Fans de Souvenirs: ¿Qué traerte de tus viajes?

24 junio, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Fans de Souvenirs: ¿Qué traerte de tus viajes?

Reconócelo: tú también caes en las tentación de traer souvenirs de tus viajes. Kitschs, artísticos, gastronómicos… Te sugerimos algunos que no pueden faltar en tu pasaporte viajero. ¡Haz sitio en tu maleta!

De Bélgica: Chocolate

560px_Chocolate belga_visitflanders_(c)Pieter Heremans

Viajar a Bruselas y no comprar chocolate es prácticamente imposible. No intentes siquiera resistirte a la tentación de llevarte de vuelta a casa al menos una caja metida en la maleta. Porque el chocolate belga, reconocido internacionalmente, sabe a cacao puro, y es que además de estar fabricado con los mejores ingredientes no utilizan grasa vegetal en su elaboración. La prueba es que se fabrican cada año más de 172.000 toneladas en unas 2.130 chocolaterías repartidas por todo el país. Godiva, Mary, Pierre Marcolini Leonidas, por poner un ejemplo, son un pecado para el paladar. ¡Garantizado!

 

De Mallorca: Ensaimadas

560px_ensaimada-mallorca

Como sucede con tantas cosas, las ensaimadas que has comido en tu vida no tienen nada que ver con las que te esperan en Sa Roqueta (el nombre coloquial con el que los mallorquines se refieren a su isla). Y es que este bollo, elaborado con manteca de cerdo y relleno típico de cabello de ángel, es un auténtico manjar que llena las bodegas de los aviones porque no solo son sus consumidores los propios mallorquines, sino también y sobre todo los millones de viajeros que visitan la isla cada año y la abandonan cargados de las típicas cajas de ensaimadas que se venden incluso en las tiendas del aeropuerto. Pero si quieres probar las mejores pásate por Can Joan de S’Aigo (Carrer de Can Sanç, 10. Palma) y haz tu encargo para llevártelas el día anterior de tu partida. ¡No te arrepentirás!

De Venecia: Máscaras

560px_Mascaras_venecia_ rafelbunyol

Si hay algo que define a Venecia y su carnaval, eso son las máscaras. Fabricadas en la actualidad a partir de moldes de papel maché decorados con joyas, pieles, tejidos y plumas, las hay de distintos tipos, siguiendo los modelos de la Commedia dell’Arte. Las puedes encontrar en los típicos puestos callejeros a buen precio, o en tiendas  especializadas donde las realizan de modo artesanal y que son verdaderas joyas, como en La Bottega dei Mascareri (San Polo 80, Ponte di Rialto), conocida también porque es el taller donde se crearon las máscaras que aparecen en la películas de Stanley Kubrick “Eyes Wide Shut”.

De Jordania: Un tarro de arena.

560px_Jordania_Botellas de arena

Es imposible guardar en un recipiente todo lo vivido durante un viaje a Jordania, pero es posible guardar en un frasquito de cristal un poco de sus célebres arenas de colores, con maravillosos diseños que representan una parte de los paisajes jordanos (camellos, palmeras, el mar, las montañas, el desierto…) y, además, con posibilidad de personalizarlos para que puedas revivir el viaje a través de su artesanía.

De Rusia: Una matryoshka

560px-Russian-Matroshka_no_bg

Las típicas muñecas rusas, cuyo nombre proviene del término femenino matrona, fueron creadas en 1890. Son verdaderas piezas de artesanía talladas en madera y pintadas a mano con el vestido tradicional ruso, aunque en la actualidad puedes encontrar diseños más modernos representando políticos, animales o celebridades, y con una fabricación más industrial, que la convierten en el souvenir por excelencia en toda Rusia. Cada conjunto consta de varias muñecas huecas apiladas una dentro de la otra, en un número variable que puede ir desde cinco hasta el número que se desee, siempre y cuando sea impar, llegando a la más pequeña, que no se abre.

De Brasil: Un par de Havaianas

560px_havaianas_teams-brasil

Conocidas -y calzadas- en prácticamente todo el mundo, no se podían imaginar sus creadores cuando en 1962 fabricaron el primer par de sandalias de goma y tiras de colores, inspiradas en las Zori japonesas, que las chanclas Havaianas se convertirían en  uno de los iconos más representativos de Brasil, junto a la samba y el fútbol, y que llegarían a vender unos 2.200 millones de pares en más de 85 países del mundo. Son las reinas indiscutibles del verano para todos los públicos, y la cantidad de colores y diseños es tan grande que no te podrás resistir a traerte y calzar unas, ya sea las típicas con la bandera brasileña o las más exclusivas en colaboración con reputados diseñadores internacionales. Y, desde luego, sus precios son de lo más irresistible: mucho más baratas que en la zapatería de al lado de casa.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter