Las discotecas más impresionantes del mundo

3 septiembre, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Las discotecas más impresionantes del mundo

La escena clubber no descansa. Ahora que se inaugura la temporada de verano, las mejores discotecas del planeta viven la noche más intensamente que nunca. Son gigantes del entretenimiento, la música electrónica y el desfile de tendencias. Son templos consagrados al hedonismo más lujoso y desenfrenado. Las capitales del mundo requieren de al menos uno de estos megaclubs para demostrar que saben moverse al ritmo de los nuevos tiempos. Nos vamos de ruta dance, house y techno, abrimos las puertas de las mecas más relevantes de la noche.

1. Space. Ibiza

El Space, a secas, una atracción en sí misma en Playa d’en Bossa a la que se peregrina sin excusas cada verano desde que Pepe Roselló lo inaugurara hace más de 25 años. El club más multipremiado del mundo es una leyenda del after hour y de las fiestas diurnas e interminables al aire libre. Si eres un DJ estrella has pinchado en el Space, y posiblemente también en todas sus franquicias, sea Menorca, Moscú o Nueva York. Embajador perfecto de la marcha ibicenca, junto a Pachá, Privilege –la discoteca más grande del mundo- o DC10. Para maratonianos de la fiesta.

Space Ibiza

2. Fabric. Londres

Otra de las capitales de la cultura clubber tiene en esta macrodiscoteca, abierta desde el año 1999, uno de los grandes referentes mundiales. La reconversión de un antiguo matadero le da ese toque underground y fabril tan característico, con unos interiores en los que perderse de sala en sala. Una de ellas es su mayor puntazo, una pista de baile que vibra bajo los pies y conocida como bodysonic: unos transductores transmiten desde el suelo las frecuencias bajas y hacen que los esqueletos se muevan por impulsos. Cantera de nuevos talentos, la discoteca es la favorita de Ricardo Villalobos o Jesse Rose.

Fabric / Foto: Nick Ensing

3. AIR. Ámsterdam

Cerca de Rembrandtplein, la noche de esta ciudad ya de por sí animada tiene en esta discoteca una parada obligada gracias a su espíritu libérrimo y su especial sistema de sonido. En constante expansión, cuenta con tres áreas diferenciadas, cinco bares y zona de fumadores pero consigue no agobiar y crear un ambiente íntimo. Dentro de lo posible, claro.

Air

4. Zouk. Singapur

Su nombre significa “fiesta” en lengua criolla. Pues no engaña. Su lema: una persona, una tribu, un baile. Ya veterana, ha sido incluida varias veces por DJ Magazine entre las diez mejores de su Top 100 de discotecas del mundo. Videoarte, terraza, azulejos inspirados en Gaudí, luces LED… A la vanguardia de Asia.

Zouk

5. Hakkasan. Las Vegas

No podía faltar una visita a una ciudad en la que bailar, se baila un rato. Frecuentada por celebrities y socialités, esta dirección es algo más que una simple discoteca al ser reforzada por su apartado gastronómico. En las cabinas VIP, JLo o Jay-Z; en las de DJ, Tiësto, Steve Aoki o Calvin Harris. No se escatima en tono desmesurado, grandilocuencia y exuberancia. Que quede claro que estamos en Las Vegas.

Hakkasan

6. Green Valley. Camboriu, Brasil

La que ha sido nombrada mejor discoteca del mundo en la última edición del ranking de DJ Magazine es una rave masiva de puro tropicalismo clubber. Espectáculo de luces, cañones de CO2, explosiones de confeti, una piscina, un lago, un centro comercial, vegetación, energía desbordante… Y nombres como Bob Sinclair, David Guetta o Fatboy Slim como habituales de sus cabinas. Lujo natural.

Green Valley

7. Watergate. Berlín

Un imprescindible en una de las ciudades imprescindibles para vivir las escenas house y techno europeas. Las cinco plantas de un edificio de oficinas del barrio de Kreuzberg se abren a unas vistas increíbles al río Spree. Su ya célebre sistema de iluminación LED recorre el techo de las pistas de baile. Tiene sello propio: Watergate Records.

Watergate

8. Cavo Paradiso. Mikonos

Quiso Nikos Daktylides hace más de 20 años ofrecer un lugar de recreo que aprovechara toda la belleza natural de la isla. Dicho y hecho, en un acantilado sobre el Egeo, una villa típica de paredes encaladas se ha convertido en un nombre clave en la nueva era clubbing gracias a sus divertidas y mediterráneas fiestas en la piscina, a sus potentes cañones de CO2 y a un intenso calendario veraniego.

Cavo Paradiso

9. Cross Club. Praga

Una rareza fuera de circuito ideada por Frantisek Chmelik cerca del centro de la ciudad para amantes de lo industrial. Pura cultura urbana, un collage de diseño inspirado en el steampunk que está compuesto por todo tipo de materiales reciclados, desde metal a madera o incluso cerámica. Dubstep, hardcore, acid, techno, música en directo y sesiones para todos los gustos. Original. Diferente.

Cross Club

10. Elrow. Barcelona

Bienvenidos a una de las mecas de la última generación clubber, made in familia Arnau, popes de la noche catalana. En Viladecáns, el triunfo de esta discoteca heterodoxa tiene el sello de la frivolidad sin límites, el de no tomarse demasiado en serio a sí misma: animales inflables, flotadores de piscina, anillos de goma, disfraces, reinvención de fiestas populares… La locura, el desfase electrónico, la fiesta del remix.

Elrow

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter