Los 5 hayedos más bellos del otoño español

13 octubre, 2014 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 5 hayedos más bellos del otoño español

Si por algo nos gusta el otoño, es porque nos encanta salir al campo y disfrutar de sus colores y su encanto. Los hayedos, en especial, se convierten en lugares mágicos en esta época. ¡Calzado cómodo y cámara de fotos imprescindible!

El Hayedo de Montejo (Madrid)

La sierra norte de Madrid es un destino fijo de las escapadas de fin de semana de los madrileños, y en otoño, muchos ponen destino al Hayedo de Montejo (siempre previa reserva a través de la web www.sierradelrincon.org o, con mucha suerte, en el Centro de Recursos e Información Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón (C/ Real, 64 – Montejo de la Sierra). Dependiendo de la época del año se pueden realizar varios tipos de sendas con distintos grados de dificultad, como la de la Ladera o el Mirador, y cuyo acceso está limitado a 20 personas. La Senda del Río, con una dificultad baja, y accesible para personas en silla de ruedas y carritos de bebé, permite un recorrido lineal al río Jarama y la observación de la mayoría de los ambientes del Hayedo.

El Hayedo de Montejo es una de las mayores atracciones naturales de la Comunidad de Madrid.

El Hayedo de Montejo es una de las mayores atracciones naturales de la Comunidad de Madrid.

Cómo llegar: Desde la A-1, se toma la salida 76 en dirección a Gandullas/Montejo. Se continua por la M-137 hasta el cruce con la M-139, torciendo en dirección a El Cardoso de la Sierra. Al llegar al límite de la Comunidad de Madrid, junto al río Jarama, se encuentra el Centro.

La Selva de Irati (Navarra)

La Selva de Irati, donde se encuentra el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa tras la Selva Negra alemana,es un lugar que a todos nos parece sacado de un cuento. Por eso, no es de extrañar que abunden en torno a este esquinazo del Pirineo Oriental navarro de cerca de 17.000 hectáreas todo tipo de leyendas, urbanas unas y tradicionales otras, como la que nos cuenta que, al caer la noche, se pasea por estas veredas de la mano de brujas y demás criaturas nada menos que el fantasma de doña Juana de Labrit, la madre de Enrique IV, que murió envenenada.

La Selva de Irati es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa tras la Selva Negra alemana.

La Selva de Irati es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa tras la Selva Negra alemana.

Cómo llegar: Hay dos entradas para acceder a la Selva de Irati: Desde Orbaitzeta en el valle de Aezkoa, y desde Ochagavía en el valle de Salazar. Ambas localidades se encuentran situadas a poco más de 1 hora en coche desde Pamplona.

Parque Saja Besaya (Cantabria)

Nos encontramos ante uno de los mejores bosques de Cantabria, refugio de hayas, robles y una valiosa fauna como ciervos, corzos, jabalís, y con suerte algún oso pardo. Es perfecto para hacer excursiones de baja dificultad y travesías de media montaña, ya que cuenta con tres zonas de acampada. Dentro del Parque se encuentra el conjunto histórico-artístico de Bárcena Mayor, una de la mejores representaciones de arquitectura popular montañesa, así que si además de disfrutar de la naturaleza nos alojamos en uno de los alojamientos rurales del pueblo, la escapada nos saldrá redonda.

Parque de Saja-Benasa, Cantabria.

Parque de Saja-Benasa, Cantabria.

Cómo llegar: La N-611, que une las localidades de Torrelavega y Reinosa. Esta ruta nos conducirá a los pueblos de Villasuso, Los Llares y Pujayo, desde donde se llega al sector noroccidental del parque. La segunda vía de acceso, más cómoda, se inicia en la carretera N-634. Al llegar a la altura de la villa de Cabezón de la Sal tomaremos la CA-180, que nos aproxima al pueblo de Ucieda, donde se encuentra la principal zona de acampada del parque.

Tejera Negra (Guadalajara)

Conservado gracias a un excepcional microclima, es uno de los hayedos más al sur de Europa. Integrado en el Parque Natural de la Sierra Norte de Guadalajara, el otoño estalla en una fantástica explosión de colores, por lo que sin duda es uno de los mejores momentos para visitarlo. Se pueden realizar dos rutas circulares a pie perfectamente señalizadas: la Senda de Carretas y la Senda del Robledal, y otra para realizar en bicicleta y que llega al río Zarzas. Cuenta con un centro de interpretación, pero para obtener información de primera mano, ya que los fines de semana el acceso al parking está restringido, se puede llamar al 630 36 79 90.

Hayedo de Tejera Negra, en Guadalajara

Hayedo de Tejera Negra, en Guadalajara

Cómo llegar: Accesos a Cantalojas desde Madrid por la A-1 hasta Km 103, tomar desvío N-110-Riaza y desvío CL-114-Ayllón. Desde Guadalajara por la CM-101 dirección Fontanar-Fuencemillán, CM-1001 Humanes-Cogolludo, CM-1006 Veguillas-Galve de Sorbe, GU-213 Cantalojas. Entrada libre. Necesario reservar plaza de aparcamiento en otoño.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Huesca)

El Pirineo oscense conserva uno de los mejores hayedos-abetales de España, y es que recorrer estas magníficas especies vegetales por la márgenes del rio Arazas y sus famosas cascadas Arripas es un espectáculo en sí mismo. Ni que decir tiene que el valle de Ordesa y el macizo de Monte Perdido regala unas salidas y puestas de sol que dejan mudo a quien las contempla. Para preservar la naturaleza y el entorno del Parque, el acceso diario está limitado a 1800 personas, y no está permitido el acceso en coche en temporadas de máxima afluencia, por lo que hay que utilizar un autobús-lanzadera desde el vecino pueblo de Torla.

El acceso al parque de Ordesa-Valle Perdido está limitado a 1.800 visitantes diarios.

El acceso al parque de Ordesa-Valle Perdido está limitado a 1.800 visitantes diarios.

Cómo llegar: En Huesca, desde Broto dirección Torla al valle de Ordesa. Las carreteras N-260 entre Sabiñánigo – Torla – Broto y la A-138 entre Barbastro-Francia.

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter