8 ciudades para fans de la pizza

16 julio, 2015 - Jordi Pastor

¿Te ha gustado nuestro articulo?
8 ciudades para fans de la pizza

En Italia se creó, y también se perfeccionó, pero no es el único país al que debería viajar un pizzadicto. Deberá atravesar el Canal de La Mancha, cruzar el océano Atlántico e incluso visitar el Sudeste asiático. O Ciudad Real. Algunas de las nueve ciudades que los expertos viajeros de Lonely Planet recomienda visitar a los amantes de tan redonda receta gastronómica, y aquellos también a quienes solo la consideran otro ejemplo más de fastfood,  son verdaderamente sorprendentes. ¿Se animan a conocerlas…?

1. Nápoles (Italia)

Todo empezó aquí, al sur de Italia, donde confluyeron los planos procedentes de Egipto y Grecia con el tomate traído por los españoles. Así nació la pizza primigenia, la que hoy, en Nápoles, se sigue considerando como la verdadera y más auténtica: la pizza Margarita. Y si es la de la pizzería Da Michele (en la foto), mucho más.

Pizza Margarita de Da Michele, en Nápoles. / Foto: Pranav Bhatt

2. Roma (Italia)

De Nápoles hacia el norte para visitar la ciudad donde esta creación culinaria se refinó al máximo. En Roma, la masa se afinó hasta crujir entre los dientes del comensal. En la pizzería da Baffetto suele ser habitual hacer cola, pero es, probablemente, la mejor de la ciudad.

Foto: Viaggiatore Fantasma

3. Florencia (Italia)

Para asegurarse el buen comer en esta ciudad rendida al arte (no crean que éste abunda sentados a la mesa) se puede apostar, tranquilamente, por la pizza. Y en la diminuta pizzería de la Osteria del Caffè Italiano decidirse es más sencillo, solo hay tres tipos: margarita, napolitana y marinara.

Foto: SantiMB

4. Buenos Aires (Argentina)

La pizza llegó a Buenos Aires gracias a la diáspora italiana y echó raíces. El pueblo porteño la adoptó como propia hasta acuñar su propio estilo. Se debe degustar en dos templos pizzeros: El Cuartito, junto al teatro Coliseo, y la pizzería Güerrin (en la foto), ubicada en la Avenida Corrientes.

Pizzería Güerrin, en Buenos Aires. / Foto: wallyg

5. Chicago (Estados Unidos)

A Chicago también llegó la ola emigrante italiana con su receta bajo el brazo. Pero con el tiempo, está ciudad definió su propio estilo pizzero, basado en el uso de mantequilla, un horneado de larga duración y el borde alto, a modo de pastel. La famosa pizzería Uno ideó el concepto y triunfó: hoy está considera como una de las mejores en todo el mundo.

Foto: gtrwndr87

6. Nueva York (Estados Unidos)

Como en todo (o casi todo), la ciudad de Nueva York alcanza siempre la excelencia. También amasando masa y horneando pizza, pues la ciudad cuenta con verdaderas pizzerías gourmet. Se dice que la más antigua es Lombardi’s, casa fundada en 1905, a la que hay que ir con hambre: solo se sirven pizzas enteras, y no son pequeñas, precisamente.

Pizzería Lombardis, la más antigua de Nueva York. / Foto: Nino

7. Londres (Reino Unido)

Caso parecido al de Nueva York, el cosmopolitismo natural de Londres se agradece, especialmente, en lo gatronómico. Y claro, hay diversos locales que bordan el noble arte de elaborar pizza, incluso ya a cargo de chef 100% british. Lo pueden comprobar en Pilgrims, en el Soho, o en la clásica Homeslice, en Covent Garden.

Una pizza en Pilgrims, en Londres. / Foto: Rosapolis

8. Hoi An (Vietnam)

Parece extraño, pero existe un templo pizzero en el Sudentes asiático. Está en Hoi An, una pequeña, encantadora y turística ciudad de Vietnam, donde triunfan las redondas creaciones de Good Morning, una pizzería local. Hay otras ciudades ajenas a la histórica influencia emigrante italiana que han alcanzado renombre internacional entre los pizzadictos. Incluso en ellas se elaboran pizzas ganadoras del Campeonato del Mundo de la especialidad (sí, existe) y solo precisan de conducir unas horas. Visiten Pizza Park Express, en Tomelloso (Ciudad Real), y lo sabrán.

Restaurante en Hoi An (Vietnam). / Foto: Photourist

¿Quieres recibir las mejores ofertas?

Regístrate y recibe nuestra newsletter