Las 12 ciudades más infravaloradas de España

Catedral de Teruel, Aragón (Flickr)
Catedral de Teruel, Aragón (Flickr)
1. Teruel Es la reina de las ciudades infravaloradas de España. Tanto es así que hasta una frase se encarga de recordárnoslo: “Teruel existe”. El mausoleo de sus famosos amantes, El Torico y monumentos mudéjares como la Iglesia de Santa María, la Catedral y las torres de las iglesias de San Pedro, San Martín y del Salvador merecen que la ciudad tenga más reconocimiento del que habitualmente recibe.
Feria de Albacete (Flickr)
Feria de Albacete (Flickr)
2. Albacete Otra de las ciudades discriminadas de nuestro país que es incluso objeto de burla en ocasiones con expresiones desagradables. Castilla La Mancha tiene una personalidad única y la ciudad de Albacete no es una excepción. Una visita, por ejemplo, a la Catedral de San Juan Bautista, el Pasaje de Lodares y el Monasterio de la Encarnación, junto con un tranquilo paseo por el Parque Abelardo Sánchez, sirven para acabar con las malas lenguas.
Puente sobre el río en Soria (Flickr)
Puente sobre el río en Soria (Flickr)
3. Soria ¿Asociamos Soria con el reconocimiento que merece? Puede que no y que pensemos más en sus frías temperaturas y en sus pueblos poco habitados que en los múltiples puntos de interés de una ciudad llena de atractivo, como sus murallas, su castillo, el Museo Numantino y su amplia representación de iglesias, monasterios y conventos.
Vista de la Catedral de Logroño (Flickr)
Vista de la Catedral de Logroño (Flickr)
4. Logroño Logroño es uno de esos ejemplos de ciudades que muchas veces son absorbidas por el encanto de la región. La Rioja es una colección de bellos paisajes, pero su capital guarda en su interior numerosos tesoros que merecen ser descubiertos. Déjate caer por la calle Portales y lo comprobarás antes de ir de tapas por la calle Laurel.
Palacio del infantado en Guadalajara (Flickr)
Palacio del infantado en Guadalajara (Flickr)
5. Guadalajara Como en el caso de Soria o Teruel, asociamos Guadalajara con frío. Y eso es verdad. Pero también lo es que no nos dejará fríos visitar el Alcázar Real, el Ayuntamiento, la Iglesia concatedral de Santa María de la Fuente o el Palacio Antonio de Mendoza y Antiguo Convento de la Piedad.
Catedral de Santa María en Huesca (Flickr)
Catedral de Santa María en Huesca (Flickr)
6. Huesca También cometemos un error si pensamos que no vale la pena detenerse en una ciudad por el mero hecho de ser pequeña. Huesca cuenta entre su patrimonio con construcciones medievales, renacentistas, barrocas, modernistas y contemporáneas que acaban con cualquier prejuicio.
Puerta de Palma en Badajoz (Flickr)
Puerta de Palma en Badajoz (Flickr)
7. Badajoz Extremadura acumula un sinfín de lugares especiales. Y Badajoz, aunque haya gente que se lo niegue, es uno de ellos. La Plaza de España, la Plaza Alta, la Alcazaba, la Catedral y la Giralda de Badajoz son sólo algunos ejemplos.
Vista de Jaén desde el Cerro Catalina (Flickr)
Vista de Jaén desde el Cerro Catalina (Flickr)
8. Jaén Cuando pensamos en Andalucía la mente se nos suele ir a provincias bañadas por el mar o a otras ciudades del interior que, indudablemente, son lugares privilegiados. Pero Jaén también lo es. Aunque suele salir malparada en odiosas comparaciones, Jaén acumula argumentos más que de sobra para atraer nuestra atención, como su castillo, la Catedral, la Basílica de San Ildefonso, el barrio de Santa Cruz o la Alameda de los Capuchinos.
Vista de La Alcazaba en Almería (Flickr)
Vista de La Alcazaba en Almería (Flickr)
9. Almería ¿De verdad queremos ir sólo a las playas de Almería y no pasear por su ciudad? Eso sería un error porque nos perderíamos su Alcazaba, el Cable Inglés, sus Murallas Reales, las cuevas de la Chanca, la Catedral o la Iglesia de San Juan Evangelista.
Monte Hacho, Ceuta (Flickr)
Monte Hacho, Ceuta (Flickr)
10. Ceuta El puerto de Ceuta es un paso importante al Estrecho, pero Ceuta no es sólo un lugar de paso. Y así lo demuestran, por ejemplo, la Catedral, los baños árabes, las Murallas Reales o las Murallas Merínidas. Su crisol de culturas, la vida de sus calles y el encanto de sus barrios reclaman más atención de la que a menudo se le presta.
Melilla de noche (Flickr)
Melilla de noche (Flickr)
11. Melilla En la ciudad amurallada hay espacio para lo antiguo y lo moderno y, en general, para todo tipo de manifestaciones. En Melilla conviven iglesias, mezquitas y sinagogas que atraen el interés de sus visitantes, al igual que sus expresiones artísticas modernistas.
Catedral de San Antolín den Palencia (Flickr)
Catedral de San Antolín den Palencia (Flickr)
12. Palencia La capital de la provincia por excelencia del arte románico es uno de esos lugares que no apuntamos en nuestra lista de destinos deseados. Y si es así, nos equivocamos por completo porque nos perderíamos sus zonas verdes, su Palacio de la Diputación, la Catedral de San Antolín y un largo etcétera… ¡Ya estás tardando en añadir Palencia y todas estas ciudades a tu lista de destinos!