Las 10 casas más famosas del mundo

2 marzo, 2015 - Jorge Aznal

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 10 casas más famosas del mundo

El poder, la fama o la tragedia son algunos de los elementos que rodean a estas 10 casas emblemáticas. Muchas de ellas están entre los lugares más visitados de sus respectivas ciudades y alguna fue famosa antes incluso de que existiera. Eso sí, si estás buscando casa, las que vienen a continuación no te van a servir…

1. La Casa Blanca (Washington)

El 1600 de Pennsylvania Avenue es la residencia oficial de los diferentes presidentes que ha tenido Estados Unidos desde John Adams, su primer inquilino (George Washington ordenó la construcción de la Casa Blanca, pero dejó el cargo antes de ocuparla). El honor de colocar la primera piedra de la Casa Presidencial correspondió a un español: Pedro Casanave. Fue el 12 de octubre de 1792, justo 300 años después de que Cristóbal Colón descubriese América.

Casa-Blanca

2. 10 de Downing Street (Londres)

La residencia del primer ministro de Reino Unido es otra de las fachadas que más vemos en televisión. En su origen eran en realidad tres casas que el rey Jorge II dio a Sir Robert Walpole en señal de agradecimiento. El político las aceptó con la condición de que fueran una donación para la oficina del Primer Lord del Tesoro, que es el nombre que figura en el buzón de correo de la propiedad.

Downing-Street-1

3. La Casa Rosada (Buenos Aires)

La sede del poder ejecutivo de Argentina se alza frente a la histórica Plaza de Mayo. El origen del color rosado no está claro: la tradición sostiene que la tonalidad del edificio se debe al deseo del presidente Domingo Faustino Sarmiento de simbolizar en la primera mitad del siglo XIX la fusión de los colores rojo y blanco que representaban a los dos partidos rivales. La versión más práctica es que el color rosado proviene de la mezcla de cal con sangre de buey, utilizada como elemento fijador.

Casa-Rosada

4. Neverland (Santa Bárbara, California)

La colosal propiedad de Michael Jackson, llamada así por el País de Nunca Jamás de ‘Peter Pan’, superaba los 11.000 metros cuadrados y contaba con un parque temático privado y tenía su propio zoológico, además de una lujosa decoración interior con todo tipo de recuerdos del famoso cantante fallecido en 2009.

Neverland

5. Graceland (Memphis)

La casa de Elvis Presley en Memphis es la segunda más visitada de Estados Unidos, sólo por detrás de la Casa Blanca. El Rey del Rock compró la mansión en 1957 a un matrimonio que la había llamado así en honor a su hija Grace.

Graceland

6. Casa Milá (Barcelona)

La Pedrera (Casa Milá) es una famosa construcción modernista de Antonio Gaudí que figura por derecho propio entre los lugares más visitados de Barcelona.

Casa_Mila

7. Casa de Ana Frank (Ámsterdam)

La niña judía escribió su famoso diario en el ático y en el desván del edificio convertido en museo desde 1960. Allí se ocultó junto a su familia y otras personas del horror de la persecución nazi hasta que fueron delatados por unos vecinos.

Ana-Frank

8. Mansión de Downtown Abbey (Hampshire)

El castillo de Highclere es el escenario real de una de las casas más famosas de la ficción televisiva: la mansión de ‘Dowton Abbey’. Si eres fan incondicional de la serie, puedes hacer un tour guiado por sus localizaciones. Lo de casarse allí, como se llegaron a plantear George Clooney y Amal Alamuddin, ya es más complicado…

Downton-Abbey

9. Casas de Cervantes (Alcalá de Henares) y de Shakespeare (Stratford Upon Avon)

Dos gigantes de la literatura universal como Miguel de Cervantes y William Shakespeare no vivieron rodeados de tanto lujo como los inquilinos de la mansión de Dowton Abbey. La riqueza no está en sus respectivas casas natales (en la imagen, el patio de la Casa de Cervantes), sino en la trascendencia de su obra.

Casa-Cervantes-patio-interior

10. 221B de Baker Street (Londres)

Esta dirección es famosa por un inquilino que en realidad sólo habitó en la imaginación de Sir Arthur Conan Doyle: Sherlock Holmes. La calle no tenía tantos números en aquella época y sólo los alcanzó dos años después de la muerte del escritor. Eso no impedía que los lectores enviaran sus cartas a esa dirección, una costumbre que aún hoy sigue viva. Al menos ahora saben que su carta no será devuelta y que llegará al Museo de Sherlock Holmes.

Baker-Street-Fachada

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter