Navidad en Nuremberg

17 diciembre, 2013 - Redacción

¿Te ha gustado nuestro articulo?
Navidad en Nuremberg

El mercadillo de navidad más famoso del mundo, conciertos en las iglesias, muérdago y vino caliente: en pocos lugares es la Navidad más estupendamente tópica que en la ciudad bávara de Nüremberg.

La Navidad en Nuremberg comienza el 29 de noviembre, cuando se inaugura el Christkindlesmarkt, el Mercadillo de Navidad del Niño Jesús (abierto del 29 de noviembre al 24 de diciembre de 10h a 21h) y que es, probablemente, el mercadillo de navidad más famoso del mundo. El mercadillo se encuentra en la Hauptmarkt, la plaza del Mercado, el centro neurálgico de la ciudad, donde se levanta la Frauenkirche, la catedral de la ciudad, y la Schöner Brunnen, la fuente construida a finales del siglo XIV, protegida por una reja cuya puerta está cerrado por un anillo dorado al que, desde 1587, si se le da tres vueltas, se cumple el deseo pedido (hay otro anillo en la parte opuesta de la fuente: el ritual, aquí, asegura el embarazo). Pero en estas fechas, el protagonismo es de la Navidad y de los centenares de miles de visitantes del mercado. La plaza se llena con una atmósfera medieval y docenas de casetas donde se venden alimentos típicos, adornos de Navidad y regalos como los rauschgoldengel (angelitos dorados), los juguetes de madera y hojalata, la decoración navideña y para el árbol de navidad, las obras artesanales… Y es que los niños son, siempre, quienes mejor lo pasan en estas fiestas, y Nuremberg no es una excepción. Los niños cuentan con un pequeño mercado de Navidad propio con puestos infantiles en la Hans-Sachs-Platz, oficina postal y Papá Noel haciéndose fotos de recuerdo, también hay carruseles, una noria, una locomotora a vapor… En la Sternenhaus (Casa de las Estrellas) se presenta un programa cultural infantil de temática navideña con espectáculos teatrales, marionetas, lectura de cuentos de hadas, ballet, y música clásica.

La experiencia navideña no está completa sin probar las especialidades de la ciudad y de la época. Nuremberg es famosa por sus salchichas. Cuenta la leyenda, que nace en la Edad Media, que las rostbratwürstchen tienen esa forma -son pequeñas y alargadas- para que pudieran introducirse por los ojos de las cerraduras de las mazmorras de la ciudad, y así las familias pudieran alimentar a sus miembros presos… Lo cierto es que son deliciosas. Durante todo el año, se sirven por miles en el restaurante más famoso de la ciudad, el Das Bratwurstglöcklein en el “rincón de los artesanos” de la ciudad; pero en estas fechas, se pueden comer en cualquier lugar, en cualquier puesto callejero, donde sirven los famosos Drei mi Weggla -”tres en un panecillo”-, aunque lo más tradicional es tomarlas de media en media docena en un plato de estaño y acompañadas de chucrut o ensalada de patatas, rábano picante o mostaza y pan negro.

La tradición juguetera de la ciudad y la espiritualidad de las fechas dan como resultado una grandisima concentración de belenes. San Egidio, la iglesia barroca más bella de la ciudad, es el escenario del más famoso, y conocidos artistas muestran gratuitamente sus belenes en la calle Spitalgasse entre el Mercado de Navidad y la Navidad Infantil de Núremberg. Hay conciertos de Adviento y Navidad en las iglesias: música de coros y de órgano, el Oratorio de Navidad y la Misa de la Selva de Baviera (Waldlermesse)… Hay también un mercadillo cuyos puestos son de las veinte ciudades hermanadas con Nuremberg en la plaza del ayuntamiento (Rathausplatz); las artesanías del patio de los artesanos; un desfile de velas hasta el castillo; o los paseos en coches de caballos de correos, y muchas exposiciones relacionadas, como la de la Sala de Honor (Ehrenhalle) del antiguo Ayuntamiento (Altes Rathaus), las del Museo del Juguete (Spielzeugmuseum) y el Museo Germánico Nacional (Germanisches Nationalmuseum), con muestras sobre juguetes. ¡Feliz Navidad en Nuremberg!

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter