Fados en Lisboa

7 agosto, 2013 - Redacción

Fados en Lisboa
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Fados en Lisboa

A veces, los tópicos son acertados, buenos, disfrutables. Como el de no despegar Lisboa de su canto, el Fado. Te descubrimos una ruta fadista para que te enamores del más sentido de los cantos.

lisboa4

El Fado es saudade, es humo en un bar, es pena y nostalgia de amor y de desarraigo; pero también, y sobre todo, es el canto que define mejor que ningún otro a Portugal, su máxima expresión musical. El fado es, además, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO desde noviembre de 2011: tanta belleza y sentimiento pertenece a todos. El fado tiene como característica fundamental el cantar con tristeza y con sentimientos de dolor pasados y presentes, pero también puede contar una historia divertida con ironía, y nació de la nostalgia, de la saudade que dominaba a los emigrantes portugueses que dejaban el país rumbo a una nueva vida en Brasil, en África, y que no sabían si volverían alguna vez a su patria: como decía Pessoa, “El fado no es alegre ni triste. El fado es la fatiga del alma fuerte, el mirar de desprecio de Portugal al Dios en que creyó y que también le abandonó”. Hoy el fado es conocido en el mundo entero, pero su capital es Lisboa, donde se encuentran las “casas de fado”, desperdigadas por los barrios de Alfama, Mouraria, Bairro Alto y Madragoa.

vestido 2

La casa de fado más antigua es Adega Mesquita (Rua do Diário de Notícias, 107), un lugar donde se respira fado y, también, toros: otra pasión muy portuguesa. El Café Luso (Travessa da Queimada, 10) famoso desde los años Treinta del siglo pasado, ocupa las antiguas cocheras y bodegas del Palacio de San Roque, uno de los edificios que resistió al terremoto de 1755. Otros lugares míticos del mapa de fado del Bairro Alto son Fado Nó Nó (Rúa do Norte, 47-49) y el Arcadas do Faia (Rúa da Barroca, 54-56). En Alcántara, hay que ir al restaurante Timpanas (Rua Gilberto Rola, 22), un típico patio lisboeta; y en Alfama, el barrio lisboeta de más sabor, no pueden faltar la Taverna d’el-Rei (Largo Chafariz de Dentro, 14), el económico Dragao de Alfama (Rua Guilherme Braga, 8) y el A Parreirinha de Alfama (Beco do Spirito Santo, 1).

13a.tif

El fado cuenta con su propio museo, el Museo del Fado (Largo do Chafariz de Dentro, nº1. Abierto de miércoles a domingo de 10h a 18h. Entradas: 5€), uno de los más importantes y reconocidos de Lisboa, por su dedicación y homenaje a la canción típica lisboeta y por su contribución al conocimiento de su historia y raíces. En septiembre de 1998 abrió sus puertas al público y rápidamente se consagró como un referente cultural de especial importancia en la ciudad. El complejo posee colecciones formadas por hasta 14.000 piezas, en su mayoría instrumentos musicales del universo del fado (guitarras portuguesas, violas de fado), fotografías, discos, partituras, periódicos, vestuarios y complementos para la actuación. Sus exposiciones permanentes introducen a todo el que las visita en la historia de esta corriente musical y en sus ambientes (tabernas, salones de la aristocracia, radio, cine, televisión, grandes y estrechas calles y casas de fado); por su parte, las exposiciones temporales se dedican a temáticas relacionadas con la vida y obra de protagonistas del fado en determinadas etapas históricas. El Museo del Fado, además, imparte cursos cuyo objetivo es preservar y divulgar esta tradición y formar y promocionar a jóvenes intérpretes. Ahora que eres un experto en el género, ¿nos vamos de fados por Lisboa?

Vídeo de Amália Rodrigues, Estranha forma de vida

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter