El buen vino y nuestro país, un maridaje perfecto

6 julio, 2018 - Silvia Fernández López

El vino y nuestro país hacen un maridaje perfecto (iStock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?
El buen vino y nuestro país, un maridaje perfecto
DESCÁRGATE YA Guía definitiva de los 20 pueblos más bonitos de España

Ahora que sea acerca el verano, ¿no te has planteado hacer un viaje diferente con tus amigos, a una cata de vinos o a una bodega, para salir de la misma rutina de vacaciones?

El vino te acompaña en cada uno de tus momentos más especiales (iStock)

El vino te acompaña en cada uno de tus momentos más especiales (iStock)

Quizá ya te has convencido que el vino te acompaña en cada uno de tus momentos especiales. Pero, ¿sabes cómo llega hasta tu mesa o al restaurante donde lo consumes? Pues prepara otro plan, uno que no te habías planteado: visitar una bodega en verano.

Elige día, reúne a familia y amigos y ve a disfrutar del nacimiento, preparación y conservación de tu vino favorito. ¡No puedes perderte cómo huele allí! Por eso en El Viajero Fisgón te vamos a decir 3 motivos por los que visitar una bodega es un gran plan para este verano.

1.PORQUE NOS GUSTAN LAS CATAS

Uno de los grandes atrayentes de esta experiencia es la cata en la bodega que visitas. No imaginas lo que cambia la sensación, la textura, el aroma… Nada que ver a cuando simplemente estás comiendo en casa. Además, hay diferentes tipos de cata: puedes probar ejemplares de diferentes cosechas, denominaciones de origen y algunos, incluso, sorpresa, sin tener información previa.

También pueden sorprenderte las mezclas que, a veces, se producen en una bodega. ¿Has probado el vino con chocolate? En algunas catas hay combinaciones aún más inesperadas, y podrás también variar tu copa; utiliza una jarra o un tarro porque cambia el sabor. ¿Y si lo tomas directamente de las barricadas?

2.PORQUE NOS ENCANTAN LAS TRADICIONES

San Valentín, la escapada del año, un fin de semana diferente… Todo vale si acabas visitando una bodega y enamorándote del placer de uno de los oficios y tradiciones más antiguos y asentados de España.

El primer paso para elaborar un buen vino es tener buena materia prima: las uvas que provienen del viñedo cercano donde han estado cuidadas y cultivadas al sol. En el momento exacto las recogen y comienza el proceso de elaboración: primero con la vinificación, es decir, el prensado de la uva para sacar su jugo. Ahora lo hacen máquinas especializadas y muy eficaces, pero, ¿sabías que antiguamente se prensaban pisándolas con los propios pies?

Después, pasamos a la fase de fermentación, que no se produce igual en los vinos blancos o tintos. Cada estilo tiene su peculiar manera de madurar. Cuando este proceso también se ha completado, llega la clarificación, el último y necesario paso antes de embotellar.

Afortunadamente, en España tenemos las mejores bodegas de vino y somos, por tradición y calidad, los exportadores por excelencia de esta demandada bebida. Hay muchas opciones en nuestro país para visitar y disfrutar de una experiencia única.

¿Sabes que hay viñedo en todas las comunidades autónomas de España? Elige la tuya propia o lo alejada que quieras ¡y habrá viñedo y bodegas para organizar tu viaje!

Puedes probar en rutas del vino y empezar a planificar.

Hay tantos motivos para celebrar con vino que no sabríamos por cuál empezar (iStock)

Hay tantos motivos para celebrar con vino que no sabríamos por cuál empezar (iStock)

3.PORQUE NOS APASIONAN LOS LUGARES CON ENCANTO

El Enoturismo se ha convertido en una de las estrellas del turismo gastronómico. La combinación del vino con buena comida es ya un clásico de nuestro país. Una cena especial no lo es tanto sin una buena botella, y las vinotecas acaban a rebosar cada fin de semana, repletas de familias y amigos que disfrutan de la vida acompañados de una copa.

Y también en las bodegas encontrarás una experiencia gastronómica acorde con el nivel del vino que te dan a probar. Combinar las dos facetas es una de las experiencias más enriquecedoras para los amantes del buen comer en nuestro país. Revisa los planes y actividades propuestas en cada bodega, elige la que más se adapte a tus gustos y cuando lo tengas decidido, ¡solo te queda disfrutar!

El vino con una buena tapa es la mejor combinación que hay (iStock)

El vino con una buena tapa es la mejor combinación que hay (iStock)

Llegados a este punto ya no debes tener ninguna duda para visitar una bodega y re-enamorarte del buen vino a través de una experiencia sensorial y gastronómica que no te dejará indiferente.

0 Comments

Deja tu comentario

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter