FOODIES EN BILBAO

24 enero, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
FOODIES EN BILBAO

¿Te gusta comer? Seguro que sí. Entonces, te está esperando una de las capitales del buen comer: Bilbao.

Lo saben en todos lados: para comer como es debido, pocos lugares mejores en el mundo hay que Bilbao. La capital vasca tiene una de las tradiciones más extensas y amplias en el asunto del buen comer, hasta el punto que ello -y cocinar- son partes indisolubles de su carácter y de su gente. Desde las rutas de txikiteo y pintxos por los bares de las Siete Calles pasando por la alta gastronomía a la que se presta toda la atención en sus restaurantes bendecidos con estrellas Michelín, pasando por toda suerte de competiciones populares de platos, peñas de amigos que se reúnen para cocinar una alubiada o un marmitako, tiendas gourmet… Todo Bilbao es una invitación constante a comer.

Capital del txikiteo y de los pintxos y también de la alta cocina -hay en Vizcaya siete cocineros con estrellas Michelín: Eneko Atxa, del restaurante Azurmendi en Larrabetzu, con tres estrellas, y Josean M. Alija del Nerua, Daniel García del Zortziko, Fernando Canales del Etxanobe, Zuriñe García del Andra Mari, Jabier Gartzia del Boroa y Alvaro Garrido del Mina, todos ellos con una estrella-, incluso los nuevos iconos de la ciudad no se entienden sin la comida. todos ellos cuentan con una oferta gastronómica a la altura de lo que se espera de Bilbao. En el Museo Guggenheim Bilbao, que cuenta con el restaurante Nerua, a cargo del cocinero Josean Alija, chef de Nerua, donde clásicos como la merluza al vapor, el cochinillo o los callos de bacalao son presentados y emplatados como una obra de arte más del museo. El restaurante del Palacio Euskalduna, en la planta superior del museo y desde donde se puede comer o cenar acompañados de una espectacular vista de la ciudad, ofrece cocina de autor, y el del Museo de Bellas Artes es otro de los restaurantes destacables, donde degustar su cocina minimalista y cuidada mientras presencias una de las mejores vistas de Bilbao. Y en el restaurante Mina, con una estrella Michelín (Muelle Marzana, www.restaurantemina.es) es una apuesta segura. Sólo 25 afortunados comensales pueden disfrutar de sus creaciones de cocina de mercado y de autor.

Decidir dónde se hacen los mejores pintxos es simplemente imposible. Cualquier bar, taberna o cafetería, en cualquier barrio, es una apuesta segura, pero los locales de más fama están en el Casco Viejo, en la Plaza Nueva (Víctor Montes es el clásico, y ahora suena mucho Gure Toki, cuyo pintxo de vieira con pastel de espinacas quita el sentido) o en Somera. Hay de todo: desde clásicos atemporales como las rabas de calamar, los chorizos al infierno o decenas de tipos de tortillas a propuestas más sofisticadas y elaboradas, también sin salir de la Plaza Nueva, como las del Sorginzulo o el Zuga…. y la relación sería imposible porque, si reza el antiguo dicho que Bilbao es la capital del mundo, lo es, desde luego, de los pintxos. ¿Algunas sugerencias que no se pueden dejar de recomendar? Ahí van: los sandwiches criollos del Sanwicofee Bilbao (Ramón Rubial 4), el pintxo de yema, crema de hongos y migas de patata con jamón de La Roca (Ercilla, 1), los callos de txipirón del Bitoque de Albia, en Alameda Mazarredo, 6, o el bombón crujiente de Foie con Frambuesas y Escalera de Amapola, del Farketa 56 (Rodríguez Arias, 56). ¿Y para comprar? Hay que ir al Mercado de la Ribera, junto a la ría, o al del Ensanche, en la plaza del mismo nombre. Allí llenan sus despensas muchos de los establecimientos de la ciudad. ¡Buen provecho!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter