Los 10 mejores lugares para tomar sidra

27 diciembre, 2015 - Miguel Á. Palomo

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 10 mejores lugares para tomar sidra

Asturias, Patria querida, aunque comparte con otras zonas (incluso allende nuestras fronteras) el arte de producir este caldo alcohólico de manzanas, es el reino (bueno, el Principado) de toda una denominación como Sidra de Asturias. Por algo será… Pero no nos limitamos a la ruta de la sidra por Gijón, que no es pequeña, sino que recorremos el Cantábrico e incluso nos aventuramos por Madrid para dar cuenta de las mejores sidrerías. Escánciense unos culines, pues.

1. El Centenario, Gijón

En la plaza del Ayuntamiento, es una de las sidrerías clásicas que acumulan más bullicio y solera. Parada obligada, incluso del Sidrobus, acompaña el escanciado de viandas fundamentales, desde fabes o bogavante a lapas a la sidra.

El Centenario

2. Couzapín, Madrid

Aquí se escancia la mejor sidra de Madrid. Al menos eso se dictaminó en el I Campeonato Regional de Escanciadores de Sidra de Madrid, cuyo primer puesto recayó en Julio Andrés Rodríguez.

Couzapín

3. Gartziategi, Astigarraga

Todo un referente del entorno donostiarra en los bajos de un viejo caserío del siglo XVI, actualmente produce unos 100.000 litros de sidra al año, con sello Gorenak de manzanas sacadas de su propio manzanal. Además del tirón de la sidra, casi es superada en aplausos por su tortilla, su bacalao y su chuleta a la parrilla, santo grial de todo menú desatado al grito de ¡txotx!

Gartziategi

4. Casa Justo, Gijón

No podía faltar otra leyenda, en este caso justificada por la herencia familiar ahora en su tercera generación que lo mantiene todavía como uno de los chigres imprescindibles de la ciudad. Mientras el escanciador hace su trabajo, hay que ponerse manos a la obra con el pote asturiano, el pixín al horno o a la sidra, los pescados a la roca o los percebes.

Casa Justo

5. La Chalana, Avilés

Con marisquerías también en Gijón, Granda-Siero, Oviedo y Madrid, la de Avilés no se aparta del lucimiento de sus mariscos y pescados de roca del Cantábrico ni del sabor autóctono de la sidra Trabanco, uno de sus llagares más celebres.

La Chalana

6. Villa de Avilés, Madrid

Otra pista buena para saciarse de sidra en la capital, precisamente ahora que el joven escanciador avilesino Diego Celard quedó en segundo lugar en el Campeonato Regional de Madrid. Ojo a sus cubos de tres y cinco botellas de sidra.

Villa de Avilés

7. Oialume Zar, Astigarraga

Camino de Hernani, esta otra sidrería cercana a San Sebastián cuenta con el favor del público por su menú tradicional regado con la sidra de sus ocho kupleas de madera y de acero inoxidable. Ambientazo, para comer de pie o sentado.

Oialume Zar

8. Sobigañu, Gijón

La incluimos por ser la sidrería ganadora de la edición pasada de Gijón de Sidra, cuyo premio a la sidra más prestosa es otorgado por el diario El Comercio. También es un buen sitio para los amantes del cachopo.

Sobigañu

9. Casa Mingo, Madrid

Imposible que no sepas de la decana de los madriles, sidrería abierta desde 1888 en el que fuera Real Sitio a orillas del Manzanares con un primer llagar instalado por los primeros asturianos trabajadores de las obras ferroviarias de la Estación del Norte. Tortilla, empanada, croquetas… El pollo asado más famoso de Madrid y, por supuesto, sidra avilesina embotellada y sidra natural. Más cañí, difícil.

Casa Mingo

10. La Zamorana, Gijón

Los Méndez llevan más de tres décadas dando lustre a la casa donde antes Petra, “La Zamorana”, y su marido fundaran el negocio de comidas y despacho de vino que dio origen al actual negocio, una marisquería santo y seña del mejor producto del Cantábrico. Comilona de postín asegurada.

La Zamorana

*Foto de cabecera: studiof laboratorio audiovisual

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter