Los 6 destinos de los 80 y sus canciones del verano para vivir un revival

14 abril, 2015 - Redacción

Los 6 destinos de los 80 y sus canciones del verano para vivir un revival
¿Te ha gustado nuestro articulo?
Los 6 destinos de los 80 y sus canciones del verano para vivir un revival

¡Y que nadie se sienta ofendido, oiga! Que para gustos los colores, pues algunos de estos destinos que triunfaron en el panorama vacacional ochentero siguen siendo el lugar de veraneo de muchos españolitos y extranjeritos de a pie.

1. Benidorm. “Alli me colé y en tu fiesta me planté, Coca-cola para todos y algo de comer… “. Si la canción de verano de 1982 fue el ‘Me colé en una fiesta’, uno de los destinos de vacaciones que se puso de moda en esa década (y también en los 90) fue Benidorm. Quizá no sea uno de esos lugares en los que plantees veranear ahora, pero lo cierto es que tiene su punto. Si en verano está petado, por algo será. Además, la gran oferta hotelera (para todos los gustos y precios) hace que puedas montártelo de lujo o en plan ‘low cost’.

Benidorm

2. Torremolinos. A ritmo del ‘¡Vamos a la playa, uo oo0 oo0!’, la canción que los italianos del grupo Righeira convirtieron en el tema del verano en 1983, no fueron pocos los que disfrutaron de un veraneo de lo más ochentero en la ciudad malagueña que logró precisamente a finales de esa década su derecho a ser un municipio independiente. A pesar de que ahora algunas personas consideran que es un destino demodé y que su oferta hotelera es algo casposa, lo cierto es que sigue conservando muchos de sus atractivos. ¿Quieres saber más de este destino? Visita nuestra guía qué ver en Torremolinos

Torremolinos

3. Palma de Mallorca. No fue aquello de ‘será maravilloso viajar hasta Mallorca…’ lo que sonó en el verano de 1987, sino la canción machacona de la cantante francesa Desireless, ‘Voyage, voyage’. En aquellos años lo que más obsesionaba a todo aquel que viajase a las Baleares era volver cargado de una pila de ensaimadas que nos llegase, como mínimo por la cintura si la apoyábamos en el suelo. Lo cierto es que eran unas vacaciones de ensueño y eso lo aprendieron pronto los alemanes, pues muchos de ellos no dudaron en fijar allí su segunda, o en algunos caso sus primera, residencia.

Palma de Mallorca

4. Ibiza. Moda, Ibiza, Locomía, marcha, Ibiza, Locomía… Si, lo has adivinado. Una de las canciones del verano de 1989 fue la de ese grupo de jóvenes hiper guapos, hiper repeinados, con hiper hombreras y con hiper abanicos que se hicieron llamar ‘Locomía’. Y desde aquel año esa canción quedó indisolublemente unida a la pitiusa. El verano ochentero en Ibiza debió ser una locura, pero si uno lo piensa bien también puede serlo ahora, pues Ibiza es una de esas islas en las que sientes la necesidad de que los días tengan más de 24 horas y las noches también. Quieres disfrutar de las calitas, pero también de la vida nocturna. ¡Y no quieres prescindir de nada!

View of Cala d'Hort Beach, Ibiza

5. Salou. Sin duda aquellos que veranearon en los 80 en Salou debieron pasarlo en grande escuchando aquella canción que popularizaron ‘The Refrescos’. El ‘Aquí no hay playa’ hacía una clara alusión a Madrid, pero en las ciudades costeras se bailó a rabiar en las discotecas donde muchos de los que sentían a diario la brisa marina no evitaban una cierta sorna al recordar el calorazo que estarían viviendo los que quedaron en la capital. Las vacaciones ochenteras en Salou eran tranquilas, familiares, de largos paseos, sol, playa, siesta y espetos en el chiringuito. Hoy en día, aunque también tiene cabida el plan familiar, lo cierto es que es un destino vacacional que pueden disfrutar más parejas sin hijos y grupos de jóvenes.

Crowded beach with pedal boats

6. Marbella. Siempre ha tenido ese aire entre bohemio, hippy, pijo y multicultural. Durante años fue el centro neurálgico de las mejores fiestas del verano organizadas por jeques árabes, millonarios, aristócratas, jóvenes guapos y de buena familia. Nombres como Gunilla von Bismarck y Luis Ortiz, Alfonso de Hohenlohe, Elena Benarroch, el conde Rudi, el millonario Adnan Kashogui, la familia Borbón-von Hardenberg, la condesa de Romanones, María Callas, Plácido Domingo, Sean Connery o Julio Iglesias resonaban año tras año en los veranos marbellíes. Es difícil elegir una canción para esta ciudad, pero lo cierto es que la Lambada que popularizó Kaoma a finales de los 90 le viene como anillo al dedo. ¿O acaso no es un lugar donde se sigue queriendo aprender a lo que viene llamándose ‘arrimar cebolleta’?

Sign for marbella in village

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter