Las 7 historias más terribles sobre las brujas en la Inquisición

27 octubre, 2017 - Emilio Leighton

historias de la brujas de la inquisición (Istock)
¿Te ha gustado nuestro articulo?

La Inquisición nació en el sur de Francia, en Languedoc, para exterminar la herejía de los ascestas cátaros. A partir de ahí las historias de las brujas de la inquisición surcaron toda Europa. Mas de setenta mil personas, 80% mujeres, fueron asesinadas por la Santa Inquisición de la Iglesia Católica entre el siglo XVI y XVIII, por practicar ritos satánicos. Las sentencias se basaron en el rumor, la sospecha o por venganza.

La ciudad de Arras, Paso de Calais, sufrió las primeras acciones de la Inquisición en 1459. La represión se fraguó contra un ermitaño, acusado de realizar brujería al tratar personas enfermas. Este hecho provocó una serie de confesiones en cadena, ayudadas por la tortura, que terminó con doce brujas ejecutadas. El episodio fue conocido como ‘Vauderie de Arra’, en referencia a los valdenses, una corriente herética surgida en los siglos XII y XIII.

Paso de calais francia

ayuntamiento Paso de Calais (Istock)

La Inquisición española, con sede en Calahorra, La Rioja, se movía principalmente por la montaña de Navarra. Una de las historias de las brujas de la inquisición más conocidas ocurrió en Ochagavía en 1539. La mayoría de las acusadas eran de edad avanzada, pobres y marginadas, a las que se les atribuyeron los delitos de apostasía y utilización de maleficios. La sabiduría ancestral que poseían las mujeres navarras para curar enfermedades era mal visto por la sociedad rural y se les perseguía.

chimeneas villa Ochagavía

villa Ochagavía (Istock)

En las áreas alpinas de Italia también hubo persecuciones en 1630, propiciadas por la tensión entre católicos y protestantes. Especialmente fue conocido el caso de la brujas de Triora en la zona de Liguria. En este antiguo pueblo fronterizo con Francia se generó un proceso en el que se acusó a un gran número de mujeres de brujería. Todas murieron en la cárcel a causa del trato sufrido en las mazmorras.

turismo por Liguria

pueblo antiguo de Triora en Liguria (Istock)

Siglo después se desató unas de las persecuciones más infames de la Inquisición española, conocidas como las brujas de Zugarramurdi. La represión llegó en el otoño de 1609 a partir de las declaraciones de la joven María de Ximildegui que denunció aquelarres en la zona. Treinta personas fueron sentenciadas en el auto de fe de Logroño al año siguiente. En los meses siguientes más de mil habitantes en la zona del Baztán fueron perseguidas y torturadas. En total siete brujas fueron quemadas en la hoguera.

ruta de las brujería en Navarra

cuevas Zugarramurdi Navarra (Istock)

Otra de las historias de las brujas de la Inquisición en Europa es la de North Berwick en 1590. Setenta personas, la mayoría mujeres, fueron acusadas de crear una tormenta mientras Jacobo VI de Escocia y Ana de Dinamarca, viajaba desde Edimburgo a Oslo. Todas terminaron quemadas en la hoguera. Muchas confesaran ser brujas bajo duras torturas como el aplastamiento de las piernas o arrancarle las uñas con tenazas.

Escocia y sus tierra altas

castillo Tantallon en North Berwick (Istock)

Los juicios de las brujas de Pendle acaecidos en 1612 forman parte de los procesos más famosos en la historia de Inglaterra. Doce mujeres de Pendle Hill en Lancashire, cerca de Burnley, fueron declaradas culpables del asesinato de diez personas y ejecutadas en la horca. Sólo una fue declarada inocente. Muchas de ellas se ganaban la vida con la curación, mendicidad y extorsión.

Turismo por Reino Unido

colina de Pendle en Lancashire (Istock)

La última persona en ser juzgada y ejecutada por brujería en Escocia se llamaba Janet Horne. Ella y su hija terminaron encarceladas en Dornoch, en Sutherland, en 1772. Janet fue acusada por sus vecinos de usar a su hija como un caballo volador para servir a Satanás. La mujer recibió la condena más horrible: ser quemada con alquitrán.

ruta Brujas de Dornoch

catedral de Dornoch (Istock)

Los métodos de tortura que revelan las historias de las brujas de la inquisición eran brutales. Por ejemplo, se utilizaba el potro para estirar lentamente pies y brazos hasta que todas sus articulaciones se dislocaban. A las torturados además se les obligaba a beber cubetas llenas de agua y el estómago explotaba. La garrucha también se solía utilizar. Colgaban a un acusado de la manos con un peso y luego lo dejaban caer sin tocar al suelo. Otros métodos era la cuna de judas, la araña de hierro y la rueda.

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter