Las 10 rutas senderistas más espectaculares en abril

17 abril, 2015 - David García

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las 10 rutas senderistas más espectaculares en abril

‘Abril, aguas mil’. El refranero español es sabio. Por eso se trata de un mes donde buscar rutas en las que el agua y el deshielo sean los protagonistas. Rutas que si se hacen en verano o en invierno serían totalmente diferentes. Aquí te mostramos 10 ejemplo.

1. Valle del Jerte.

Una de las rutas que se pueden hacer en abril es alguna por el Valle del Jerte, en Cáceres. ¿La razón? Seguro que todos la conocéis: los cerezos están en flor. Desde luego es la época idónea para visitar esta zona del norte de Cáceres con epicentro en el municipio que da nombre a la comarca: Jerte, y que además es el nombre del río que la atraviesa. Las montañas se cubren de un manto blanco parecido a la nieve. Y atención, el espectáculo solo dura 2 o 3 semanas a lo sumo. Cualquier ruta que podáis elegir por allí es fácil. ¡Animaos!

1

2. Monasterio de Piedra.

Se trata de una ruta fácil y agradecida donde el agua también es la protagonista así que la mejor época es cuando más llueva y cuando más agua hay acumulada, precisamente entre marzo y mayo. Allí mismo tienes alojamientos y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía de la zona.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

3. Nacimiento del río Cuervo.

La provincia de Cuenca guarda un tesoro natural con el nacimiento de este río. Pocas veces este fenómeno natural es tan accesible. Esta es una de esas ocasiones. Se trata de una ruta fácil y sencilla, cerca del municipio de Tragacete. Sauces, tilos, acebos, bojes, arces y avellanos decoran el camino además de pequeñas cuevas.

3

4. Nacimiento del río Mundo.

También en Castilla La Mancha, en Albacete esta vez, cerca del municipio de Riopar, está otro nacimiento de río y otra maravilla de nuestra naturaleza. Un detalle: ir en fin de semana puede ser un tormento por la cantidad de coches que se congregan. La distancia de la ruta es muy corta (no más de 4 kms. ida y vuelta) pero es muy difícil por la peligrosidad de la misma. No es apta para gente con vértigo y la cota máxima es de 1.300 metros. En una mañana se puede hacer tranquilamente.

4

5. Deshielo del río Lanjarón en Sierra Nevada.

Una ruta no apta para principiantes ya que se realiza a tres mil metros de altitud, en el llamado Cerro del Caballo desde Nigüelas. El deshielo del río Lanjarón, poco conocido, es uno de los lugares más bonitos de Sierra Nevada y abril es una época perfecta. El deshielo implica además agua en sus todas sus formas: ríos, arroyos, cascadas e incluso lagunas. Y además, acequias con agua recogida del propio río Lanjarón y el río Dúrcal.

5

6. Bosque y cascada de las Pisas.

El Bosque de las Pisas se sitúa entre los norteños valles de Valdeporres y Valdebezana, en Burgos, en los municipios de San Cibrián y Villabáscones. Lo mejor de esta ruta, jalonada en todo momento por frondosos hayedos, arroyos y magníficas vistas, es la cascada que solo se puede contemplar en época de deshielo o en época de lluvias, así que este mes es ideal. Sencillo recorrido con pocos desniveles y por caminos marcados. Quien haya visto fotos de la Cascada de las Pisas puede sufrir una profunda desilusión ya que ésta está seca salvo en épocas realmente lluviosas por eso abril, insistimos, puede ser una buena opción. En la imagen, parte de esa ruta.

6

7. El Camino Schmidt (Madrid).

Esta ruta es una de las más conocidas de la sierra madrileña. Abril puede ser un buen mes para acercarse ya que no hace tanto frío y aún podemos disfrutar de algo de nieve o si no, de parajes llenos de agua y vida. Este camino sale desde las mismas pistas de esquí de Navacerrada hasta el puerto de la Fuenfría y atravesando la antigua calzada romana entre pinares y atravesando también dos puentes romanos el de Enmedio y el del Descalzo, para terminar después en Cercedilla.

7

8. Lagos de Colomers (Valle de Arán).

En esta ruta del ilerdense Valle de Arán aún os encontraréis mucha nieve en abril pero no el frío de invierno así que es un equilibrio ideal. Además, podrás dejar el coche muy cerca del Refugio de Colomers, pasando Salardú, algo que a partir de junio no se puede. Hay dos opciones de rutas circulares, una más corta de unas 3-4 horas, y una más larga de unas 6-7 horas. Elijas la que elijas, la parada obligatoria es en el Lago de Colomers, primero de los lagos que recorre la ruta, donde nos encontramos un refugio. Otro de ellos es el llamado Estanque Helado, para el que tendrás que subir un poco pero merece la pena. Hay quien dice que este paraje es el más bonito de los Pirineos.

8

9. Sa Travessa (Mallorca).

Esta ruta de la sierra de Tramuntana no es para principiantes: ¡tiene 30 kilómetros! Así que por eso es recomendable hacerla en abril, cuando el calor balear no aprieta aún. Se trata de recorrer la distancia entre los municipios de Andratx y Esporles y fácilmente puedes tardar 9 o 10 horas. No es una ruta circular, tenlo en cuenta. En la imagen, el torrente de Coanegra.

9

10. Río Borosa (Jaén).

Esta ruta es un homenaje al río Borosa. Es lo que le da sentido y a través de él descubriremos parajes inimaginables en la Sierra de Cazorla. A través del río nos dejaremos llevar por sus rápidos, sus rocas y cuevas en las que se encaja el cauce y la exuberante vegetación de sus riberas. Tiene 17 kilómetros y está indicada para todos los públicos. La parte final es una antigua mina junto a la que nace el río. Los expertos recomiendan hacerla en días de lluvia.

10

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter