitadas que la rodean y contemplar las puestas de sol más bellas del Adriático. ¡Buen viaje!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter