Leyendas urbanas de la gastronomía internacional

14 julio, 2015 - Bárbara Chacón

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Leyendas urbanas de la gastronomía internacional

La gastronomía no escapa a las leyendas urbanas y menos aún, cuando hablamos de la comida internacional. Desde los chinos que no entierran a sus muertos hasta los poderes afrodisíacos de los moluscos… éstas son las principales falacias sobre culinaria.

1. Los chinos se comen sus muertos o a sus gatos
Desde que comenzó la inmigración china en España, ha florecido la leyenda de que este pueblo no posee cementerios en nuestra tierra. Las malas lenguas dan por hecho que los orientales, en lugar de ser repatriados a su país natal, son troceados en megapicadoras industriales y colocados en los platos de los restaurantes chinos en lugar del cerdo agridulce. Obviamente, es sólo una leyenda. Los difuntos chinos suelen ser incinerados y sus restos enviados a su ciudad de origen. Puedes continuar comiendo el pato laqueado o el pollo con almendras sin miedo.

5927187440_5ca9b07f7c_z

2. El Lambrusco es el vino más popular en Italia
Es rotundamente falso. Los antiguos griegos llamaron a Italia Enotria, es decir, tierra del vino. En Italia todavía se cultiva la vid de un extremo a otro de la península. Conocer la gran diversidad de sus vinos es, a la vez, un desafío y un placer para los amantes de los buenos caldos. Italia es el primer productor de vinos del mundo y, además, el que más clases y marcas distintas ofrece. Desde el Valpolicella hasta el Barbera o el Montepulciano: la variedad es infinita y la calidad, muy alta.

5907725283_ec0c32f440_z

3. La pasta a la carbonara lleva nata y parmesano
Errado. La panceta y los huevos son los ingredientes principales. La receta original usaba como grasa el strutto, una manteca de cerdo. Hoy ha sido substituido por la mantequilla o el aceite de oliva, que puede ser aromatizado previamente dorando un diente de ajo aplastado y retirándolo antes de incorporar la panceta. La grasa del tocino debe quedar transparente y fundirse en parte, para que lo magro resulte más crujiente. Otro error: muchas recetas indican que hay que añadir parmesano. En realidad, en la receta original se usa un queso de oveja de al menos ocho meses de curación, el pecorino romano. Y nunca, nunca pongas nata en la carbonara. Es un truco barato que dejará tu plato mucho más pesado.

13726596053_c771866a24_z

4. En los restaurantes japoneses está todo crudo
Si es verdad que una parte de la comida japonesa no pasa por la cocción, como el sushi y el sashimi, es igualmente verdadero que hay una gran variedad de sopas con o sin noodles, como el udon, y de platos fritos, como la tempura o el tonkatsu, una chuleta de cerdo empanada y frita. Sin olvidar el shabushabu, los filetes ultra finos de carne de res o cerdo, que se pasan por agua hirviendo en una cazuela que contiene verduras y pasta fina de soja.

13899644162_47a296b257_z

5. La comida hindú pica mucho
Te sorprendería la cantidad de platos de comida hindú que pican poco o nada. Sí que hay muchos tipos de currys y alguna receta que te hará llorar. Sin embargo, si huyes del Vindaloo, la versión más picante de la riquísima culinaria de la India, podrás degustar manjares deliciosos como el Korma. Es una especialidad a base de curry amarillo muy suave y salsa de yogur o leche de coco, al que se puede añadir nuez moscada o almendra molida. También cabe destacar el Pasanda, aún más suave y ligero del Korma, que usa salsa de yogurt, leche de coco y curry suave, con su típico color amarillo, y anacardos, lo que le otorga un sabor muy característico.

17148452840_73170f5472_z

6. Las ostras son afrodisíacas
Especialidad de la culinaria francesa, la ostra es realmente deliciosa, pero no es afrodisíaca. Se trata de un mito que no es correspondido por demostración científica alguna. Lo que sí esta comprobado es que aporta vitaminas A y D, calcio, magnesio y, en menor medida, yodo, potasio y fósforo. O sea, que además de sabrosa, es muy saludable.

4615593231_ec92c80839_z

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter