Los 10 mejores lugares donde comer torrijas

22 marzo, 2016 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?

Pan, huevo, leche, azúcar: ¡torrijas! La Semana Santa es, para algunos, tiempo de devoción. En realidad, para todos porque no concebimos que alguien no sienta auténtica debilidad por este manjar de temporada, rebanadas de puro placer goloso, pan empapado en gloria bendita. O en vino. O en miel. Una de las recetas más populares y antiguas de España sigue en todo lo alto y tanto pastelerías tradicionales como restaurantes, servidas al postre, producen estos días torrijas sin parar. Por eso merece la pena hacer un ranking de criba para pecar como está mandado. Con las mejores torrijas de España. Además de las de tu madre, claro.

 

 

1. Antigua Pastelería del Pozo, Madrid

Uno de los templos reposteros referentes de la capital. No es el único pues Madrid debe ser la ciudad con más número de torrijas por metro cuadrado. El caso es que esta casa fundada en 1830 curiosamente se aparta de la receta tradicional para marcarse unas torrijas con bizcochos de soletilla empapados en almíbar y leche, y aromatizados con anís. Entre capa y capa, manga pastelera al canto.

Torrijas de bizcocho rellenas de crema. Antigua Pastelería del Pozo, Facebook

Torrijas de bizcocho rellenas de crema. Antigua Pastelería del Pozo, Facebook

 

2. La Mallorquina, Madrid

Clásica dirección para unas torrijas igualmente clásicas que en estas fechas incrementan su producción. En la entrada de la Puerta del Sol, la tienda prepara unas torrijas hermosas y bien cargadas de azúcar. Los golosos más veteranos conocen de sobra su textura y sabor.

Torrija de estilo tradicional. La Mallorquina, Facebook

Torrija de estilo tradicional. La Mallorquina, Facebook

 

3. La Taberna del Sil, Ponferrada

Que el año pasado se hiciera con el primer premio del concurso nacional a la mejor torrija tradicional hace que esta taberna berciana se cuele tranquilamente en la lista. Sus postres caseros son casi más tentadores que sus platos de cuchillo y tenedor. Rebanadas generosas en tamaño acompañadas de un buen vinito.

Torrijas. La Taberna del Sil, Facebook

Torrijas. La Taberna del Sil, Facebook

 

4. Nunos, Madrid

Más torrijas de concurso. Las muy modernas de José Fernández, experto campeón del certamen madrileño de torrijas. Las clásicas están perfectas pero además ofrece un surtido de mini-torrijas de un solo bocado a modo de trampantojos salados que en realidad son tapitas dulces. Aunque parezca morcilla es chocolate. Aunque parezca huevo frito es chocolate blanco, limón y leche. Salpicón de manzana, en conserva, petit suisse… Creativas. Pero deliciosas.

Torrijas de leche. Nunos

Torrijas de leche. Nunos

 

5. La Campana, Sevilla

¡Ya está la primera en La Campana! Con esta exclamación el maestro pastelero de esta venerable casa sevillana da por inaugurada la Semana Santa al sacar del obrador la primera bandeja de torrijas y meterla en mostradores. Desde 1885, estas torrijas de pan de molde, pasadas con agua, vino y sal, fritas y empapadas en jarabe dulce antes de ser enmeladas, son de las más demandadas de la ciudad.

Primera bandeja de torrijas. La Campana

Primera bandeja de torrijas. La Campana

 

6. El Riojano, Madrid

Torrijas de alta alcurnia. Cuando esta pastelería fue fundada en 1865, sus dulces se despachaban a la Casa Real y a la reina María Cristina de Nápoles. Dámaso de la Maza era el pastelero entonces. Hoy, las torrijas de leche o vino presentan un aspecto de revista, a la vieja usanza, con una textura suave y blanda acorde a su perfume de limón y canela.

Torrija. El Riojano, Facebook

Torrija. El Riojano, Facebook

 

7. Casa Eceiza, Tolosa

Para no insistir demasiado con Madrid, conviene reivindicar el buen hacer de este rincón repostero abierto desde el año 1924 a las afueras de Tolosa. Aquí el postre es sagrado. Y el corte de torrija con bola de helado una de las estrellas de su goloso catálogo.

Torrija con helado. Casa Eceiza, Facebook

Torrija con helado. Casa Eceiza, Facebook

 

8. La Duquesita, Madrid

Una de las mejores confiterías-pastelerías de la capital, desde 1914, vive una nueva vida de la mano del enorme maestro Oriol Balaguer. Desgraciadamente, las torrijas que aparecen en la imagen poco tienen que ver en apariencia con las nuevas creaciones presentadas en vaso. Pero el sabor no difiere, es el mismo. Tendréis que descubrirlas vosotros mismos.

Torrijas. La Duquesita, Facebook

Torrijas. La Duquesita, Facebook

 

9. Casa Lac, Zaragoza

Qué gran excusa para visitar uno de los restaurantes más antiguos de España. En el meollo del Tubo, lleva ahí desde 1825. Una institución en la ciudad, con una existencia más que interesante que, en pleno siglo XXI, sigue sublimando el producto y, más allá de los platos de huerta que son su especialidad, se resiste a dejar de encabezar la carta de postres con su torrija de vainilla bourbon con helado de vainilla de Madagascar. La boca agua es poco.

Torrija. Casa Lac, Twitter

Torrija. Casa Lac, Twitter

 

10. Vait, Madrid

Se trata de una curiosidad, una fórmula diferente de consumir torrijas a mansalva. Esta empresa de catering y pastelería creativa prepara unas torrijas a las que acompaña de chupitos alcohólicos. Aparentemente son torrijas tradicionales pero más bien se convierten en cócteles calóricos con tequila, vodka, whiskey o baileys.

Surtido de torrijas. VAIT Pastelerías, Facebook

Surtido de torrijas. VAIT Pastelerías, Facebook

0 Comments

Deja tu comentario

« »
¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter